Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi, amor, lujo y una vida en el campo

Beatrice Borromeo posa ante la cámara con las últimas creaciones de Dior y confiesa lo feliz que vive en el campo rodeada de animales.

Foto: Gtres

Siempre que se habla de la familia real de Mónaco las palabras lujo, clase y distinción están presentes. Son los royals que quizás mejor encarnan esa imagen idealizada que se tiene de la realeza. Sin embargo, Beatrice Borromeo, nuera de Carolina de Mónaco, nos ha dejado claro que en lugar de pasearse por mansiones y palacios vestida con las últimas creaciones de Dior, Gucci o Prada, ella y su marido, Pierre Casiraghi, prefieren vivir en el campo y cuidar de vacas, ovejas o cabras.

La vida de campo de Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi

Así lo ha contado la propia Beatrice Borromeo en una entrevista concedida a la publicación L’Officiel Monaco, de la cual es portada este mes. La mujer de Pierre Casiraghi protagoniza un extenso reportaje fotográfico vestida con diversas prendas de Dior, marca por la que ha fichado recientemente como embajadora. Sin embargo, por muy elegante y perfecta que la veamos en el reportaje, la nuera de Carolina de Mónaco ha confesado que su día a día no tiene nada que ver.

«Paso bastante tiempo en el campo, especialmente durante el confinamiento, porque mi esposo y yo tenemos que cuidar de nuestros animales las 24 horas. Tenemos cabras, vacas, caballos y ovejas y cuando estoy allí me vestido como corresponde», cuenta Beatrice Borromeo a la publicación.

Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi
Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi han pasado el confinamiento en su casa en
el campo con sus hijos y sus animales (Foto: @bborromeo1 Instagram)

Un día a día centrado en sus hijos y su trabajo

Un día a día rodeado de animales y en el campo junto a Pierre Casiraghi en el que las firmas de lujo tienen poco protagonismo. A pesar de ello, Beatriz no está todo el día con los animales, también se encarga del cuidado de sus dos hijos, Stefano y Francesco, y sus compromisos profesionales.

«Me sentí un poco culpable cuando regresé al trabajo, pero nuestros hijos están felices y aman ir al colegio. Además, mi esposo es un padre muy presente, que los ayuda mucho. En mi vida cotidiana escribo e investigo mucho, hago actividades con los niños y tengo muchas reuniones de Zoom».

Además en la última semana ha salido a la luz su nuevo proyecto junto a Dior, firma de la que se ha convertido en embajadora. Un nuevo papel en el mundo de la moda con el que compite directamente con su cuñada Carlota Casiraghi, quien en la actualidad es la nueva imagen y embajadora de Chanel.


Charlotte Casiraghi
Charlotte Casiraghi une sus dos pasiones en el club de lectura de Chanel

Duelo de estilo entre Charlène y Carolina de Mónaco en el día grande del Principado

Baby boom en la familia Grimaldi

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies