El origen de la Garden Party, la fiesta más especial de la familia real británica

Fue la reina Victoria la que dio comienzo a esta tradición para acercarse a personas que no forman parte de la corte.

Iván Perlado. 10/05/2023
(Foto: Gtres)

La Garden Party siempre ha sido uno de los acontecimientos señalados en rojo en el calendario oficial de la familia real británica. Se trata de una celebración que comenzó en 1860 y que tradicionalmente reúne en los jardines del Palacio de Buckingham a numerosos invitados.

Esta es la manera que tiene la familia real de agradecer a distintos colectivos el trabajo que realizan por el bien de la sociedad británica. En la misma los invitados tiene la oportunidad de entablar conversación y departir con cercanía con diferentes miembros de la familia real, mientras disfrutan de un té con pastas o pasteles.

Carlos III Garden Party (Foto: Gtres)
Carlos III es ahora el anfitrión de la Garden Party (Foto: Gtres)

La Garden Party se celebra durante varias jornadas

Fue la reina Victoria la que dio comienzo a esta tradición para acercarse a personas que no forman parte de la corte ni del funcionariado de Londres. Miembros de la sociedad civil que durante el último año han destacado por poner en marcha iniciativas de ayuda o apoyo a sus vecinos.

Hasta 30.000 personas han llegado a asistir un mismo año a las diferentes convocatorias de esta Garden Party, en ocasiones hasta tres al mes. La primera velada de 2018 reunió en los jardines de palacio a 8.000 invitados. Hasta el año pasado estuvo dos años sin celebrarse debido a las medidas sanitarias impuestas para contener la pandemia de Covid-19.

Carlos III Garden Party (Foto: Gtres)
El rey junto a Lionel Richie and Lisa Parigi en la primera Garden Party de este año (Foto: Gtres)

Isabel II era la encargada de cuidar los jardines para la celebración de este evento

Una convocatoria a la que no pudo acudir precisamente la reina Isabel II el año pasado, aquejada ya de unos relevantes problemas de movilidad que arrastraba desde el otoño anterior.

Durante setenta años ella fue la anfitriona de estos eventos. Una celebración que suponía un orgullo para ella. Se suele celebrar tradicionalmente en los jardines del Palacio de Buckingham. Un recinto donde la reina ponía especial cuidado en que flores y plantas lucieran sus mejores colores en plena primavera. En ocasiones también se ha celebrado en el Palacio de Holyroodhouse, en Escocia.

Subir arriba
Versión Escritorio