Belleza

Protege tus dientes del cloro de la piscina

Durante el verano nuestros dientes se exponen a más riesgos, ya que descuidamos el cepillado y pasamos horas en la piscina, donde el cloro del agua puede afectar al esmalte y salud.

Carme Chaparro. 02/08/2019

El verano daña los dientes, sí. Por cosas lógicas como que tomamos más azúcares –ayyy esos heladitos, ayyy los refrescos- o descuidamos más la rutina diaria del cepillado. Pero también, ¡atención!, por el cloro de las piscinas. Una investigación publicada en la revista médica estadounidense Journal of Dentistry for Children ha revelado que el cloro de las piscinas mancha los dientes y puede llegar a dañar el esmalte dental hasta favorecer la aparición de caries.

Tiene que ver con la reacción química que provoca el agua de la piscina tratada con cloro: su PH es más alto que el de la saliva, así que consigue romper rápidamente las proteínas salivales, favoreciendo que se mezclen con los restos minerales de la boca y que esa mezcla se deposite, como sarro, en los dientes. Sobre todo en los delanteros.

cloro
Debido a que el cloro posee un PH más alto que la saliva, este rompe las proteínas salivales, haciendo que esta sustancia y los restos minerales de la boca se acumulen como sarro en los dientes

Pasar muchas horas diariamente en una piscina puede provocar que el cloro debilite el esmalte de los dientes

Además, el cloro también puede debilitar el esmalte. Sucede en piscinas donde el tratamiento del agua hace descender el PH por debajo de 6. Si la media de erosión dental en la población estadounidense es de un 3 %, ese porcentaje se dispara al 12 %  en el caso de nadadores asiduos y a un 39 % en el caso de los miembros de equipos de competición acuática.

No se asusten, estamos hablando de nadadores profesionales. Pero, según este estudio, permanecer en el agua de una piscina más de seis horas a la semana, de manera sostenida y regular, nos haría entrar en zona de riesgo. Muchos niños pasan varias horas al día en la piscina, pero es sólo durante los meses de verano.

nadador
Los nadadores profesionales están más expuestos a la erosión dental, ya que al pasar unas seis horas al día dentro del agua, la acción nociva del cloro se intensifica

No debes descuidar tu higiene bucodental durante las vacaciones

Aún así, debemos extremar las precauciones y no descuidar –mucho menos en verano- nuestra higiene dental. En los niños, especialmente. Deberíamos acostumbrarnos a llevar un cepillo de dientes siempre en el bolso, o en el coche, o en la mochila, para utilizarlo cada vez que ingerimos algún alimento. Los cepillos manuales requieren de un tiempo de cepillado largo y un cepillo eléctrico es un poco aparatoso. Yo utilizo el Foreo ISSA.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de FOREO (@foreo) el

Sí, es un cepillo de dientes. Está fabricado con silicona y funciona a través de pulsaciones sónicas, 11.000 por minuto. ¿Lo mejor de todo? Pues no sólo que cabe en el bolso y su batería dura seis meses, sino que, al no tener efecto “raspado”, las encías no sufren.  Además, la suavidad y flexibilidad de la silicona consiguen eliminar esa sensación de ligera molestia que tenemos cuando nos cepillamos los dientes. Yo llevo utilizándolo hace un par de meses, y el cambio se nota mucho.

Foreo ISSA. Haz clic para comprar
Con los cepillos ISSA de Foreo podrás mejorar la higiene de tu boca, ya que gracias a la flexibilidad y suavidad de la silicona, conseguirás una limpieza profunda sin dañar tus encías.

Con los cepillos Foreo ISSA y un hilo dental, mantendrás tu boca sana y limpia

¡Ah! Y, por la noche, importantísimo añadir a la rutina del cepillado el uso de seda dental. Es la única manera de asegurarnos que no queda ningún resto de alimentos entre los dientes. Por la noche, además, generamos menos saliva, el auténtico barredor de microbios.

A partir de los dos años, también los niños tienen que cepillarse los dientes dos veces al día. Una buena manera de introducirlos en la rutina es cepillárlos con ellos, frente a un espejo. No hay nada que les guste más que imitar a papá y a mamá.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies