De cerca...

LORETO MAULEÓN: «Patria ha servido para saber escuchar al otro»

Amalia Enríquez. 04/12/2020
Foto: Mikel Martínez

Lleva diez años en la interpretación, pero ha tenido que llegar su Arantxa de “Patria” para lograr el reconocimiento de crítica, público y profesión. Loreto Mauleón está posicionada para llevarse todos los premios de esta temporada. Nacida en San Sebastián, ciudad que me apasiona, su cita gastronómica inolvidable la lleva a mi tierra para comer empanada de zamburiñas en un pueblito gallego. Seguro que nos llevaremos bien…

The Luxonomist: ¿Qué te da la interpretación que no encuentras en otra actividad de la vida?
Loreto Mauleón: La oportunidad de entender los puntos de vista o las necesidades que pueda tener alguien que aparentemente estaría lejos de mí.

TL: ¿Nos hemos perdido a una destacada ingeniera civil?
Loreto Mauleón: Jajaja… nunca lo sabremos, pero no creo la verdad. Creo que esto se me da algo mejor que la ingeniería, desde luego me hace más feliz.

TL: ¿Ha tenido que llegar “Patria” para que se reconozca tu talento?
Loreto Mauleón: Para mí el verdadero reconocimiento es poder trabajar y vivir de esto desde hace más de diez años. Pero es cierto que Patria, a través de su plataforma, permite una visibilidad mucho mayor.

TL: ¿Crees que la serie ha servido para remover conciencias?
Loreto Mauleón: Más que remover, creo que ha servido para escuchar al otro, para intentar empatizar con personajes que estarían alejados de nuestras ideas. Y aunque no compartamos la misma opinión, podamos llegar a entendernos, a dialogar. Algo que tanta falta nos hace hoy en día.

“En el colegio era brillante en música, pero se me resiste dibujar”

TL: ¿Se entendería “Patria” sin el peso determinante de las mujeres?
LM: Creo que contaría otra historia. Aquí los pilares son dos mujeres a partir de las cuales se van desarrollando todos los acontecimientos.

TL: ¿Se puede ser imparcial cuando los sentimientos entran en juego?
LM: Creo que es muy difícil, a mí personalmente me cuesta mucho dejar los sentimientos a un lado.

TL: ¿La forma más elegante de decir adiós?
LM: Hasta pronto.

TL: ¿En qué situación has dicho “chapeau”, me quito el sombrero?
LM: En cualquier situación en la que alguien ha ayudado de manera altruista a otra persona.

TL: ¿Qué te gusta hacer a tu manera?
LM: Todo.

TL: ¿Lo mejor que se te da hacer?
LM: Comer gambas.

“Al mirarme al espejo, cada vez veo más a mi madre”

Foto: Sergio Lardiez

TL: ¿Quién ha marcado realmente tu vida?
LM: Mis padres.

TL: ¿Qué te pone de buen humor?
LM: El olor a café recién hecho por la mañana.

TL: Esa canción que hace que, cuando la escuchas, se te muevan los pies sin remisión…
LM: Visa para un sueño.

TL: ¿En qué eras brillante en el colegio?
LM: En música.

TL: Esa obra de arte que te gustaría tener expuesta en casa..
LM: Cualquier cuadro de Hopper. O Matisse.

TL: ¿Un talento que se te resiste por mucho que lo intentes?
LM: Dibujar.

«Me pone muy nerviosa que la gente no recicle»

TL: ¿Eres de una mentira piadosa a tiempo?
LM: Sólo si es absolutamente necesaria.

TL: ¿Cuál es la compañía perfecta para irte de fiesta?
LM: Mis amigas.

TL: ¿Esa palabra que nunca regateas y más usas?
LM: Gracias.

TL: ¿Qué ves cuando te miras al espejo?
LM: Cada vez veo más a mi madre.

TL: ¿Ese bien que más valoras?
LM: La honestidad con una misma.

TL: ¿Qué llevas siempre en los bolsillos?
LM: Horquillas.

«Tengo que revisar a quién sigo en redes sociales»

Foto: David Herranz

TL: ¿La enseñanza que nos deja vivir en pareja?
LM: Lo bien compartido, bien sabe.

TL: ¿Tu mayor decepción?
LM: Ver que toda la generosidad que durante la pandemia parecíamos tener como sociedad, ha desaparecido.

TL: ¿A quién sigues con interés en las redes sociales?
LM: Buena pregunta, tengo que replantearme a quién sigo en las redes.

TL: ¿Hay alguna situación en la vida en la que, por algo, te pones pesada?
LM: Cuando voy a casa de alguien y veo que no recicla. ¡Me pongo muy nerviosa!

TL: Una película en la que te gustaría quedarte a vivir.
LM: Pequeñas mentiras sin importancia.

TL: Esa experiencia gastronómica inolvidable.
LM: Comer con mis padres empanada de zamburiñas en un pueblito de Galicia, entre rocas y con los pies metidos en el mar.

TL: La pregunta que no te he hecho y te habría gustado responder.
LM: ¿Qué libro me recomendarías? Y te diría: “Cosas que los nietos deberían saber”.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies