Protagonistas

El arzobispo de Canterbury confirma que Harry y Meghan no celebraron ninguna boda secreta

El arzobispo de Canterbury ha confirmado en una entrevista que no casó a los duques de Sussex antes de la boda oficial y que habría cometido un delito de haberlo hecho.

Josep Sandoval. 05/04/2021
(Foto: Gtres)

El arzobispo de Canterbury ha confirmado que no ofició ninguna boda secreta del príncipe Harry y Meghan Markle antes de la boda real oficial. Es más, dice que de haberlo hecho hubiera sido «un delito grave»El duque y la duquesa de Sussex gastaron una gran broma al revelarle a Oprah Winfrey, en su entrevista divulgada hace unas semanas, este supuesto secreto. Markle dijo que «tres días antes de nuestra boda, nos casamos». Pero «sólo estábamos nosotros dos en nuestro patio trasero con el arzobispo de Canterbury», insistió con orgullo la duquesa en el especial de CBS que ha sido visto por más de 49 millones de personas.

Sin embargo, el arzobispo de Canterbury confirmó en una entrevista con La Repubblica que la «boda fue el sábado». Se refería así a la boda real celebrada el 19 de mayo del 2018 y que se vio en todo el mundo. «Firmé el certificado de matrimonio, que es un documento legal, y habría cometido un delito grave si lo hubiera firmado sabiendo que era falso», dijo el Reverendísimo Justin Welby al periódico italiano.

Meghan
El príncipe Harry y Meghan Markle no se casaron antes de la ceremonia oficial (Foto: Gtres)

Casar en secreto a Harry y a Meghan antes de la boda oficial hubiera sido un delito

«Puedes hacer lo que te guste. Pero la boda legal fue el sábado», confirmó Welby, obispo principal y líder principal de la Iglesia de Inglaterra. El anuncio de los Sussex a Oprah despertó de modo instantáneo sospechas entre los líderes de la iglesia que exigieron que el arzobispo abordara de inmediato lo sucedido. Muchos señalaron que sería ilegal firmar un documento así en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor si los miembros de la realeza ya estaban casados. Habría sido necesaria también la necesidad de al menos dos testigos, lo que haría que las acogedoras nupcias que Markle describió fueran legalmente imposibles.

Después de un intenso escrutinio, un portavoz de la pareja dio marcha atrás y dijo que «intercambiaron votos personales» en su jardín. El Reverendísimo Welby se negó a entrar en el juego. «Si alguno de ustedes habla alguna vez con un sacerdote, espera que mantengan esa charla confidencial. No importa con quién estoy hablando», dijo. «Tuve una serie de reuniones privadas y pastorales con el duque y la duquesa antes de la boda. Pero no diré nada de lo que sucedió en ninguna otra reunión».

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies