Economía

Adiós a Barneys New York

Los grandes almacenes más exclusivos de Manhattan, Barneys New York, cierran para siempre.

Si había unos almacenes que representaban el glamour, la riqueza, la opulencia, la extravagancia y el dinero en Manhattan, esos eran Barneys New York. Manhattan tenía tres grandes centros comerciales de lujo: Barneys, Saks Five Avenue y Bergdorf Goodman. Actualmente solo sobreviven los dos segundos. Bloomigales y Macy´s también, pero no son tan exclusivos como los anteriores.

En tiempo récord, justo dos meses después de que Barneys se declarase en bancarrota el pasado mes de noviembre, se ha cerrado el último vestigio de los almacenes, su página de venta online. Fue el pasado 29 de diciembre. Anteriormente, el 2 de noviembre, día de la venta formal a la empresa que la compró, Saks Five Av., aparecía en sus redes su último tuit: «Forever».

Productos únicos y de lujo

Lo cierto es que Barneys implicaba para curiosos y turistas un ejercicio de humildad pasmosa. El placer de pasear por sus cinco plantas llenas a rebosar de artículos extraordinarios. Porque vender en Barneys era una odisea para cualquier empresa fabricante. Los estándares, tan complicados de alcanzar en materia de calidad, originalidad, materiales utilizados y responsabilidad social eran reconocidos en todo el mundo. Ser proveedor de Barneys, Saks o Bergdorf es sencillamente una de las cosas más difíciles del mundo. Muy conocida es también la competencia entre ellos por captar las mejores marcas, los más extraordinarios productos, los más artesanos, a veces los más estrambóticos, y los más caros.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Barneys New York (@barneysny) el

Saks no para de crecer

Quien se ha quedado con Barneys ha sido Saks Five Av, que a través de sus webs Saksfifthavenue.com y Saksoff5th.com están «liquidando» lo poco que queda del stock de la marca anterior. Authentic Brands Group cerró el acuerdo para comprar Barneys New York a principios de noviembre, casi tres meses después de que Barneys se declarase  en bancarrota por el Capítulo 11. Cuando se anunció a ABG como el propietario de Barneys, la compañía dijo que Saks Fifth Avenue serviría como socio para las transacciones tanto en la tienda como en el comercio electrónico, por lo que se esperaba el cierre de los sitios de Barneys.

Las firmas más icónicas de Barneys se podrán seguir comprando en la quinta planta del edificio de saos en la Quinta Avenida de Nueva York, «prendas de vestir, calzado y accesorios, productos similares a los de Barneys», según anunció el presidente y CEO de ABG, Jaime Salter. Si bien Saks será el socio minorista de Barneys en EE.UU y Canadá, el acuerdo de licencia actual entre Barneys New York y Seven & iHoldings, que opera 12 ubicaciones de Barneys en Japón, continuará estable como hasta el momento.

*Foto principal: @tcmacker1 Twitter.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies