ACTUALIDAD

¿Te animas a practicar la amabilidad?

Practicar la amabilidad tiene beneficios directos sobre tu cuerpo, tu estado de ánimo y sobre el entorno que te rodea. ¿Aceptas el reto?

Sandra Barneda. 02/12/2019

Hace unos años, recuerdo que la película llamada ‘Una cadena de Favores’ (Pay it Forward) me abrió la mente en cuanto al poder que tenemos si aplicamos la bondad o, dicho de otro modo, ayudar al de al lado. Ahora, un reciente estudio de la Universidad de Oxford demuestra que el principal beneficiado de practicar la amabilidad es uno mismo y, que los beneficios comienzan a notarse a la semana de haberla realizado.

Pero a veces hay que saber cómo hacerlo, reaprender y descubrir que promoviendo la ayuda a los otros, la escucha atenta y abriéndonos más allá de nuestra intolerancia… llegamos a la amabilidad, a la bondad que cambia nuestra vida.

Sal de ti mismo y comienza a pensar cómo puedes ayudar a los demás

Comenzar con actos sencillos

Este estudio abrió una web, llamada kindness.org que da pautas sobre cómo practicarla y, también sobre el beneficio que aportará a nuestras vidas. ¿Y cómo se empezaría? Pues practicando más la pregunta. «¿Puedo ayudarle con algo?» es el mantra que recomiendan para abrirnos a un nuevo mundo de posibilidades basado en los beneficios que aportará la amabilidad en nuestras vidas.

En esta página puedes registrarte y formar parte de la llamada ‘Comunidad de la Amabilidad’ destinada a cambiar el mundo, haciendo consciente el acto de cambiar su actitud vital. Todo esto me lleva a la película donde el protagonista creaba a sus alumnos los deberes de devolver por cada favor tres favores y, de forma inconsciente, se creó en el país una corriente de bondad.

Comienza con algo sencillo como compartir tu comida

Dos millones de actos de bondad registrados

Los cerca de doscientos ochenta mil suscritos a esta comunidad quieren lograrlo, pero en la realidad no en la ficción. Para ello te ayudan, te recomiendan una lista considerada ‘actos de amabilidad’ que una vez cumplas, podrás registrar como realizados. Por el momento la web cuenta con el registro de casi dos millones de actos de bondad.

No hay que empezar por actos extraordinarios, sino poner consciencia en llamar a un amigo y escucharlo de forma activa, responder con amabilidad a críticos comentarios de redes, compartir conocimientos o enseñar a alguien algo. También se incluye dar las gracias, incluso escribir una lista de gratitud, ser amable con uno mismo, compartir una comida con alguien que sabes que se siente solo… Hay una larga lista de posibilidades para comenzar a practicar la amabilidad.

Pregúntale a alguien si necesita tu ayuda

Solo siete días bastan para notar resultados

¿Qué pasaría si decides registrarte y practicarla conscientemente siete días? Pues según los estudiosos del proyecto, tu estado de ánimo mejorará considerablemente y sentirás cómo tu energía vital está mucho más alta. Pudiera ser que todo esto no funcione, pero… ¿no te parece que merece la pena intentarlo?

Te propongo un reto: practicar la amabilidad siete días. Formemos parte durante una semana conscientemente de esta comunidad que pretende cambiar la energía del mundo y veamos cómo nos sentimos al final. Pequeñas cosas, sin demasiado esfuerzo, como evitar que la furia, la crítica o el enfado se apoderen de nosotros y, ver qué ocurre con nuestro estado de ánimo. Yo ya he empezado y te aseguro que en mí se comienza a notar. ¿Te animas a practicar la amabilidad?

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies