JPMorgan Chase, el banco de éxito

JPMorgan Chase es uno de los bancos más exitosos y conocidos de Estados Unidos y del panorama mundial.

Self Bank. 05/06/2017

La entidad surgió en el año 2000 de la fusión entre J.P. Morgan & Co. y Chase Manhattan Corp. Su sede central se encuentra en Nueva York y cotiza en varios índices entre los que destaca el Dow Jones. En los últimos años, JPMorgan ha destacado por ser una entidad referente en materia de inversión. Sus hedge funds (fondos de inversión libres) alcanzan actualmente volúmenes de inversión muy elevados. Además, su capitalización de mercado actual se sitúa en una cifra cercana a los 300.000 millones de dólares, por encima de otros grandes bancos como Wells Fargo o Bank of America.

Wells Fargo, otro de los bancos destacados en EEUU

En 2004, con motivo de una fusión entre JPMorgan Chase y Bank One, llegó a la entidad Jamie Dimon, que entonces cumplía con el rol de CEO en la entidad de Illinois. Dos años más tarde, este sucedió a William B. Harrison Jr. como presidente de JPM. De la mano de Jamie Dimon la entidad ha sido capaz de reforzar ciertos fundamentos y aventajar en otros a sus principales competidores.

Por ejemplo, durante el año pasado JPMorgan logró un aumento interanual del 3% en su beneficio por acción, con un crecimiento anual compuesto en los últimos 10 años del 4%. Estas cifras solo han sido replicables por Wells Fargo que, sin embargo, mostró cierta sensación de agotamiento el último año, con una contracción del -3% en su beneficio por acción.

Jamie Dimon ha revolucionado los resultados

El negocio de Wells Fargo, orientado hacia áreas más tradicionales, le permite mostrar una mayor solidez independientemente de las circunstancias de mercado. Sin embargo, JPMorgan destaca por una mayor exposición a los mercados de valores y al negocio de la gestión de activosmodelo que suele funcionar peor en ciclos contractivos o adversos al crecimiento económico.

Desde la llegada de Jamie Dimon, JPMorgan Chase ha sabido elevar su imagen de marca hasta otro nivel. Además, fue una de las entidades que más fortalecidas salió de la crisis financiera del 2008. Recordemos que en aquel año se dio en EE.UU. el mayor rescate financiero a la banca. Hubo compañías muy perjudicadas y otras no tuvieron más remedio que poner facilidades a ser fusionadas o absorbidas. Algunos bancos utilizaron esta circunstancia para crecer y para ganar cuota de mercado, ya que por una u otra razón no estuvieron tan expuestos a los ya conocidos como “activos tóxicos”. Entre estas entidades se encontró JPMorgan Chase, que aprovecho para adquirir Bear Sterns y Washington Mutual.

Oficinas JPMorgan Chase

Los analistas valoran positivamente el momentum que está atravesando JPMorgan, con un 50% de ellos recomendando “comprar”, un 41% que considera que lo mejor es “mantener” y el 9% restante considera que es momento de “vender”. El precio objetivo a 12 meses que otorga a su acción el consenso de analistas de Bloomberg se sitúa en los 93 dólares por acción, con un potencial de revalorización del 11%.

Los argumentos financieros alcistas se escudan en las inversiones en tecnología para mejorar los servicios ofrecidos al cliente, la fuerte apuesta por el control del riesgo y la liquidez de activos en el balance, lo que marca la diferencia frente a algunos bancos europeos. También se valora positivamente el elevado porcentaje de clientes institucionales que tiene con respecto a la media, factor que reduce la volatilidad en el número de operaciones que se realizan.

JPMorgan Chase es uno de los bancos mejor valorados

Los ratios de la entidad se encuentran en una excelente situación. El CET1, ratio que mide la solidez financiera, se sitúa en el 12,2% y, tras aplicarle el test de estrés de la Reserva Federal, este ratio descendería solo hasta el 8%, superando holgadamente el requisito mínimo exigido del 4,5%. Por otro lado, uno de los argumentos utilizados para no recomendar JPMorgan es el reciente encarecimiento de la compañía en términos de PER. El precio de la acción entre diciembre del 2011 y del 2016 se incrementó en un 150%, mientras que el beneficio por acción solo lo ha hecho en un 36%, disparando el mencionado ratio financiero desde el 7,5 hasta el 13.

Analista: Felipe López-Gálvez. Disclosure: Self Bank es el banco digital pensado para aquellos que entienden el mundo de manera digital. Ofrece una experiencia de cliente diferente y servicios de valor añadido para que sus clientes puedan gestionar sus finanzas a su manera de un modo fácil e intuitivo, a través de cualquier canal digital. Con su lema “hazlo a tu manera”, el banco busca empoderar a los clientes para que comiencen a tomar el control de la gestión de su dinero y les ofrece la independencia necesaria para que lo hagan del modo que ellos deseen. Self Bank es un banco digital español  participado por  Boursorama, la filial online del grupo Société Générale  y uno de los principales actores en banca digital de Europa. Con más de 15 años de historia, el banco digital ofrece una amplia variedad de productos y servicios de ahorro y de inversión como cuentas nómina, tarjetas, cuentas de ahorro, Bolsa, CFDs o más de 1800 fondos de inversión.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión móvil