El Papa regala dos fragmentos de la cruz de Jesucristo a Carlos III

El Papa Francisco ha regalado a Carlos III dos fragmentos de madera provenientes de la llamada Cruz Verdadera de Jesucristo.

Iván Perlado. 19/04/2023
(Foto: Gtres)

El cortejo que llevará a Carlos III y su esposa Camilla hacia su coronación estará precedido por un objeto lleno de simbolismo. Se trata de una pequeña cruz elaborada con dos fragmentos de madera provenientes de la cruz utilizada en la crucifixión de Cristo. Un regalo que el Papa Francisco hizo al monarca para celebrar su llegada al trono. Ambas piezas forman de cruz. Una posee 1 cm de tamaño y la otra de 5 mm.

Este símbolo se ha colocado en una pequeña urna circular de cristal que ha sido incluida en la Cruz de Gales. Un regalo de orfebrería de Carlos III a la Iglesia de Gales para celebrar su centenario y que será bendecida este miércoles en un servicio en la Iglesia de la Santísima Trinidad, en Gales del Norte.

Cruz Gales Carlos III  (Foto: Gtres)
Elaborada en plata, la Cruz de Gales incluye la reliquia regalada por el Papa (Foto: Gtres)

La Cruz de Gales y la Cruz de Cristo en el día grande de Carlos III

La Cruz de Gales y el regalo tan especial del Papa Francisco precederán el cortejo previo a la coronación de Carlos III en la Abadía de Westminster el próximo 6 de mayo. Posteriormente, la reliquia quedará expuesta en la catedral para que millones de visitantes puedan acudir a verla.

Su diseñador, Michael Lloyd reconoce que su elaboración no fue sencilla. Se usaron para ello varios lingotes de plata reciclada provenientes la casa de la moneda, la Royal Mint. Su forma actual es fruto de los 267.000 martillazos que fueron necesarios para darle forma.

Cruz Gales Carlos III  (Foto: Gtres)
Esta cruz precederá al cortejo durante la coronación de Carlos III (Foto: Gtres)

Dice la leyenda que la llamada Cruz Verdadera, de donde provienen los dos fragmentos de madera regalados por el Papa, lo encontró Santa Elena, madre de Constantino el Grande, durante su peregrinaje a Tierra Santa alrededor del año 326 d.C. La reliquia ganó protagonismo con el paso de las décadas y sus fragmentos se convirtieron en piezas muy codiciadas.

Subir arriba
Versión Escritorio