El príncipe Andrés podrá vender el chalet de Verbier para pagar su defensa legal

El Duque de York se plantea ahora vender la casa que posee en Suiza junto a su exmujer para hacer frente a los gastos jurídicos de la demanda por abuso sexual.

Iván Perlado. 10/01/2022
(Foto: Gtres)

El príncipe Andrés sigue dando pasos para garantizarse una estabilidad económica en caso de tener que hacer frente a una sentencia negativa por abuso sexual. La aristócrata francesa Isabelle de Rouvre, de 74 años, ha confirmado que el hijo de Isabel II ha saldado la deuda de unos 6,6 millones de libras que tenía con ella. Una cantidad fruto del último pago relativo a la compra del exclusivo chalet en la localidad suiza de Verbier que Andrés y su ex-mujer Sarah Ferguson adquirieron en 2014.

De Rouvre demandó a la pareja en 2019 por el impago de unos 5 millones de libras y reclamó los intereses de demora hasta hacer frente a la deuda. Los Duques de York adquirieron la lujosa propiedad años antes por unos 18 millones de libras. Lo hicieron tras alquilarla unos meses antes.

Sarah Ferguson y el príncipe Andrés
El príncipe Andrés y Sarah Ferguson compraron la casa en 2014 (Foto: Gtres)

Es la única propiedad a nombre del príncipe Andrés

El acuerdo allana ahora el camino para que el príncipe Andrés venda el chalet y consiga de este modo la relevante cantidad de dinero que necesita para pagar su defensa legal. Y hacer frente además a una eventual sentencia condenatoria en el presunto caso de agresión sexual contra Virginia Roberts. En su demanda, asegura que el príncipe tuvo relaciones sexuales con ella en tres ocasiones cuando tenía 17 años. Todo dentro de la trama de captación de mujeres patrocinada por el pedófilo Jeffrey Epstein.

La lujosa propiedad está repleta de recuerdos para los York. Desde su adquisición ha sido el destino preferido de Andrés, Fergie y sus hijas Beatriz y Eugenia durante la temporada navideña. Algunos vecinos verían con buenos ojos la venta de la propiedad. Se quejan de la presencia de numerosos fotógrafos en las cercanías de la casa cada vez que los York aparecen y del revuelo que generan sus salidas públicas por el pueblo. Esta casa es la única propiedad inmobiliaria a nombre del príncipe Andrés.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies