Curiosidades de la Catedral de la Almudena

La Catedral de Almudena de Madrid, donde se guarda la talla de la patrona de la ciudad, posee numerosas curiosidades.

Iván Perlado. 09/11/2022
Catedral de la Almudena (Foto: Gtres)

La Catedral de la Almudena está dedicada a la patrona de Madrid. Cuenta la leyenda que el rey Alfonso VI de León estaba obsesionado con encontrar la imagen de la Virgen María que originalmente se encontraba en la medieval Villa de Madrid. Un lugar que él mismo arrebató a los musulmanes, dando inicio a la búsqueda de la preciada talla. La historia señala que el rey se entregó a la oración hasta que un día una sección de los muros de la ciudadela se derrumbó. Tras ella apareció la imagen buscada durante varios siglos, aún iluminada por velas.

Este extraordinario suceso es recordado en el exterior de la catedral con una imagen de la Virgen en una hornacina situada en la Cuesta de la Vega. Este sería el lugar donde supuestamente fue encontrada milagrosamente la imagen, tras la invasión musulmana. La palabra árabe al-mudayna, cuyo significado es la ciudadela, da apellido a la Virgen.

 La iglesia de Santa María de la Almudena (Foto: Wikipedia)
La iglesia de Santa María de la Almudena en 1869 durante su demolición (Foto: Wikipedia)

Anteriormente hubo una mezquita en su lugar

La actual Catedral de la Almudena ocupa los terrenos de la que fuera Iglesia de Santa María de la Almudena, considerada durante siglos el templo más antiguo de Madrid. En la actualidad de ella no queda más que el recuerdo, ya que en 1868 fue derribada como parte de la remodelación de la calle Mayor y la construcción del viaducto de la calle Bailén.

Esa pequeña iglesia se asentaba sobre lo que en tiempos árabes era la mayor mezquita del Mayrit (Madrid) musulmán. Fue Alfonso VI, en el siglo XI, quien cristianiza el templo, que sufrió numerosas modificaciones durante siglos hasta su demolición. La mezquita se encontraba dentro de la muralla original de la ciudad y compartía espacio público junto al alcázar, donde se encuentra actualmente el Palacio Real.

Alonso Cano y Eugenio Cajés de Fuentes (Foto: Museo del Prado/Wikipedia)
La obra de Alonso Cano se conserva pero la de Eugenio Cajés, probablemente similar a ésta, nunca fue encontrada (Fotos: Museo del Prado/Wikipedia)

Los tesoros perdidos de la iglesia original

Durante los siglos que precedieron a su demolición, se le fue dotando a la antigua Iglesia de Santa María de la Almudena de algunas obras artísticas de incalculable valor. En su interior permaneció durante años la pintura El milagro del pozo, de Alonso Cano (siglo XVII). Un lienzo en el que se representa a San Isidro sacando a su hijo de un pozo. La obra se conserva actualmente en el Museo del Prado.

Nada se sabe sin embargo de otras obras que ornamentaban el templo y que desaparecieron a finales del siglo XVIII. Obras de Eugenio Cajés o Diego Polo de las que nada se sabe desde entonces. Así como un cuadro de Lucas Jordán y otro de Gaspar Becerra. El domingo 25 de octubre de 1868 se hizo la última misa en su interior y se clausuró la iglesia. Los tesoros que aún se conservaban se repartieron entre diferentes iglesias y conventos de la capital.

(Foto: Catedral de la Almudena)
La talla de la Virgen de la Almudena data finales del siglo XV o inicios del XVI (Foto: Catedral de la Almudena)

El origen de la actual imagen de la Virgen de la Almudena

Durante el vaciado de la iglesia, la imagen de la Virgen de la Almudena fue trasladada al Convento de las Monjas Bernardas que había en la cercana calle del Sacramento. De aquel edificio poco queda, salvo la iglesia y algunos restos en un solar ocupado en la actualidad por dependencias municipales. Allí se cuidó la talla en madera con tonos dorados y policromados, de estilo Gótico Tardío.

Los historiadores creen que se realizó entre los siglos XV y XVI. La imagen se ha atribuido al círculo de Sebastián de Almonacid o bien a Diego Copín de Holanda. Ambos trabajaron como escultores en Toledo a camino entre los siglos citados y son autores de obras similares. La imagen reposa actualmente sobre un trono de plata de estilo Barroco que fue un regalo de la Villa de Madrid en 1640.

Catedral de la Almudena (Foto: Gtres)
Se tardaron más de cien años en concluirla desde la colocación de la primera piedra (Foto: Gtres)

La primera piedra de la Catedral de la Almudena

El derribo de la antigua Iglesia de Santa María de la Almudena y las posteriores obras de remodelación del entorno a punto estuvieron de dejar a Madrid sin catedral en su actual emplazamiento. El espacio que quedó tras el ensanche de las calles Mayor y Bailén era tan escaso que el rey Alfonso XII tuvo que ceder parte del patio de la armería del Palacio Real para realizar el proyecto. Lo hizo por mediación de la reina María de las Mercedes de Orleans, muy devota de la Virgen.

El día 4 de abril de 1883, Alfonso XII puso la primera piedra del nuevo edificio. La actual Catedral de la Almudena es un edificio de 102 metros de longitud y 73 de altura máxima. Está construida en diferentes estilos arquitectónicos: neoclásico en el exterior, neogótico en el interior y neorrománico en la cripta. Fue consagrada el 15 de junio de 1993 por el papa Juan Pablo II, en el transcurso de su cuarto viaje a España.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio