Protagonistas

Acuerdo entre Harry, Meghan y la reina Isabel II

La pareja se desligará de todas sus tareas oficiales en primavera y tendrán que pagar la reforma de Frogmore Cottage, que seguirá siendo su casa cuando estén en el Reino Unido.

Iván Perlado. 19/01/2020

La nueva vida de los duques de Sussex cumple un nuevo capítulo. A golpe de comunicado oficial, hemos conocido en las últimas horas las bases del acuerdo alcanzado entre los duques y la reina Isabel II. «Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia», afirma la reina Isabel II en un momento del comunicado, que pone las bases de lo que será en pocos meses la salida de ambos del día a día de la institución.

En el escrito se afirma que tras varios meses de conversaciones, juntos han «encontrado un camino constructivo y de apoyo para mi nieto y su familia» y queda plasmado que la propia Reina ha sido un pilar importante en las intenciones de la pareja: «Apoyo su deseo de una vida más independiente», asegura Isabel II. Después de agradecer el trabajo de ambos en favor de las relaciones del Reino Unido con el resto de países que pertenecen a la Commonwealth, Isabel II termina asegurando que «toda la familia espera que el acuerdo de hoy les permita comenzar a construir una nueva vida feliz y pacífica».

La pareja iniciará una nueva vida a cambio de ceder aspectos que no son relevantes para su futuro en común (Foto: Gtres)

No recibirán fondos públicos

A esta misiva de la Reina le ha seguido un comunicado del Palacio de Buckingham en el que se detallan las principales bases del acuerdo alcanzado, que se materializará en los próximos meses. La pareja asume que «están obligados a retirarse de los deberes reales, incluidos los nombramientos militares oficiales. Ya no recibirán fondos públicos para los deberes reales», por lo que ambos deberán buscar ingresos a partir de ahora para financiarse sus gastos.

Los dos conservarán los patrocinios en los que colaboran ahora mismo, aunque sin representar formalmente a la Reina: «Los Sussex han dejado en claro que todo lo que hagan continuará defendiendo los valores de Su Majestad», asegura la nota oficial. De este modo, se les despoja del tratamiento de Sus Altezas Reales aunque mantendrán el Ducado de Sussex.

En uno de los aspectos más polémicos de la reunión familiar del pasado lunes, la pareja accede a pagar la reforma de Frogmore Cottage, la residencia donde han vivido desde su boda y que seguirá siendo su hogar en el Reino Unido, pero que pagarán ellos a partir de ahora. Al respecto de la seguridad privada, el Palacio de Buckingham se reserva cualquier comentario, aunque abre la puerta a que una parte de estos gastos podrían seguir financiados por el erario público. Todo lo pactado comenzará a ejecutarse desde la próxima primavera.

*Foto principal: Gtres

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies