Swatch confía en el mercado asiático para recuperarse

Swatch Group reportó una pérdida de medio año por primera vez en su historia, pero China continental ha logrado una recuperación de ventas de dos dígitos.

Abel Amón. 21/08/2020
Foto Instagram @swatch

El  gigante suizo de relojes Swatch Group, fabricante de entre otras marcas Longines y Omega, anunció datos financieros clave para la primera mitad del año fiscal 2020 (a partir del 20 de junio). La primera pérdida de medio año en la historia del grupo. Pero el fundador y CEO Nick Hayek ha indicado que se espera que el grupo se recupere rápidamente de la crisis del Covid-19.

El grupo declaró que experimentó un buen crecimiento antes del brote. En enero de este año, el margen de beneficio operativo de la división de relojes y joyas alcanzó el 21,4%, y el margen de beneficio operativo general fue del 17,3%. Sin embargo, el 80% de las tiendas se vieron obligadas a cerrar debido a la epidemia. Las ventas del grupo cayeron bruscamente afectadas particularmente porque sus clientes más importantes, los turistas chinos, han cesado sus viajes al extranjero.

La firma ha despedido a un 6,5% de su plantilla

Previsiones de crecimiento

La gerencia del grupo confía en que, con el levantamiento gradual del bloqueo epidémico en varios países, las ventas y la rentabilidad del grupo mejorarán rápidamente en los próximos meses. Obviamente, un nuevo brote o el descontrol del brote actual, podría echar por tierra estos optimistas pronósticos. No obstante, en la segunda mitad del año, el grupo lanzará nuevos productos y reducirá costos.

El Grupo Swatch declaró que eventos a gran escala, como los Juegos Olímpicos de los que eran importantes patrocinadores, han supuesto un ahorro considerable en el presupuesto de marketing. Ojalá que en 2021 este gasto se reactive, pues significará que los Juegos de Tokio tienen lugar, lo que sería un síntoma de la victoria sobre el peligroso coronavirus.

La compañía espera un rápido repunte en el rendimiento en la segunda mitad del año y volver a la rentabilidad. Las  ventas del grupo han reanudado su crecimiento en junio y que la demanda del mercado para el levantamiento de las restricciones de movilidad es muy considerable.

Swatch Group espera que los números se recuperen tras el Covid-19

Ventas de Swatch Group

En mayo y junio, las ventas del grupo en China continental experimentaron un crecimiento de dos dígitos. Sin embargo, debido a la agitación política y al impacto de la epidemia, las ventas en Hong Kong cayeron drásticamente y las ventas en los Estados Unidos en junio también se redujeron  entre un 20% y un 25%.

Desde diciembre del año pasado, Swatch Group ha cerrado cerca de 260 tiendas y ha despedido al 6.5% de sus empleados (2.400 trabajadores), algo inaudito para la compañía. Los recortes de empleos fueron predominantemente en las tiendas, ya que Swatch se aferró a los trabajadores de producción. A la vez,  Swatch Group ha reducido su dividendo para 2020 y el salario fijo de los miembros de la junta este año.

Desde el comienzo de la pandemia , el precio de las acciones de Swatch Group ha caído un 28%. Después del anuncio, al cierre del martes, el precio de las acciones del Grupo Swatch subieron ligeramente,  un 0,85% a 196,85 francos suizos por acción.

A partir de la primera mitad del año fiscal 2020, el 20 de junio, los datos financieros clave de Swatch Group son los siguientes: las ventas cayeron un 46,1% interanual a 2.040 millones de euros y una pérdida operativa de 313  millones de euros bajó un 43,4% a tipos de cambio constantes en comparación con el mismo período del año pasado. La ganancia operativa fue de 508 millones de euros y la pérdida neta fue de 300 millones de euros en comparación con una ganancia neta de 385 millones de euros en el mismo período del año pasado.

Los relojes de colores no dejan de venderse a pesar de la crisis del Covid-19

La crisis para Swatch

El fabricante de relojes suizos confirmó la aceleración de planes de cerrar las tiendas de forma permanente en Hong Kong, así como también las tiendas que venden su colorida marca homónima y los relojes Calvin Klein.

En una ruptura con su estrategia durante crisis anteriores, como la recesión financiera de 2009, Swatch se está inclinando más por recortar empleos. El director ejecutivo, Nick Hayek, dijo que durante los tiempos difíciles, el problema con la reducción de empleos es que es difícil encontrar personal cualificado cuando el mercado se recupera.

«Winston Churchill dijo, ‘nunca desperdicies una buena crisis’, y eso es exactamente lo que vamos a hacer, especialmente en la segunda mitad del año», indicó Hayek en videoconferencia.

Subir arriba
Versión Escritorio