Subastan la millonaria colección de arte y antigüedades de Hubert de Givenchy

Christie's subasta los objetos de arte que coleccionó Hubert de Givenchy a lo largo de su vida y que adornaban dos de sus residencias.

Iván Perlado. 09/06/2022
(Foto: Christie's)

Hubert de Givenchy nació en la localidad francesa de Beauvais el 20 de febrero de 1927. Era el hijo más pequeño de Lucien Taffin de Givenchy, cuya familia tenía orígenes venecianos. Lucien heredó el marquesado de Givenchy, un cargo aristocrático que le fue concedido a su familia a principios del siglo XVIII. La temprana muerte del padre en 1930 a causa de una fuerte gripe dejó al joven con un incierto futuro familiar con tan sólo tres años. Su madre, Béatrice Badin tomó entonces una decisión sobre él que acabaría cambiando su vida.

Béatrice envió al pequeño Hubert y a su hermano Jean-Claude a estudiar a París. Tanto ella como la abuela materna de los pequeños, les fueron inculcando los valores artísticos que siempre estuvieron presentes en la familia Badin. Hubert y su hermano heredaron de su padre la aristocracia, pero el legado de su madre fue el buen gusto por el arte en todas sus expresiones.

Hubert de Givenchy y Carolina de Mónaco (Foto: Gtres)
Hubert de Givenchy y Carolina de Mónaco en en una exposición sobre Audrey Hepburn en 2015, tres años antes de su fallecimiento (Foto: Gtres)

Hubert de Givenchy triunfó como diseñador y su legado aún perdura

Con estos mimbres no es de extrañar que no se dedicara a la abogacía, como pretendían algunos de sus parientes. El chico acabó estudiando Bellas Artes y pronto se vio seducido por el mundo de la moda en un momento de explosión del talento creativo en París.

Trabajó en los talleres de Lucien LelongPiguetJacques Fath y Elsa Schiaparelli antes de decidirse a crear en 1952 su propio proyecto. La Casa de Modas Givenchy nació con su primer desfile un 2 de febrero de 1952. Lo hacía además con el apoyo incondicional del modisto español Cristóbal Balenciaga. Hubert de Givenchy le correspondió con la admiración eterna a sus creaciones.

Sus diseños sedujeron a las grandes mujeres de la época. Todo Hollywood se rendía a sus pies. Audrey Hepburn, Elizabeth TaylorMarlene DietrichLauren BacallIngrid BergmanSofía Loren, Grace Kelly… todas quedaron prendadas de sus vestidos. Hasta Jackie Kennedy Onassis o María Callas acudían habitualmente a su estudio. Se le considera el pináculo de la elegancia francesa.

Mesa Regence Coco Chanel Christie's (Foto: Christie's)
La mesa Regence creada por Germain Boffrand y que perteneció a Coco Chanel (Foto: Christie’s)(Foto: Christie’s)

Christie’s vende numerosas obras de arte y antigüedades de su propiedad

Amante del buen gusto, su estilo refinado le llevó a invertir en obras de arte y piezas históricas que luego adornaban sus residencias. Gran parte de ese legado sale a subasta en lo que queda de mes. Se trata de algo más de mil lotes procedentes de dos de las residencias más emblemáticas del modisto: el Hôtel d’Orrouer en París y el Manoir du Jonchet en el Valle del Loira. La sala Christie’s de París será la encargada de vender los artículos en varios procesos.

Obras maestras que incluyen objetos de una relevancia histórica imponente desde el siglo XVII hasta nuestros días. En el catálogo hay obras de arte de Alberto Giacometti, Pablo Picasso y Kurt Schwitters. Pero también sillas de Georges Jacob, alfombras Aubusson del siglo XVIII y hasta una mesa Regence del mismo siglo ornamentada que alguna vez perteneció a Coco Chanel. Los que visiten París desde el viernes 14 de junio pueden apreciar más de 900 piezas a la venta en la sede de Christie’s de la Avenida Matignon, en una exposición que la casa de subastas ha llamado «Hubert de Givenchy – Collector».

Hubert de Givenchy El paso del pájaro migratorio de Joan Miró y Mujer caminando de Alberto Giacometti (Foto: Christie's)
El paso del pájaro migratorio de Joan Miró y Mujer caminando de Alberto Giacometti (Foto: Christie’s)

Se espera recaudar unos 50 millones de euros en total

Por las piezas más pequeñas ya se puede pujar en dos subastas online que se extenderán hasta el 22 y 23 de junio, respectivamente. Hay objetos para todos los gustos y bolsillos. Desde una caja de malaquita con un precio de salida de 200 euros a una silla de oficina de los años 90 de 80 euros. Pero los productos más relevantes se subastarán en vivo entre los días 14 y 17 de junio.

Se esperan pujas millonarias por piezas como Mujer caminando, un molde de una estatua de Alberto Giacometti valorado en unos 30 millones de euros. O El paso del pájaro migratorio de Joan Miró. Una pintura que estaba en uno de los dormitorios de Hubert de Givenchy, que nunca ha salido a subasta y por la que se espera obtener unos 3,5 millones de euros. También hay muebles que pertenecieron a Luis XVI. En total, 1.229 lotes con una estimación global de alrededor de 50 millones de euros. La mayor venta individual jamás realizada por Christie’s en París, superando a las colecciones de Yves Saint Laurent o Pierre Bergé.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio