Belleza

¿Qué es y por qué es imprescindible la microbiota intestinal?

Hoy hablamos de la microbiota, los microorganismos que habitan en nuestro intestino, su origen y sus funciones.

Silvia Gómez Senent. 06/02/2020

El término microbiota define al conjunto de microorganismos que habitan en nuestra piel y en la superficie de las mucosas. La microbiota es esencial para nuestra vida, hasta el punto de que ésta no sería posible sin su existencia.

La microbiota de los humanos incluye a los microorganismos que viven en la piel y en las cavidades abiertas al exterior, que son, fundamentalmente, la vagina y el aparato digestivo. Está constituida en su mayor parte por bacterias (es el grupo de microorganismos más numeroso) aunque también se pueden encontrar en ella virus, hongos y algún tipo de parásito. En cualquier caso, todos ellos excede en más de 10 veces el número de células de nuestro organismo, siendo su peso de 1,5 kilos.

La microbiota es imprescindible para la vida humana

Funciones de la microbiota

Nutrición y metabolismo: Los microorganismos que forman la microbiota intestinal mejoran la absorción del calcio y el hierro de los alimentos. Además, la interacción entre ellos produce energía y vitaminas (vitaminas del grupo B, K…).

Protección: La microbiota intestinal previene la invasión de otros gérmenes o el sobrecrecimiento de gérmenes potencialmente dañinos para nuestro organismo.

Desarrollo del sistema inmunitario: La microbiota enseña a nuestro sistema inmune a distinguir entre enemigos y aliados.

Bienestar y equilibrio emocional: La microbiota influye sobre las calorías ingeridas y ayuda a producir serotonina, hormona implicada en los estados de ánimo.

La microbiota se localiza en mayor proporción en el intestino grueso

¿Dónde se localiza nuestra microbiota?

En la boca existen una gran cantidad de bacterias, siendo especialmente notables los estreptococos, por su contribución a la caries. El estómago y el duodeno presentan números más bajos de microorganismos (<103 bacterias por gramo de contenido intestinal), predominando estreptococos y lactobacilos.

En el intestino delgado aumenta la concentración de microorganismos (104-107)), encontrándose la mayor proporción de microbiota intestinal en el intestino grueso, donde el número de bacterias es de 10 14, conviviendo Bacteroides, Faecalibacterium y Bifidobacteriurm.

El tipo de lactancia influye en el desarrollo de la microbiota

¿Qué factores influyen en su desarrollo?

Cada individuo posee una comunidad microbiana concreta. Estudios recientes confirman que tras el nacimiento el intestino del recién nacido se coloniza rápidamente, y este proceso va a ser diferente dependiendo de factores. Así, influye el tipo de parto, el modelo de lactancia, el entorno rural o urbano, el nacer en un país en vías de desarrollo o desarrollado, el uso de antibióticos por parte de la madre, así como el tipo de alimentación.

Parto cesárea vs parto vía vaginal. Las bacterias intestinales de los bebés nacidos por cesárea difieren de las de los nacidos por vía vaginal. Sin embargo, estas diferencias tienden a desaparecer a partir de los 6 a 9 meses de edad.

Lactancia materna vs leche de fórmula artificial. La lactancia materna estimula la oclonización de la luz del intestino del bebé por lactobacilos y bifodobacterias, mientras que en los niños amamantados con fórmula adaptada proliferan más Bacteroides, E coli, Clostridios y staphylococcus.

Las bacterias son los microorganismos más presentes en la microbiota

¿Cuándo adquirimos nuestra microbiota intestinal definitiva? 

Con el destete y la alimentación complementaria se forma una microbiota de transición con una paso paulatino a la composición estable del adulto, que se establece a partir de lo 2-3 años de vida.

El desequilibrio, tanto cuantitativo como cualitativo, que se produce en el el ecosistema bacteriano intestinal y que afecta a sus funciones y a su distribución en el tubo digestivo, se conoce como Disbiosis. Estos cambios en la concentración bacteriana intestinal provocan la parición o el empeoramiento de distintas enfermedades.

Algunas de ellas de la piel como la dermatitis atópica o rosácea; articulares como artritis psoriásica y reumatoide; otras como fibromialgia, fatiga crónica, depresión, ansiedad, autismo, TDAH, Parkinson. Así como enfermedades desde el punto de vista digestivo como el síndrome de intestino irritable, enfermedad inflamatoria intestinal.. o varias intolerancias alimentarias. 

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies