El agua que une a Bill Clinton y Napoleón

El Eau de Cologne nació en 1685 en Alemania y hasta en nuestros días seguimos denominando así a muchos perfumes.

La marca de perfume más antigua del mundo con denominación registrada de la que tenemos constancia es el Agua de Colonia Original, Original Eau de Cologne. Su nombre se debe a que fue creada en la ciudad de Colonia (Alemania) en 1685, por lo que fue conocida durante los siglos XVIII–XIX como La Ciudad de Fragancias. Esta agua perfumada es una solución de aceites etéreos diluidos en un solvente, normalmente etanol, y entre un 4 y un 8% de aceites esenciales.

Exquisita y delicada la fragancia de Farina. Compra aquí
Exquisita y delicada la fragancia de Farina. 

En su origen, el aroma era bastante innovador para la época, pues se trataba de una fragancia muy fresca en contraposición a los perfumes intensos que usaban para tapar malos olores. La  esencia se creó en una época en la que la gente, por temor a contraer enfermedades, no se lavaba. Independientemente de la clase social, todo el mundo olía mal. En las ciudades, la basura seguía tirándose a la calle por la ventana y en las casas no había baños.

El Agua de Colonia se creó cuando todo el mundo olía mal
El Agua de Colonia se creó cuando todo el mundo olía mal

Eso sí, no estaba al alcance de todos, ya que su precio equivalía a medio salario anual de un funcionario alemán. Sus clientes fueron aristócratas y nobles, algunos de gran renombre como Federico el Grande, Göthe o Napoleón, que sí se bañaba y se embadurnaba en el agua de colonia nada más salir. Hoy es un producto de amplio consumo. Hasta Bill Clinton y algún magnate ruso usan El Agua. 

El italiano Giovanni Farina fue el inventor de la Original Eau de Cologne. Tenía grandes conocimientos en destilación, procesos de maceración y aceites esenciales, aprendidos en su familia materna, unos famosos perfumistas italianos. Su técnica era revolucionaria, destilaba alcohol y lo mezclaba con extractos de bergamota, limón, pomelo y otros, hasta conseguir un perfume ligero, fresco y sutil.

Compra aquí la Original Eau de Cologne de Farina
Compra aquí la Original Eau de Cologne de Farina

Farina describió su fragancia: «He descubierto un perfume que me hace recordar a un amanecer italiano, a narcisos de montaña, a azahares de naranjo justo después de la lluvia. Él me refresca y refuerza mis sentidos y mi fantasía». Su fórmula se ha mantenido en secreto y ha estado encerrada bajo llave a lo largo de las ocho generaciones de Farina, todos llamados Johann María hasta el día de hoy, cuando el actual fabricante, el octavo Johann María Farina, carece de descendencia masculina.

Compra aquí 4711, la colonia más fresca
Compra aquí 4711, la colonia más fresca

Pero la fragancia que encontramos hoy no es la original de Farina. En 1792, un comerciante local llamado Wilhelm Mülher, ante el éxito de Farina, creó su propia agua perfumada y utilizó el nombre de Farina en lo que podría ser el primer caso de piratería comercial de la historia. Once años después, Mülher tuvo que renunciar a aquel nombre, transformándolo en 4711, que era el número de la calle en la que se encontraba su comercio.

Las dos colonias siguen produciéndose y peleándose en los tribunales. La 4711 es mucho más conocida y barata que el agua de Farina, que desde 1803 firmó sus frascos para defender su marca atestiguando su autenticidad. Hoy, 4711 la comercializa Procter & Gamble, aunque no se encuentra en todas las perfumerías. Es una colonia notable, discreta y elegante.

Toda la gama de 4711. Compra aquí
Toda la gama de 4711. Compra aquí

La definición ‘Agua de Colonia’ o simplemente ‘colonia’ se ha vuelto con el tiempo genérica en perfumería. Se considera oficialmente que un Agua de Colonia debe ser fabricada con un volumen al 70 % de alcohol etílico y con determinados tipos de perfume. Se define también como agua de baño de Colonia o agua de tocador de Colonia a aquella mezcla que como mínimo contenga un 40% de alcohol.

Subir arriba
Versión Escritorio