Protagonistas

Meghan y Harry rompen definitivamente con la Casa Real Británica

La pareja dan un portazo a la reina Isabel II, que les retira sus títulos y patrocinios; y repiten la historia de Eduardo VII y Wallis Simpson.

Aurelio Manzano. 19/02/2021

Es oficial. El Príncipe Harry, su esposa Meghan Markle y su hijo Archie, dicen adiós de manera definitiva a la Casa Real Británica. Sucede un año después de que la pareja más famosa de Reino Unido se marchara. Y lo hiciera dando un portazo a una de las monarquías más longevas de Europa. Lo ha comunicado de forma oficial Buckingham  Palace, explicando que el hijo pequeño de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra y su mujer no volverán a ser miembros activos de la realeza.

Meghan y Harry perderán honores, títulos reales y patrocinios

Este viernes se vencía el periodo de transición de un año desde que Harry anunció que quería desvincularse de sus obligaciones reales. Una decisión que ha tomado junto a su esposa y que el Palacio de Buckingham ha trasladado junto a la brutal reacción de la reina Isabel II.

“Después de las conversaciones mantenidas con el duque de Sussex, la Reina ha escrito confirmando que, al dejar de trabajar para la Familia Real, no es posible continuar con las responsabilidades y deberes que lleva aparejada una vida dedicada al servicio público. Los honores militares y los patrocinios reales del duque y la duquesa de Sussex regresarán por lo tanto a Su Majestad. Luego serán redistribuidos entre los miembros oficiales de la Familia Real. Si bien esta decisión nos entristece a todos, el duque y la duquesa de Sussex siguen siendo dos miembros muy queridos de la familia”.

el maquillaje preferido de meghan markle
Meghan conquistó a los británicos por su naturalidad. Foto: Gtres

Meghan Markle, amada y odiada por los británicos a partes iguales

La pareja contrajo matrimonio en el palacio de Windsor en mayo de 2018. Meghan Markle era una actriz estadounidense que desde el primer momento enamoró a los británicos por su naturalidad. Algo que posiblemente hoy no sea así. Y es que son muchos los que culpan a Meghan de haber alejado al pequeño Harry de su vida y su Inglaterra natal.

Por si esto no fuera suficiente, la pareja concederá el próximo mes de marzo una entrevista a la reina de la televisión norteamericana, Oprah Winfrey. En ella seguramente ofrecerán su particular respuesta a esta decisión de Isabel II. Y seguro darán las razones por las que han preferido pasar de ser “royals” para convertirse en “celebridades de la jet set”.

De hecho, ambos ya han formando sendos contratos de cientos de miles de dólares con plataformas como Netflix y Spotify para generar contenidos.

Eduardo VIII y Wallis Simpson. Foto: Gtres

La historia de Eduardo VIII se repite 85 años después

A pesar de que Harry nunca hubiese sido rey, puesto que antes que él están su padre, su hermano y los hijos de éste, lo cierto es que para muchos se repite la triste historia de su antepasado, el rey Eduardo VIII. Éste renunció a la corona en el 11 de diciembre de 1936, después de un año ejerciendo como monarca para poder casarse con la norteamericana divorciada Wallis Simpson en 1937.

A raíz de esta decisión, el rey Eduardo no solo perdió su titulo de rey, siendo reemplazado por el de Duque de Windsor, sino que se ganó la antipatía y el desprecio de su propia familia. Entre ellos el de la actual soberana, Isabel II, quien años después le reprocharía que gracias a su renuncia, su destino cambió. Se convirtió de hecho en heredera al trono de su padre, el rey Jorge VI, quien se convirtió en el nuevo rey después de la renuncia de su hermano.

Los famosos duques de Windsor, Eduardo y Wallis, tuvieron que abandonar Inglaterra y se instalaron en Francia. Hoy, 85 años después, Meghan y Harry repiten la historia abandonando Reino Unido para instalarse en Estados Unidos.

Meghan Harry segundo embarazo
La pareja vive feliz en Estados Unidos, donde espera a su segundo hijo

Harry y Meghan tienen nueva vida por delante

El nieto de la reina Isabel II tendrá que mantener su nuevo status de celebrity con el dinero que gane con sus apariciones y reportajes. Algo que sin embargo le separa de su ancestro. Y es que Eduardo VII, a pesar de vender junto a su mujer reportajes a las revistas de la época, también recibía un salario vitalicio por el hecho de haber sido rey de Inglaterra.

Habrá que esperar unos años para saber si a Harry le ha valido la pena dejar atrás su destino, algo por lo que su madre Lady Di luchó, por el amor de una norteamericana.  Veremos. Larga vida a los duques del glamour y la prensa rosa.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies