Consejos de experta para preparar nuestra piel para el otoño

El otoño es el momento ideal para empezar una rutina de belleza enfocada a reparar los daños causados en la piel por el sol y aumentar el nivel de hidratación.

Laura Martín. 20/09/2022

Hidratación, tónico, sérum, mascarilla y descanso. Un combo mágico. La epidermis es la capa externa de nuestro manto y, por tanto, es la que más sufre la deshidratación debido a factores externos como los rayos UV, el agua del mar y el clima seco.

Siguiendo unos tips básicos, pero efectivos, conseguiremos mejorar su estado y prepararlo para los meses más fríos. Además al reducir las horas de exposición al sol, es la época ideal para comenzar a realizar un tratamiento estético con el fin de mejorar el estado de las manchas que hayan podido aparecer.

Cuida tu piel en otoño empezando por la hidratación

piel
Usar cremas hidratantes, tónicos y serums es fundamental para mantener la piel hidratada (Foto: Unsplash)

Desde The Luxonomist hablamos con Lorena Aviñón, directora creativa de Nasei, la firma de cosmética orgánica de Bilbao que no para de crecer. «Con hidratación no nos referimos a la ingesta de líquidos, que también, sino a aportar un extra de agua a nuestra piel desde fuera», comienza.

«El abuso de limpiadores jabonosos puede llegar a provocar sequedad por su acción astringente, la cual no solo retira el exceso de grasa, sino que también se llevan consigo el poco agua que la epidermis logra retener. Además alteran el PH fisiológico, causando picor y sensación de ardor», nos detalla.

Aquí es cuando entra en acción el tónico que, además de reequilibrar el ph, proporciona calma y confort. «Lo ideal es pulverizarlo, para que penetre a través de los poros y llegue a capas profundas de la epidermis. El tónico es de uno de los cosméticos más desconocidos debido a la falta de información que hay sobre este producto».

Incorporándolo a la rutina diaria, tanto de día como de noche, este sencillo gesto cambia el estado de la piel casi en el mismo acto de su aplicación. «Es increíble cómo aumenta la hidratación y facilita a su vez la absorción de los nutrientes y principios activos del sérum que apliques posteriormente. Se trata de una composición acuosa rica en principios activos que mejoran la textura de la piel», comenta Lorena Aviñón, esteticista y fundadora desde la firma cosmética Nasei.

Es recomendable elegir un tónico a base de aguas florales como el de rosa, lavanda o azahar y evitar aquel que tenga en su composición alcohol para no resecar.

Alimenta tu piel

Es importante darle a la piel en otoño un chute de vitaminas por ejemplo con vitaminas

La piel bebe, pero también come. Por esta razón aportarle un extra de nutrientes a través de cosméticos elaborados con aceites vegetales es siempre una buen opción. Un cóctel de vitaminas, ácidos grasos y antioxidantes que la alimentarán para que se muestre sana, bonita y vital.

«El aceite de almendras es rico en vitamina E, altamente reparador de los tejidos. La rosa de mosqueta restaura el daño causado por los rayos ultravioleta, y el de caléndula calma los rostros más sensibles y reactivos, e incluso aquellos que hayan podido sufrir quemaduras solares», añade.

Este otoño dale a tu piel una mascarilla a la semana

mascarilla
Las mascarillas deben aplicarse de forma periódica para hidratar y aportar nutrientes (Foto: Unsplash)

Algo tan sencillo como aplicar una mascarilla hará que tu rostro gane luminosidad.  «Las hay a base de arcillas purificantes, en gel refrescantes e incluso individuales en formato tissue que son hidratantes. Esta clarificante que te proponemos es muy fácil de hacer y solo requiere de dos ingredientes: un poco de papaya y yogur natural«.

«La papaya contiene una enzima llamada papaína, que hará que tu piel luzca suave, uniforme y radiante al eliminar las células muertas, incluso a nivel profundo, mejorando así el estado de las manchas. Pero por si fuera poco, esta mascarilla activa el colágeno de forma natural y mejora la firmeza de tu rostro».

«Coge un poco de pulpa de papaya, machácala con un tenedor y mézclala a partes iguales con el yogur. Aplica una fina capa en cara, cuello y escote, dejándola actuar durante diez minutos. Aclara con abundante agua y aplica sérum y crema», explica. «Los resultados son espectaculares», insiste.

Duerme y descansa

dormir
Dormir es un paso básico de cualquier rutina de belleza (Foto: Unsplash)

Dormir es la terapia reparadora más sencilla y efectiva para nuestro organismo, y nuestra salud. La falta de sueño influye en la salud general y en especial en la de nuestra piel. Ésta puede provocar hinchazón y bolsas en los ojos, arrugas, flacidez e incluso alteración de la microbiota de la barrera protectora de la epidermis.

«Por eso es muy importante dormir, al menos, 8 horas todos los días y acostarse siempre a la misma hora, además de adquirir el hábito de no utilizar el móvil cuando cae la noche, ya que la luz azul genera estrés oxidativo, siendo causa de envejecimiento prematuro de la piel«, nos recuerda.

«El cuidado de la piel no solo debe estar enfocado a reparar el daño tras el verano, se ha de tener en cuenta en cada estación del año, ya que cada uno tiene distintos factores climáticos y ambientales. Por esta razón adquirir una rutina de hidratación y nutrición profunda hará que siempre se tenga una piel sana así como fortalecida, independientemente de la temporada», finaliza Aviñón, directora creativa de Nasei.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión móvil DONOTCACHEPAGE