¿Hay que exfoliarse sí o sí?

Uno de los asuntos más discutidos por los expertos en belleza. Imprescindible para unos, una agresión innecesaria para otros. ¿Qué opinan los especialistas del sector sobre la exfoliación?

¿Hay que exfoliarse sí o sí? Pues como todo, depende. Especialmente si tienes la piel sensible. Mientras que algunas marcas las desaconsejan por completo, basándose en que debe ser la piel quien se renueve por sus propios medios, otras la consideran un paso imprescindible para que se mantenga luminosa y joven.

La piel se renueva de forma natural cada 28 días. “Pero hay muchas circunstancias que retrasan este proceso, como la edad”, nos explican desde el centro de belleza The Secret Lab. “Cuando se acumulan células muertas, la piel tiene un aspecto mate y rugoso, hay sensación de sequedad, engrosamiento y tirantez”.

Marcas como Dr. Hauschka desaconsejan la exfoliación y proponen mascarillas de limpieza que puedes retirar con una muselina como esta de Pai.
Marcas como Dr. Hauschka desaconsejan la exfoliación y proponen mascarillas de limpieza que puedes retirar con una muselina como esta de Pai.

Con la exfoliación, eliminamos las pieles más superficiales y, por tanto, más maduras. Básicamente, tal y como nos cuentan Ana y Sofía, auténticas gurús de la cosmética natural y fundadoras de Cosmethics, lo que hacemos es “retirar la última capa de piel -más curtida- y quedarnos con una que todavía no está destinada a entrar en contacto con el exterior y, por ello, es más suave, más limpia y con un aspecto más delicado”. Resumiendo: una piel más bonita pero también mucho más frágil.

Dos opciones para pieles sensibles: la exfoliación suave con salvado de arroz de Kosé y el gel con alfa hidroxiácidos (los famosos AHA) de Babor.
Dos opciones para pieles sensibles: la exfoliación suave con salvado de arroz de Kosé y el gel con alfa hidroxiácidos (los famosos AHA) de Babor.

Quienes se posicionan en contra de la exfoliación utilizan precisamente ese argumento: la piel que dejamos en contacto con el exterior no está preparada para soportar las agresiones de la radiación solar o la contaminación. En el bando opuesto están los que opinan que mantener estas últimas capas más tiempo del necesario acaba obstruyendo los poros y generando suciedad. Para Cuca Miquel, directora estética de Todo en Belleza, exfoliar es también “una forma de engañar al organismo, recordándole que las células madres deben seguir creando células hijas para mantener la piel joven y luminosa”. Además, “muchas marcas consideran la exfoliación un paso indispensable para la eficacia de sus tratamientos, si no la piel es incapaz de absorber sus activos”, nos explica Margarita Arjona, de Quelque Chose, agencia de comunicación especializada en el sector de la belleza.

En formato gel y con gran concentración de minerales, de Ahava, y la propuesta de Caudalie para todo tipo de pieles.
En formato gel y con gran concentración de minerales, de Ahava, y la propuesta de Caudalie para todo tipo de pieles.

¿En qué quedamos, entonces? Parece que hay una premisa indiscutible (o mejor dos): la exfoliación tiene que ser personalizada y, ante la duda, mejor no hacerla.

Para Cosmethics, la exfoliación ideal se realiza como mucho dos veces a la semana. “A veces exfoliamos en exceso, cuando en realidad lo que la piel necesita es una mascarilla limpiadora”, comentan. Además, mejor por la noche y, en caso de decantarnos por la exfoliación mecánica, con productos que contengan perlas exfoliadoras naturales y lo más redondas posibles, para que no rasquen demasiado la piel y en lugar de mejorar su aspecto provoquen el efecto contrario. En The Secret Lab son más partidarias de la exfoliación química, ya que en ella “se utilizan ácidos (generalmente una combinación de alfa y beta hidroxiácidos) que ayudan a despegar las células muertas de la piel de una manera menos abrasiva e igual de efectiva”.

Gel exfoliante de ducha de L’Occitane y mascarilla peel off de Christina.
Gel exfoliante de ducha de L’Occitane y mascarilla peel off de Christina.
  • Si tienes acné… Un punto muy controvertido. La exfoliación ayuda a abrir los poros y facilita la oxigenación de la piel, pero también puede resultar demasiado abrasiva. ¿Lo mejor? Consultar con un dermatólogo.
  • Olvídate de la exfoliación… Si padeces cuperosis, psoriasis, dermatitis atópica o erupciones. También si vas a exponerte inmediatamente al sol. Y cuidado con zonas particularmente delicadas como el escote.
Exfoliante para labios de Lush y exfoliante de cuero cabelludo anticaspa de Furterer.
Exfoliante para labios de Lush y exfoliante de cuero cabelludo anticaspa de Furterer.
  • Puedes insistir un poco más… En las rodillas, los pies y los codos. Si quieres exfoliar la piel de las piernas, utiliza agua fría y hazlo con movimientos ascendentes para mejorar la circulación sanguínea, como recomienda Christina Zehavi, de Christina Cosmetics.
  • Una curiosidad… Las japonesas incorporan en su ritual de belleza un paso que en Occidente no tenemos”, nos cuenta Margarita de QuelQue Chose. “Utilizan un acondicionador que baja la temperatura de la piel para que penetren los activos del resto de los productos”. Una buena alternativa si tu piel es muy sensible o reactiva.
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio