LVMH dispuesta a llevarse la joya de la corona, Tiffany

LVMH confirma los rumores de negociación por la compra de Tiffany, una operación valorada en 14.500 millones de dólares y que tiene como objetivo conquistar el mercado asiático y reforzar la posición del grupo en el continente.

Marcos Mosteiro. 05/11/2019

El gigante de los gigantes del lujo francés ha confirmado, tras haber obviado la noticia, los rumores de compra de Tiffany, la icónica marca que a todos nos hace recordar la película Desayuno con diamantes. Y es que LVMH ansía en un momento clave hacer un desayuno más que especial con los diamantes más valorados del mundo y la globalización de la icónica firma. La operación está valorada en una millonada: 14.500 millones de dólares, lo que equivale a 13.082 millones de euros, a razón de 120 dólares por acción lo cual valora Tiffany en los 14.500 millones de dólares antes mencionados.

Hacerse con una compañía cómo Tiffany tiene sentido para el gigante del lujo LVMH. No es una compra cualquiera a afrontar en estos tiempos de cierta incertidumbre, pero a lo largo de la historia, las grandes operaciones de fusiones, adquisiciones y  compras de compañías deben hacerse cuando surge la oportunidad. Una operación que fortalecerá sin duda alguna a LVMH y su apuesta por robustecer su brazo del sector en alta gama de joyería. Al mismo tiempo, Tiffany saldrá ganando pues pasa a englobar parte de portfolio de grandes marcas icónicas del lujo que posee LVMH, que nos es poca cosa, y convertirse así en una marca más global.

LVMH ha confirmado los rumores que apuntan a una posible negociación de compra sobre  Tiffany, la icónica marca de joyas de ‘Desayuno con diamates’

Conquistar el mercado asiático puede ser la razón que empuja a Bernard Arnault a comprar Tiffany

¿Por qué Bernard Arnault, presidente del gigante de lujo LVMH, quiere hacerse con Tiffany ahora? Una buena razón de peso es la lucha de los tres titanes del lujo, o lo que se considera como la guerra entre las tres familias de grandes ultra ricos. Por una parte, Bernard Arnault (LVMH) compró el pasado año la importante firma de joyería italiana Repossi y la firma hotelera Belmond, que incluía el icónico Orient Express, entre otras grandes firmas.

Por otra parte, otra de las grandes familias de lujo del mundo, Richemont, que lidera Johann Rupert, no quería quedarse rezagado en el sector, comprando la marca Buccellati al grupo inversor chino Gangtai. La tercera familia de ultra ricos del lujo, Kering, dirigida por François Pinault, dueño de marcas como Balenciaga, Gucci o Alexander McQueen, busca con su cualificado equipo de research fortalecer el sector de alta gama de joyería con la compra de marcas acordes a su perfil.

Hay una razón en común de gran valor añadido para los tres grandes grupos y que es unánime a todas: conquistar Asia. Ese es el objeto de deseo de todos los grupos de lujo y fortalecer su sector de alta joyería en Asia y Estados Unidos. La demanda de China continental por el gran lujo es suficiente razón de peso y la marca fetiche Tiffany puede ser bienvenida por los consumidores chinos. No hay que obviar que más del 45 % de las compras del sector del mercado de lujo suceden en China continental.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de LVMH (@lvmh) el

Tiffany, una marca deseada por su buena imagen, reputación y su fortaleza en el mercado

Todo puede cambiar en próximas fechas, ya que los tres grupos líderes del lujo, LVMH, Richemont y Kering no descartarían que presentasen nuevas ofertas alternativas para comprar Tiffanny. El valor de la marca Tiffany se justifica en que es una marca más que fetiche y deseada, con buena imagen y reputación, lo cual genera valor al portfolio de la alta joyería, además, la fortaleza de la marca es incuestionable. La tienda de Tiffany ubicada en la 5ª Avenida de New York es la más visitada del mundo por ser mágica. La compañía líder del lujo mundial, LVMH parte con ventaja por su valor de caja, además el gigante del lujo francés está más que acostumbrado a afrontar este tipo de operaciones en su dilatada historia.

Los tres grupos líderes del mercado del lujo (LVMH, Richemont y Kering) siempre han demostrado gran interés por Tiffany 

Desde 1988 LVMH ha adquirido numerosas marcas de lujo entre las que destacan Givenchy, Loewe o Bulgari

A lo largo de su historia, LVMH ha comprado una gran cantidad de marcas de lujo, con lo cual mantiene un liderazgo holgado en la industria del mercado de lujo. Ya en 1988 adquirió Givenchy; años más tarde, concretamente en 1993, se hizo con Berluti. Ese mismo año compró Kenzo por 80 millones de dólares, equivalentes a 72,1 millones de euros. En 1994, LVMH refuerza el negocio de perfumería y cosmética especializada con la compra de Guerlain. Siguió fortaleciendo este negocio años más tarde, en 1997 con la adquisición clave de Sephora. También en 1996 el gigante del lujo francés LVMH adquirió la firma española Loewe y la francesa Céline por un valor cercano 487 millones de euros. No menos importante fue la compra realizada en 1997 del negocio con sede en Nueva York, Marc Jacobs. Y de esta forma año tras año LVMH se hacía más fuerte y líder del negocio global del lujo.

El grupo LVMH coqueteó con las firmas de joyas y relojería hasta que en 1999 compró Tag Heuer, una operación de calado y por un valor cercano a 739 millones de dólares. Años más tarde, en 2011, otra gran operación se daba lugar con la adquisición de la italiana Bulgari, en esta ocasión LVMH hizo un desembolso superior a 6.010 millones de dólares. Dos años más tarde en 2013 LVMH se hizo con el 80 % de la empresa italiana Loro Piana por una cifra cercana a los 2.000 millones de dólares.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de LVMH (@lvmh) el

La adquisición de Dior fue la apuesta más fuerte de LVMH con 13.100 millones de euros

Hubo muchas operaciones de compra en las que LVMH no informó del precio de adquisición como es el caso de Emilio Pucci, Rossimoda, Fendi, Thomas Pink, Monuuat, DKNY, Nicholas Kirkwood, JW Anderson, y Repossi. La apuesta más fuerte llegaría en el año 2017 con la adquisición de Dior por un valor cercano a 13.100 millones de euros.

Tiffany, a fecha 31 de enero de 2019, posee 321 puntos de venta, seis más que hace un año. De las tiendas, 124 están ubicadas en América, 90 en Asia Pacífico, 55 en Japón, 47 en Europa y  las cinco restantes repartidas por Emiratos Árabes Unidos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Dior Official (@dior) el

Tiffany es una empresa más que consolidada que llegó a facturar en el último ejercicio 3.898 millones de euros

Alessandro Bogliolo, consejero delegado de esta nueva Tiffany relanzó la marca dando brillo a sus diamantes y joyas desde 2017. No hay que olvidar que en 2018 Tiffany, bajo su gestión, disparó su beneficio un 60 % y creció por encima del 6,5 %. De esta forma la icónica Tiffany registró unas ganancias de 514,6 millones de euros, equivalentes a 586,4 millones de dólares en este último ejercicio y llegó a facturar 3.898,7 millones de euros, equivalentes 4.442,1 millones de dólares.

¿Desayunará con diamantes LVMH, Richemont o Kering? En próximos días el desenlace, pero la guerra está más que servida.

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies