EducaciónTheLux

Cuando un libro puede ser la mejor receta

La Escuela de Escritores nos propone una “receta literaria” para combatir los males del confinamiento y ayudar a las librerías españolas.

Patricia Peyró. 21/04/2020

Algunas propuestas son tan geniales que, como dirían los modernos, son un win-win (o win to win) allá por donde se miren. Una de estas ideas proviene en estos días de la Escuela de Escritores. Desde allí han lanzado una propuesta de lecturas a medida para pasar la cuarentena. Emulando la relación médico-paciente, un escritor (léase librólogo), expedirá la receta a su paciente (en este caso lector) en función de sus dolencias expresadas. De este modo,  la nostalgia, la tensión con la pareja, la soledad o el simple aburrimiento de no salir de casa por estar confinados serán mucho más llevaderos.

La idea de prescribir un libro a medida del lector no es nueva, al menos para la Escuela de Escritores. Desde esta plataforma se dedican a enseñar las artes de la escritura en todas sus modalidades, proporcionando un lugar de encuentro y aprendizaje para escritores hispanohablantes de todo el mundo. Como parte de esa idea, en ellos siempre ha estado la voluntad de crear ese espacio de encuentro entre el escritor y el lector, quien muchas veces es, a su vez, otro escritor en ciernes que desea aprender. ¿Y qué puede desear más un escritor novel que algunos consejos por parte de sus autores favoritos?

libro
Los libros pueden tener un efecto terapéutico, al ayudarnos, no sólo a pasar el rato, sino a favorecer la identificación con los personajes

¿Por qué recetar un libro?

Ya en el año 2013, y para conmemorar el Día del Libro, comenzaron a facilitar encuentros entre autores y lectores. Así lo explica Germán Solís, subdirector de la Escuela de Escritores y responsable del proyecto Te receto un libro. Como conocedores del mundo editorial, se dieron cuenta de que los “cara a cara” entre el lector y el escritor eran poco habituales, más allá de conferencias, presentaciones, o de la misma firma de ejemplares en la feria del libro. Entonces decidieron ponerle solución, creando encuentros con autores que, en aquellos momentos eran presenciales, y que ahora rescatan de forma online, dadas las circunstancias excepcionales del confinamiento.

La idea es “favorecer el que el escritor y el autor tengan un encuentro más auténtico y más bonito”, explica Solís. Y para ello, “podemos convertir al escritor en un librólogo, y hacer que el lector se acerque a tener un encuentro privado con él”, continúa. Estas reuniones virtuales no serán, sin embargo, de cualquier manera, ni estarán abiertas a la improvisación sobre lo que hablar con nuestro admirado escritor, tras llevar tanto tiempo deseando conocerlo. Según aclaran desde la Escuela de Escritores, la charla de la reunión estará un poco estructurada, en el sentido de estar dirigida hacia una conversación en la que se le puedan recomendar libros al lector:  Libros a medida de las necesidades “de su momento vital”, de sus apetencias en función de sus gustos literarios, o incluso de la “búsqueda de personajes” que vivan, en la literatura, un momento similar al suyo propio.

La proximidad con el Día del Libro el 23 de abril ha inspirado algunas iniciativas para incentivar la lectura

Hay que reservar la consulta con tiempo

Al igual que sucede con el médico especialista, los lectores tendremos que reservar la cita con el tiempo suficiente para que nos puedan atender.  Sobre todo para los autores más conocidos, que ya tienen sus agendas llenas a varias semanas vista. Solís nos explica que la consulta durará todo el tiempo que abarque el confinamiento, por lo que es previsible que se vaya extendiendo. Así y todo, nos confiesa que  la iniciativa está siendo todo un éxito. Por ello, si deseamos acceder a este servicio gratuito, lo debemos hacer con tiempo.

¿Cómo reservar?  Afortunadamente, conseguir cita es súper sencillo. En la parte de arriba de Te receto un libro, pinchando sobre la opción Librólogos, veremos los autores con los que nos podremos registrar. En Calendario y reserva de cita podremos materializarla en función de la disponibilidad, recibiendo nuestras credenciales para acceder, en la fecha señalada, a un encuentro seguro a través de Zoom.

libro
Las citas diagnósticas con los autores librólogos de la Escuela de Escritores son de lunes a viernes en horario de 17:00 h a 19:00 h, y en intervalos de diez minutos

Consejo para libros infantiles

Desde la Escuela de Escritores cuentan también con varios escritores expertos en literatura infantil y juvenil.  Por ello, y a través de lo que han denominado Librología Pediátrica”, los padres también pueden pedir hora para tener un encuentro en el que su hijo pida recomendaciones de lectura para estos días.  En esta reunión, los librólogos harán algunas preguntas al niño sobre sus preferencias y estado de ánimo para poderle expedir una receta, que enviarán a las pocas horas por email, siguiendo un protocolo de lo más “formal”, y que sin duda el niño sabrá apreciar.

El próposito:  apoyar a la pequeña librería

Detrás de “Te receto un libro” también hay un interés de ayudar al pequeño librero español a través de la compra de libros. Así lo explica Solís, y por ello nos remite a la platatorma Todostuslibros, “que reúne a todas las librerías independientes,  pequeñas y especializadas de nuestro país”. Además, nos recuerda que también podemos acceder a un préstamo electrónico gratuito a través de los servicios eBiblio de las bibliotecas públicas.

Además de Te receto un libro, han surgido otras iniciativas muy interesantes que comparten el propósito de favorecer al librero de barrio:  ese que nos atiende y pone el mimo en su consejo que no encontramos en las grandes plataformas de venta online, tipo Amazon.

libro
Con el confinamiento, las pequeñas librerías de barrio han sido algunas de las grandes damnificadas y necesitan nuestra ayuda

Otras iniciativas muy destacables

  • Páginas de Espuma ha convocado un Curso exprés de edición, destinado a los que escriben y desean publicar, o para los curiosos sobre el mundillo editorial. Repartido en cinco tardes de dos horas cada día, ofrecerá su formación sin ningún ánimo de lucro. Su interés no será otro que el propiciar la venta de libros entre las pequeñas librerías. Por ello, como pago por el pago el curso, el alumno deberá comprometerse a comprar tres libros, que ellos dejarán reservados en nuestra librería habitual de elección. Ya van por la segunda edición del curso, y las plazas vuelan.
  • La iniciativa Sigue leyendo ofrece una plataforma creada de forma altruista para favorecer la venta online de las pequeñas librerías que no cuentan con una fórmula de venta por Internet. Funciona permitiendo que se adscriban todos los libreros, para que los clientes puedan adquirir un vale (conocido en este contexto como #valeparaleer) con un importe entre cinco y cincuenta euros que recibirán por mail y podrán canjear en libros cuando todo esto termine. De este modo, se inyecta cierta liquidez a estos pequeños comercios, que sienten asfixiados sus negocios durante la etapa del confinamiento.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies