Turrón con patatas fritas, la creación más sorprendente de Albert Adriá

Un turrón de chocolate y patata, la sorprendente mezcla que Albert Adriá y Lays Gourmet nos proponen para celebrar una Navidad diferente.

Laura Martín. 16/11/2020

La Navidad va a ser diferente, lo sabemos. Pero intentar mantener algunas tradiciones, momentos y sensaciones, será algo a tener en cuenta y que nos puede hacer sentir mejor. Ya están en muchos puntos de venta los turrones más tradicionales, pero hoy os traemos a The Luxonomist el turrón más especial de la Navidad, uno de alta cocina y hecho con patatas fritas. 

Sí sí, habéis leído bien. La creación es de Albert Adriá, cocinero con cuatro estrellas Michelin, a base de chocolate y patatas fritas. Una mezcla explosiva y con un sabor totalmente diferente. Hemos tenido la oportunidad de asistir a la cata de este producto tan llamativo y la experiencia no ha podido ser más positiva.

Para celebrar una Navidad diferente que mejor que probar por turrones sorprendentes
y con mezclas que nunc imaginaste

La sorprendente combinación de turrón y patatas fritas

«Queríamos que las patatas pasaran a los postres desde el aperitivo. Con Lays Gourmet queríamos aportar un toque mágico a las próximas Navidades, que ya sabemos que van a ser distintas», cuenta Erika Lascorz, responsable de marketing de PepsiCo Iberia.

Y lo han hecho con uno de los chef más internacionales, Albert Adriá, mejor repostero en 2015 y una de las personas más influyentes de la gastronomía a nivel mundial.  «Cuando me llamaron para hacer un turrón con patatas fritas pensé: soy la persona ideal para ello. No es tan extraña esta mezcla ya que es habitual hacer combinaciones entre dulce y salado. Y estamos muy contentos con el resultado», cuenta Adriá.

Albert Adriá ha sido el cocinero encargado de preparar el turrón de chocolate
y patata que propone Lays Gourmet (Foto: @albert.adria.acosta Instagram)

Cómo se hizo

«Queríamos que la patata estuviera muy presente en el turrón, porque soy muy patatero. Con Ferrán, cuando acababa de jugar al fútbol, nos íbamos a tomar el vermut y siempre había patatas. Es como un ritual. Siempre antes de las anchoas», cuenta con una sonrisa.

«Con el Bulli ya colaboramos hace 15 años», así que la relación con la marca de snacks era fácil. «A los dos días de llamar a Albert nos mandó varias propuestas», comentan desde la firma.

Dos productos populares, turrón y patata, dulce y salado, que juntos crean una
mezcla llena de sabor

¿De dónde surge esta unión?

«Lo bonito es unir dos productos tan populares como las patatas fritas y el turrón. Que sea un icono de las fiestas navideñas. Luchamos para que el sabor fuese popular, sorprendente en textura, con un gusto reconocible. Ojalá sea un turrón clásico con el paso del tiempo», explica el maestro repostero.

A Adriá le gustaría que el turrón dejara de estar tan encorsetado. «Hay que tener respeto por el genoma del turrón, que sabemos lo que es. Pero dentro del abanico hay muchas posibilidades».

El turrón cuenta con una capa exterior de chocolate 64%, un chocolate de
caramelo, praliné de macadamia y patata

La receta del turrón de patatas fritas Lays

La estética del turrón en muy importante y seria, el toque distintivo es el color dorado de la bolsa de Lays Gourmet. Para su elaboración se emplean diferentes tipos de chocolate. Por un lado el chocolate exterior al 64%, para equilibrar el dulzor típico del turrón, y por el otro, un chocolate con caramelo. Después un praliné de macadamia para envolver la patata, que sale a la luz cada vez que pegamos un mordisco al turrón. Y todo sin sal añadida.

«Es un turrón que se come con el oído, me encanta la combinación textura – sabor. Al cortarlo se escucha, lo que significa que va a estar crujiente», explica Adriá.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Albert Adria (@albert.adria.acosta)

Así se cata un turrón

Visualmente, «el encamisado, la parte exterior del chocolate, es muy fina. Técnicamente es impecable. En el interior, el cuchillo sesga la patata y la patata arrastra el praliné», explica.

«En nariz se nota el perfume del praliné y el aroma de la patata», es una experiencia absolutamente diferente a cualquier cata. Uno de los mejores regalos que se pueden hacer hoy en día a un amante de lo gourmet y fan de las novedades gastronómicas.

«Nosotros hacemos el praliné, lo montamos todo. Es un producto top y todos los ingredientes tenían que estar a la altura. Los ingredientes deben dignificar el resultado final. El turrón le da más valor a la patata», relata Adriá.

Cuando cortas el turrón se aprecian las diferentes capas de chocolate y en el centro
la patata, dando como resultado un dulce crujiente y lleno de sabor

Deja respirar el turrón y acompáñalo de un buen vino

Respecto al mejor maridaje para este turrón: «Una copa de Jerez, un Palo Cortado, o una copa de cava, e incluso con cerveza. Pero para gustos, vinos», añade Adriá.

Y para disfrutarlo a la perfección, Adriá nos recomienda que, una vez comprado el turrón, abramos el producto, dejemos que se oxigene varios días de manera que los diferentes ingredientes se junten para dar el sabor más adecuado. Nunca en nevera pero sí en el espacio más frío que tengamos, entre 18 y 20 grados.

Esta edición limitada estará disponible en la web, en 15 tiendas de El Corte Inglés, en Amazon Prime, y en Turrons Vicens. El precio, 11,50 euros.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies