Fashion

Normas básicas para combinar bien la camisa y la corbata

Cambiando la camisa y la corbata de tu traje preferido conseguirás un conjunto totalmente distinto y perfecto para acudir a cualquier evento.

Paco Cecilio. 27/11/2019

Si te han invitado a un acto o evento y no tienes tiempo de comprar otro traje, o simplemente te encuentras cómodo con un modelo concreto, no te preocupes. Lo único que necesitas para lucir un look nuevo en cada ocasión es cambiar de camisa y de corbata. Solo alterando estos dos elementos puedes crear conjuntos totalmente distintos, aún llevando el mismo traje.

Pero hay distintas reglas para hacer las cosas bien. Por ejemplo, a la hora de comprar un conjunto, primero debes elegir el traje y después la camisa y los complementos. De hecho, el estampado del traje será el que marque el estilo de la camisa y el diseño de la corbata.

En este sentido, es importante combinar adecuadamente el contraste de colores. Por eso, camisa y corbata nunca deben ser del mismo color. Lo ideal es que el color predominante de la camisa sea el protagonista de la corbata y que los tonos de las prendas siempre vayan de dentro a fuera, de más claro a más oscuro.

Para conseguir el look perfecto para cada ocasión con tu traje favorito lo único que deberás hacer es combinar el color y estampado de las camisas y corbatas

Varias reglas básicas para acertar

  • Si eres atrevido en el vestir, elige diseños diferentes para la camisa y la corbata y conseguirás outfits muy interesantes.
  • Si además logras que los estampados de ambas prendas sean de tamaño similar, tienes casi garantizada una combinación acertada.
  • No debes elegir un cuello de camisa en el que el espacio entre los picos quede sin cubrir por el nudo de la corbata.
  • Tampoco combines nunca una camisa a rayas con una corbata también de rayas. Esto solo será posible si las líneas de ambas prendas son de un tamaño y diseño diferente.
En caso de que elijas una camisa de rayas, la corbata no podrá tener este estampado. Y muy importante, no utilices nunca camisas con cuadros grandes

Minimalismo o demasiado riesgo

  • Lo más aburrido y soso, desde luego nunca recomendado de este blog, es combinar una camisa y corbata lisas. Minimizas totalmente el riesgo, pero también caes en la monotonía más total y absoluta.
  • Pero debes tener en cuenta que lo contrario también puede resultar contraproducente. Elegir una prenda con un diseño demasiado marcado podría dar un resultado muy recargado. Si por ejemplo vas a dar protagonismo a una camisa de rayas anchas y muy marcadas, te aconsejamos que optes por una corbata lisa.
  • Y por último y muy importante, las camisas de cuadros grandes nunca deben usarse para vestir, y mucho menos con corbata.
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies