Destinos

Top 7 rutas de España para recorrer en coche

España es espectacular para recorrerla de cualquier manera, pero hoy traemos siete rutas para los amantes de la carretera.

The Luxonomist. 26/01/2021
Foto Unsplash @rocinante_11

Con una red de carreteras de 165.625 kilómetros y 505.990 kilómetros cuadrados de superficie, España es uno de los mejores países para recorrer en coche. Hay muchas buenas razones para hacer un viaje por carretera: paradas sorprendentes, vistas panorámicas, un ritmo más relajado, el tiempo que pasas con amigos o con tus propios pensamientos. Pero con miles de kilómetros de carreteras que recorren el territorio español, puede ser difícil elegir la mejor ruta. Aquí te dejamos las siete mejores rutas de España para recorrer en coche. Algunas son innegablemente desafiantes para los conductores, pero todas son experiencias inolvidables.

Antes de emprender un viaje, es conveniente realizar algunas comprobaciones del estado del coche (presión de los neumáticos, nivel de aceite del motor, funcionamiento de los faros…). Así como asegurar que el coche cuenta con la documentación pertinente y en regla. Esto es especialmente relevante en cuanto a seguros se refiere. Es fundamental asegurar el coche con una compañía que garantice la asistencia en carretera ante cualquier incidente. Viajar sí, ¡pero seguro! Una vez hecho los chequeos pertinentes, queda lo más emocionante: ¡elegir destino! Veamos algunas recomendaciones de rutas que seguro te encantarán:

Finisterre
Cabo de Finisterre. Foto Unsplash @svlshttr

Costa da Morte (Galicia)

En el extremo más occidental de Europa, Costa da Morte constituye uno de los paisajes más bellos del norte de España. Una zona que desprende misticismo, como no podía ser de otra forma en un lugar como Galicia, tierra de misterio, de leyendas y mitos. La primera de nuestras rutas en coche por la Costa da Morte comienza en el pueblo pesquero de Malpica de Bergantiños y termina en cabo Finisterre, uno de los lugares más visitados de Galicia y, que para los romanos era el “final de lo conocido”. Una ruta que cuenta con innumerables rincones que merecen la pena ser visitados, con paisajes agrestes, playas desiertas y acantilados espectaculares.

Pueblos Blancos de Cádiz y Málaga (Andalucía)

Con una herencia árabe palpable en las calles y las fachadas blancas de las casas, como forma natural de mantener fresco el interior de las viviendas debido a que los rayos del sol inciden intensamente durante todo el año, los pueblos blancos constituyen una de las rutas arquetípicas de la arquitectura popular andaluza. Un recorrido por la meseta andaluza que seduce a propios y extraños con lugares tan mágicos como Setenil de las Bodegas, Grazalema o Arcos de la Frontera, considerado uno de los pueblos más bonitos de España.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera. Foto Unsplash @magstadt

Ruta de Don Quijote (Castilla-La Mancha)

Castilla-La Mancha es una de las regiones más conocidas universalmente, gracias principalmente a las andanzas del personaje creado por Miguel de Cervantes. En esta ruta en coche, entre la realidad y la ficción, los viajeros pueden recorrer llanuras de horizontes infinitos, pueblos de anchas calles y cresterías con blancos molinos, especialmente en lugares como Mota del Cuervo, Campo de Criptana y Consuegra. Paisajes llenos de magia en una de las rutas más espectaculares para recorrer en coche.

Valle del Jerte (Extremadura)

El Valle del Jerte, que se extiende desde Plasencia hasta Tornavacas, es uno de los lugares más conocidos de Extremadura. La primavera, momento en el que se produce la floración de los cerezos, es la mejor época del año para recorrer las carreteras de la comarca extremeña. Una ruta con vistas espectaculares que atraviesa pueblos con encanto como Casas de Castañar, Cabezuela del Valle, Jerte o Navaconcejo.

Garganta de los Infiernos en el Valle del Jerte. Foto Unsplash @albertoroldan

Desierto de Tabernas (Andalucía)

La provincia de Almería esconde un paisaje cinematográfico marcado por la aridez y el silencio de la única zona desértica propiamente dicha de Europa. Una ruta en coche en la que podrás descubrir paisajes tan espectaculares como el desierto de Tabernas, entre las sierras de los Filabres y de Alhamilla, el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar o el poblado histórico de Los Millares, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Europa de la Edad del Cobre.

Costa Brava (Cataluña)

Esta ruta por la Costa Brava comienza en el municipio de Tossa de Mar, un verdadero museo al aire libre. Tras tomar la carretera de la costa que sale de este municipio, podemos disfrutar de un trayecto de curvas con vistas únicas sobre el mar Mediterráneo, con paradas obligadas en multitud de calas espectaculares y en los pueblos medievales de la zona norte como Peratallada y Pals.

Tossa de Mar
Tossa de Mar. Foto Unsplash @leyojt

Pirineo Aragonés (Aragón)

Si eres de los que prefiere la montaña, no te puedes perder esta ruta en coche por el Pirineo aragonés, considerado la meca de la alta montaña española, ya que alberga las cumbres más altas de la cordillera montañosa situada al norte de la península ibérica. Un recorrido idílico para descubrir el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y pueblos de montaña sacados de un cuento de hadas como Torla-Ordesa, situado al norte de la provincia de Huesca, o Broto. Además, también podemos conocer lugares tan icónicos como la Estación Internacional de Ferrocarril de Canfranc, cerca de la frontera con Francia.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies