Valiryo, el secador corporal que no sabías que necesitabas

Lo llaman la experiencia después de la ducha, y se trata de tecnología de Navarra que viene a revolucionar los hoteles de lujo y spas. Y también tu casa, porque en menos de 3 minutos tu cuerpo se ha sacado favoreciendo la relajación muscular y el cuidado de la piel.

Laura Martín. 10/08/2021

Valiryo es un secador corporal. La tecnología recoge el aire del espacio, acelerando y calentando éste según la velocidad elegida por el usuario para secarse, y lo distribuye por todo el cuerpo a través de la columna y los 27 difusores estratégicamente distribuidos para que la temperatura y velocidad del aire sean homogéneas por todo el cuerpo sin que sea necesaria ningún tipo de fricción.

Adiós toallas, desperdicio de agua para lavarlas, todo muy higiénico y sin dañar la piel. Una tecnología que en Asia está arrasando y que tiene su sede en Navarra. Allí Ion Esandi, CEO de Valiryo Technologies, ha creado un proyecto sorprendente y que puede hacernos sentir en otro nivel. La auténtica experiencia del baño.

The Luxonomist: ¿Cómo surge este proyecto?

Ion Esandi: Valiryo es un spin-off de nuestra empresa Job Accommodation en la que ayudábamos a otras grandes empresas a diseñar sus productos para que pudiesen llegar a todo el mundo. Siempre habíamos tenido el anhelo de poder desarrollar un producto propio que fuese útil, escalable y universal. Estábamos barajando tres ideas, una de ellas ésta. En ese momento una persona nos contactó porque su vecino se había caído en la ducha mientras se secaba y se había roto la clavícula. Y con esa señal tomamos la decisión de desarrollar un secador corporal por aire que hiciera más seguro y fácil el secado.

Y al desarrollarlo descubrimos que la experiencia de secado con Valiryo iba más allá de esa necesidad. Y es que resulta muy relajante, el calor favorece la oxigenación de los músculos, reduce el estrés, la piel queda más suave e hidratada… Y que podía interesar también a sectores como el turístico, deportivo, etc. por el impacto medioambiental y el ahorro en lavado de toallas que aporta.

«Seca a potencia máxima en tres minutos»

secador corporal
Es ecológico y muy placentero

TL: ¿Par uso profesional o también doméstico?

IE: Instalar Valiryo es tan sencillo como colgar un espejo con algún tipo de luz. Además está preparado y certificado para poder ser instalado dentro de la ducha, lo que hace que no sólo salgas ya totalmente seco, sino que lo hagas más relajado y con la piel más suave e hidratada. Preparado para vestirte directamente y continuar tu día.

Para los hoteles o gimnasios se trata de ofrecer un nuevo servicio a sus clientes que beneficia a ambas partes. En los gimnasios, por ejemplo, el cliente se va a casa más relajado, sin experimentar ese incómodo sudor post entrenamiento ya que el secado por aire lo corta y sin una toalla mojada en su bolsa.

Y para el hotel, spa o gimnasio resulta un gran ahorro ya que reducen muchísimo el lavado de toallas y mejora la limpieza de sus instalaciones ya que los clientes salen totalmente secos de la zona húmeda.

Yo creo que ganan ambas partes porque es una inversión rápidamente amortizable. E igualmente hay muchas personas que lo están instalando en su casa para poder extender el relax de la ducha también a la fase de secado y ganar en seguridad y cuidado personal cada día. Se puede instalar en cualquier ducha ya que no sobresale de la pared más de 3 centímetros.

«Reduce los gastos de lavandería hasta un 65%»

TL: ¿Cuánto consume?

IE: Este secador corporal al máximo de temperatura consume hasta 2800W y está diseñado para ser muy eficiente. Y esto es así porque el ciclo de secado es muy corto. Los 27 difusores que tiene Valiryo a lo largo de la columna aseguran un secado rápido, homogéneo y eficaz. Tenemos calculado que los gastos de lavandería de un hotel se ven reducidos hasta en un 65%.

Además, respecto a los ahorros medioambientales, cada vez que te secas con Valiryo dejas de emitir a la atmósfera 0,78 Kg de CO2. Se reduce tanto el uso de electricidad como del agua necesario para lavar toallas, además de que dejan de contaminarse con jabones y detergentes esa agua.

TL: ¿Seca de verdad?

IE: El tiempo de secado usando Valiryo a su máxima potencia de velocidad y temperatura ya que tiene 16 combinaciones posibles, es de algo menos de 3 minutos. Aunque esta cifra depende de varios factores como el programa elegido, la propia persona, la temperatura ambiente, la estación del año o la hora del día… y no suele ser demasiado relevante para el usuario porque está relajado, disfrutando mientras se seca cómodamente.

TL: ¿Dónde os gustaría ver vuestro secador corporal?

IE: En todos lados, porque creemos firmemente que el secado con toalla pronto será una cosa del pasado. Pero en primer lugar, en sitios públicos como hoteles, gimnasios o balnearios en los que pueda disfrutar la experiencia el mayor número de personas posible. Del mismo modo que hoy no encontramos en ningún baño público del mundo una toalla para secarnos las manos, porque entendemos que no es una manera higiénica de hacerlo, lo mismo va a ocurrir con el secado corporal.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies