Por qué no debes usar blanqueamientos dentales caseros

Mucha gente opta por blanquear sus dientes con métodos domésticos asumiendo numerosos riesgos tanto a corto como a largo plazo.

CANNES, FRANCE - MAY 17: Actress Penelope Cruz attends the photocall for the film 'Vicky Cristina Barcelona' at the Palais des Festivals during the 61st International Cannes Film Festival on May 17 , 2008 in Cannes, France. (Photo by Pascal Le Segretain/Getty Images)

A veces, nuestra ansia de tener un cuerpo más delgado, una piel más bonita o de sentirnos más atractivos en general nos llevan a cometer algunas imprudencias que, contrariamente a lo que queremos conseguir, no sólo no nos ayudarán a obtener los resultados deseados sino que además pueden perjudicar gravemente nuestra salud.

Deja el blanco de tus dientes en manos de profesionales
Deja el blanco de tus dientes en manos de profesionales

El caso de los blanqueamientos dentales caseros es uno de los más comunes. Todos conocemos algún método sacado de ‘La botica de la abuela’ para conseguir acentuar el blanco de nuestros dientes pero, ¿sabemos realmente hasta qué punto esto es efectivo o si es totalmente inocuo para nuestra salud? Seguramente no.

Ya dicen que lo barato sale caro y si hablamos de los trucos caseros para blanquear los dientes, esto se cumple en el 90% de las ocasiones. Lo normal es que estos remedios recurran a sustancias que, lejos de blanquear nuestros dientes, lo que hacen es desgastar nuestro esmalte, pudiendo llegar a provocar desde caries o sensibilidad dental hasta la pérdida dentaria en los casos más extremos.

Una sonrisa bonita es posible pero siempre con tu dentista
Una sonrisa bonita es posible pero siempre con tu dentista

Por desmitificar algunos de los métodos más conocidos y que circulan por la red: el bicarbonato, el agua oxigenada, el limón y el vinagre son sustancias abrasivas que al contacto con nuestros dientes desgastan y arañan nuestro esmalte. Lo que puede parecer que blanquea nuestros dientes, cuando en realidad se trata de un efecto pasajero que a la larga pasa factura a nuestra sensibilidad dental, que se intensifica a medida que perdemos el esmalte, que es la protección natural que tienen nuestros dientes contra los factores externos y que, además, una vez perdido no vuelve a recuperarse.

Los tratamientos caseros pueden acabar con el esmalte de tus dientes
Los tratamientos caseros pueden acabar con el esmalte de tus dientes

El blanqueamiento profesional es más solicitado por los pacientes en el mundo. La sonrisa es uno de los puntos más importantes cuando hablamos de la imagen que proyectamos y con este tratamiento se consigue de forma segura y efectiva  unos dientas más blancos e igualados en su tonalidad. Este tratamiento estético se realiza con dos o tres concentraciones de peróxido de hidrógeno en la clínica, potenciadas con lámpara led. Después, en casa hay que utilizar, cada noche durante una semana, unos moldes flexibles cargados con peróxido de carbamida.

Tener unos dientes blancos no te costará mucho tiempo en tu dentista
Tener unos dientes blancos no te costará mucho tiempo en tu dentista

Por eso, antes de arriesgarte a realizar cualquiera de estos, u otros métodos caseros que prometan conseguir un blanco nuclear para tus dientes, piensa antes en los efectos a corto y largo plazo que pueden ocasionarte. Para evitar un disgusto y asegurarte de que lo que estás haciendo no va a perjudicar tu salud y va a tener una durabilidad, lo mejor es que acudas a un especialista para realizar este o cualquier otro tratamiento que pueda implicar algún riesgo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio