MARÍA DUEÑAS: «La sinceridad y la franqueza sin filtros están muy sobrevaloradas”

De cerca...

Amalia Enríquez. 23/07/2021

‘El tiempo entre costuras’ la lanzó al estrellato mediático. En cierta medida, todas nos convertimos en Sira Quiroga; sufrimos con ella sus contratiempos y nos alegramos de sus aciertos. La novela fue traducida a más de 25 idiomas y se convirtió en uno de los libros más vendidos de nuestra literatura actual. La vida de esa enigmática y brillante mujer pedía una continuación y María Dueñas lo ha hecho realidad en ‘Sira’, otro éxito ya desde su publicación el pasado mes de abril.

The Luxonomist: ¿Qué te da la escritura que no encuentras en otra actividad de la vida?
María Dueñas: Escribir es mi profesión, un trabajo intenso y absorbente que me proporciona además enormes satisfacciones. También es una fuente de aprendizaje, una evasión y un refugio.

TL: El escritor/a, igual que un actor/actriz, tiene el privilegio de sumergirse en la vida de los demás. ¿Cuál ha sido ese personaje que te ha hecho sufrir y/o disfrutar más?
María Dueñas: Más que sufrir, todos mis protagonistas me han hecho disfrutar muchísimo, cada uno en su momento. Sira Quiroga en ‘El tiempo entre costuras ‘y ahora en ‘Sira’; Blanca Perea y Daniel Carter en ‘Misión Olvido’; Soledad Montalvo y Mauro Larrea en ‘La Templanza’; las hermanas Arenas en ‘Las hijas del Capitán’… Todos, todos han sido muy entrañables.

TL: Sira, la mujer de la mil vidas y personalidades… ¿Ha sido el punto de inflexión de tu carrera?
María Dueñas: Sira fue el origen, el germen de mi carrera literaria, así que realmente ella y mi primera novela sí marcaron un punto de inflexión en mi vida, puesto que a partir de entonces abandoné mi profesión como profesora de universidad y me dediqué por completo a la escritura.

“Escribir es una fuente de aprendizaje, una evasión y un refugio”

María Dueñas
Sira es su última novela, que ahonda en la protagonista de ‘El tiempo entre costuras’

TL: ¿Cómo es la Sira de hoy con respecto a la mujer de ‘El tiempo entre costuras’?
María Dueñas: Más madura porque han pasado los años, y también más curtida por todas las experiencias complicadas y todas las circunstancias adversas que le ha tocado vivir. Sus prioridades son distintas ahora que tiene un hijo a su cargo. Se deja arrastrar menos por las voluntades de otros, es más exigente, crítica y escéptica. Aun así, conserva su carisma y sigue cautivando a los lectores.

TL: ¿La clave de esta ‘Sira’ es la fusión de personajes de ficción con los reales?
María Dueñas: Insertar personajes reales en mis novelas es algo que hago constantemente y en ‘Sira’ también ocurre, por supuesto. Hay personajes reales como Katy Antonius o Bertha Vester cuando nuestra protagonista reside en Jerusalén. Hay también personajes reales cuando ella se adentra en el Servicio Latinoamericano de la BBC en Londres, entre ellos sus directivos y algunos colaboradores, célebres exiliados españoles. Avanzando en la novela seguimos los pasos de Eva Perón durante su visita a España en 1947 y, finalmente, también tendremos numerosos personajes reales en Tánger, destacando entre ellos la millonaria norteamericana Barbara Hutton.

TL: ¿La disciplina es el arma más poderosa del escritor?
María Dueñas: Supongo que depende de cada escritor, pero en mi caso sí resulta fundamental. Yo asumo la escritura con rigor, dedicación y disciplina; mis libros son largos y muy documentados, no podría hacerlo de otra manera.

“Asumo la escritura con rigor, dedicación y disciplina”

María Dueñas libros
‘El tiempo entre costuras’ le permitió dedicarse por completo a la escritura

TL: ¿Cuál es tu “modus operandi” para escribir?
MD: Organizo y parcelo mi calendario. Cuando estoy de promoción de una nueva novela o cuando tengo viajes a ferias o festivales literarios, no escribo nada. Ni siquiera llevo el ordenador conmigo. En cambio, cuando estoy en casa digamos en “modo escritura”, me vuelco por completo desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la tarde, un día detrás de otro, una semana detrás de otra…

TL: ¿Te atenaza que la creatividad tenga su límite?
MD: No, en absoluto. Soy muy consciente de que tanto mi creatividad como mi energía para trabajar a buen ritmo irán decreciendo con el paso de los años; es ley de vida. Y cuando llegue ese momento confío en ser capaz de asumirlo con naturalidad, sin frustrarme y sin que me suponga ningún grave problema.

TL: ¿Lo mejor que se te da hacer?
MD: Hoy por hoy, supongo que escribir. Y también creo que soy una buena comunicadora y funciono bien en la promoción de mis novelas.

TL: ¿Quién ha marcado realmente tu vida?
MD: Mis padres, sin duda. Los principios, los valores y las actitudes morales y vitales que me alumbran vienen de ellos. Y no puedo estar más agradecida por ese legado.

TL: ¿Qué te pone de buen humor?
MD: Muchísimas cosas. Un buen libro, una buena película, una cena con gente a la que quiero, una botella de champagne bien frío, un viaje que no necesariamente tiene que ser extenso o lejano…

“Canto de pena. Daría lo que fuese por tener buen oído y buena voz”

María Dueñas
Dice que en su bolso nunca faltan unas gafas de sol.

TL: Esa canción con la que, cuando la escuchas, se te mueven los pies sin remisión.
MD: Vaya por delante que no soy nada bailona, pero me mueven los pies muchas canciones de géneros y momentos distintos. Qué sé yo, del flamenco a los Beatles, del pop ochentero al Tú me dejaste de querer de C. Tangana.

TL: ¿En qué eras brillante en el colegio?
MD: Dibujaba muy bien. Mi padre quería que fuese arquitecto, pero no me gustaban las matemáticas.

TL: Esa obra de arte que te gustaría tener expuesta en casa.
MD: El jardín de las delicias, de El Bosco. Para descubrir cada día en él una genialidad nueva.

TL: ¿Un talento que se te resiste por mucho que lo intentes?
MD: Canto de pena; daría lo que fuese por tener buena voz y buen oído.

TL: ¿Eres de una mentira piadosa a tiempo?
MD: Absolutamente. Soy muy de mentiras piadosas e instrumentales. Creo que la sinceridad y la franqueza sin filtros están muy sobrevaloradas.

TL: ¿Cuál es la compañía perfecta para irte de fiesta?
MD: Mejor que de fiesta, pongamos irme de cena o de viaje. En ese caso elijo a mis hermanas, a mis primas y a mi hija Bárbara.

TL: ¿Esa palabra que nunca regateas y más usas?
MD: Mi marido insiste en que digo mucho “totalmente”, pero no me doy cuenta.

«No sigo a nadie con interés en las redes sociales»

María Dueñas libros
Todos los protagonistas de sus libros le resultan entrañables.

TL: ¿Qué ves cuando te miras al espejo?
MD: Depende de la hora del día y del estado ánimo.

TL: ¿Ese bien que más valoras?
MD: Cosificándolos con su permiso, mis hijos, por supuesto.

TL: ¿Qué llevas siempre en los bolsillos?
MD: En los bolsillos nada. En el bolso, además del móvil y el monedero, un rotulador, una barra de labios, unas gafas de sol y un inhalador para el asma.

TL: ¿La enseñanza que nos deja vivir en pareja?
MD: Que conviene ser flexible y adaptativo.

TL: ¿Tu mayor decepción?
MD: Que los humanos no aprendamos de nuestros propios errores.

TL: ¿A quién sigues con interés en las redes sociales?
MD: A nadie. Si alguien me interesa, lo busco, pero no lo sigo.

“Sé que mi creatividad y mi energía para trabajar decrecerán con el tiempo»

Maria dueñas
Disfruta con un viaje o una buena cena

TL: ¿Hay alguna situación en la vida en la que, por algo, te pones pesada?
MD: Cuando quiero o necesito conseguir algo puedo ser persistente, pero sé retirarme a tiempo. No me gusta la gente plasta.

TL: Una película en la que te gustaría quedarte a vivir.
MD: En ‘Patrimonio Nacional’, de Berlanga. Con el marqués de Leguiñeche y su familia de chiflados viviendo dentro del entonces decrépito Palacio de Linares.

TL: Esa experiencia gastronómica inolvidable…
MD: Un viaje a Lima hace tres o cuatro años. Todo lo que comí fue pura delicia; terminamos metidos en la cocina de Astrid y Gastón, y la propia Astrid reconoció ser lectora de mis novelas.

TL: La pregunta que no te he hecho y te habría gustado responder.
MD: ¿Cómo han acogido tus lectores ‘Sira’, tu nuevo libro? Y te respondería: De maravilla, y por eso estoy agradecidísima y encantada.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies