Puig dispara su beneficio un 71% y logra el mejor resultado de su historia

Las ventas aumentaron un 40% respecto a 2021 hasta obtener unos ingresos de 3.620 millones de euros.

Alicia Martín. 24/03/2023
Foto: @PacoRabanne Twitter.

La revolución de las marcas de cosmética, moda y perfumes es un hecho y los resultados anuales presentados por Puig así lo corroboran. La firma ha pulverizado todas sus cifras económicas cerrando 2022 con unos ingresos netos históricos de 3.620 millones de euros, lo que supone un 40% más que el año anterior.

Así, beneficio neto de la marca creció hasta situarse en los 400 millones de euros, un 71% más respecto 2021. Todo ello a pesar de un entorno geopolítico complejo, así como del impacto de la inflación y el incremento de los tipos de interés.

Además, Puig ha llevado a cabo importantes adquisiciones, como la participación mayoritaria en la firma de lujo sueca Byredo e incorporó las marcas de wellness Kama Ayurveda, en India, y Loto del Sur, en Colombia, de forma que incrementa significativamente los puntos de venta propios y se incorpora a más de 1.000 nuevos colaboradores.

Raco Rabanne y Carolina Herrera impulsan el resultado de Puig

Carolina Herrera
(Foto: @HouseofHerrera Twitter)

La compañía aceleró su crecimiento en la categoría de fragancias y moda por encima de la media del mercado, con un incremento del 40% en ingresos netos respecto a 2021 y ha conseguido alcanzar una cuota global de mercado del 10% en la categoría de fragancias de distribución selectiva, lo que supone un hito en su historia.

Esto ha sido posible gracias a la fuerza de sus marcas propias, con dos de ellas, Paco Rabanne y Carolina Herrera, en el top 10 mundial. Las marcas de Puig del segmento Prestige registraron un excelente desempeño, impulsadas por el éxito del lanzamiento de la fragancia Fame de Paco Rabanne; por la consolidación de Good Girl, de Carolina Herrera, tras su lanzamiento de Very Good Girl en 2021; y por el buen rendimiento de Scandal de Jean Paul Gaultier.

La moda crece al mismo ritmo que la compañía y se sitúa en una posición de gran relevancia con el éxito del modelo de colaboración implantado en las colecciones de alta costura y prêt-à-porter de Jean Paul Gaultier, así como el fichaje de Harris Reed en la Dirección Artística de Nina Ricci y la consolidación de las propuestas de Julien Dossena en Paco Rabanne y Wes Gordon en Carolina Herrera.

Charlotte Tilbury despunta en el maquillaje

Charlotte Tilbury
(Foto: @CTilburyMakeup Twitter)

Por su parte, el maquillaje es la categoría que más crece con Charlotte Tilbury y Carolina Herrera a la cabeza. En concreto, ha registrado un incremento del 52% en sus ingresos respecto al ejercicio anterior, consolidando a Charlotte Tilbury como la marca de maquillaje número 1 en Reino Unido.

Por mercados, Estados Unidos se consolida como el principal para el grupo. Durante 2022, abrió una oficina en Miami para la gestión del negocio de travel retail en el continente americano, que ya representa el 36% de toda la facturación, registrando, además, un incremento del 56%.

Subir arriba
Versión Escritorio