Motor

BMW presenta un nuevo SUV para competir con Tesla

El nuevo BMW iX es la principal apuesta del fabricante alemán dentro del segmento eléctrico SUV premium que lidera Tesla.

Juan Cabal. 12/11/2020
(Foto: BMW)

BMW sigue con paso firme en su apuesta por la movilidad sostenible. La firma alemana quiere competir directamente con Tesla en el mercado estadounidense. Una región donde la firma creada por Elon Musk es líder destacado. El fabricante alemán acaba de presentar el BMW iX, un deportivo SUV totalmente eléctrico que podría salir a la venta en Estados Unidos a principios de 2022. Por estética y prestaciones, el vehículo competiría de forma directa con el Model X Long Range que Tesla ofrece ya en su web desde los 89.000 euros.

El grupo alemán afirma que su nuevo SUV tendría una autonomía de unos 480 kilómetros, según el procedimiento de prueba FTP-75 de la EPA. Todo gracias al nuevo sistema de propulsión que forma parte de la quinta generación de tecnología BMW eDrive. Incluye dos motores eléctricos y una batería de alto voltaje. El grupo alemán asegura que la unidad de potencia se ha fabricado de forma sostenible, sin el uso de materias raras. El coche desarrolla una potencia máxima de 500 CV, capaz de impulsar al BMW iX de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos.

BMW
La empresa alemana ha elaborado un SUV sostenible incluso en sus componentes principales (Foto: BMW)

El modelo más sostenible de BMW

BMW ha puesto especial interés en reducir los tiempos de carga, sobre todo en viaje. De este modo, el vehículo permite una recarga rápida de hasta 200 kW. Con ella, se puede cargar la batería del 10 al 80 por ciento de su capacidad total en menos de 40 minutos. Además, en diez minutos se puede alimentar suficiente energía a la batería para aumentar el alcance del automóvil en más de 120 kilómetros. A un menor voltaje, unos 11 kW, se necesitarían menos de once horas para cargar la batería totalmente.

BMW
El interior del nuevo BMW iX refuerza la impresión de una cabina despejada y amplia (Foto: BMW)

Unos cambios que también son visibles en el interior. Las pantallas y los controles se reducen a lo esencial. Se refuerza aún más la impresión de una cabina despejada que ofrece un lugar de relajación a los ocupantes. «El diseño interior transmite una sensación de seguridad y familiaridad, que genera un nuevo tipo de vínculo entre los ocupantes y el vehículo», dicen desde BMW. La competencia en este segmento de mercado premium sigue en aumento. A los modelos citados de Tesla y BMW se unen las propuestas presentes y futuras de compañías como la china Nio, o de Cadillac, Mercedes y Volkswagen.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies