Rolex adquiere Bucherer para reforzar su posición minorista

Abel Amón. 08/09/2023
Foto Unsplash @yash_parashar

Rolex compró Bucherer el pasado mes de agosto. Se trata de una compañía de relojes de alta gama  muy conocida, más que por sus propias marcas, por ser el mayor grupo distribuidor autorizado por Rolex, en una  asociación que dura casi 100 años.

Así, ahora que Rolex se hará cargo de Bucherer, significa que la empresa matriz, que siempre se ha mantenido alejada del negocio minorista (a excepción de sus exclusivas tiendas propias en la sede de Ginebra), entrará en un nuevo campo, como lo es el mercado del consumidor final.

Una fusión muy significativa

Uno de los motivos – de carácter personal-  de esta fusión y adquisición se explica de forma clara y sencilla en el comunicado de prensa. Jörg Bucherer, el mayor accionista y jefe de Bucherer, tiene 87 años y ningún descendiente que herede su negocio. Por eso desea vender la empresa. Así, después de evaluar a diversos compradores potenciales, quedó claro que Rolex era la opción más adecuada.

Bucherer actualmente vende su propia marca Carl F. Bucherer joyas y relojes de alta gama, así como más de 100 tiendas de relojes boutique en todo el mundo entre las que se vende Rolex. Además, a Bucherer también se le ha confiado la tarea de convertirse en el centro de servicio oficial de ambas marcas.

El gigante Bucherer en Estados Unidos

Cabe recordar que Bucherer adquirió Tourneau, un gran grupo de cadenas de relojes de alta gama de América del Norte. De esta manera, la tienda insignia de Tourneau en Las Vegas ha sido  renovada y reabierta como la sucursal más grande de Bucherer en EEUU junto con su elegante flagship neoyorquina.

Para comprender el razonamiento detrás de este acuerdo, hay que tener en cuenta la sólida posición actual de Rolex en la industria relojera. Tiene una cuota de mercado permanentemente por delante de sus competidores. Sin embargo, en los últimos años, Rolex no ha estado involucrada en el campo minorista, aunque ha visto cómo los precios de sus relojes de segunda mano se duplicaban.

Rolex no interferirá en las operaciones de Bucherer

Los concesionarios y centros de servicio piloto de este plan son, eso sí, exclusivos de Carl F. Bucherer. Por lo tanto, la industria interpretará, por supuesto, que la adquisición de Bucherer por parte de Rolex tiene como objetivo mantener la imagen de sus productos de marca y la estabilidad del mercado. Así como garantizar que otros compradores puedan intervenir en este sensible entorno a través de Bucherer. Sobre todo porque Rolex ya ha le dado prioridad a sus ventas y al control de la cadena minorista.

En el comunicado de prensa oficial, Rolex enfatizó que no interferiría en las operaciones existentes de Bucherer y mantendría su independencia. Esto en un intento de apaciguar a otras compañías minoristas autorizadas oficialmente y a terceros. Y es que, después de todo, hay alrededor de 2.000 puntos de venta de terceros autorizados por Rolex en el mundo, y hasta ahora Bucherer representaba menos de la décima parte.

Los minoristas se tambalean tras la compra

En cualquier caso, la adquisición de Bucherer por parte del gigante suizo hizo tambalear las acciones del minorista británico de relojes de alta gama Watches of Switzerland que se desplomaban más de un 20%  en la Bolsa de Londres. Lo hacían poco  después de que Rolex anunciase la adquisición de Bucherer, competidor directo de la empresa.

Esta adquisición se puede considerar todo una declaración de intenciones por parte Rolex para proteger sus propios intereses. Y es que aunque Rolex puede ampliar su producción en aproximadamente un 30% como se espera con la construcción de una nueva fábrica en 2025, la gran relojera siempre será quien establezca las reglas de juego del sector en cuanto a fabricación y ventas se refiere. De hecho, para los consumidores y coleccionistas, el valor del Rolex está  en continuo crecimiento. ¿Cuál será su límite? 

Subir arriba
Versión Escritorio