Los médicos de Isabel II, preocupados por su salud, la ponen bajo supervisión

Los médicos de Isabel II la vigilan de forma constante desde hace unas horas en Balmoral ante un empeoramiento de su salud.

Iván Perlado. 08/09/2022
(Foto: Gtres)

Isabel II se encuentra bajo supervisión médica constante desde hace unas horas. La salud de la Reina de Inglaterra parece haber empeorado desde el pasado martes, cuando la vimos por última vez en público haciendo oficial el cambio de Gobierno. No suele ser habitual que el Palacio de Buckingham emita notas oficiales al respecto del estado de salud de la Reina. Una de las últimas fue el pasado otoño, coincidiendo con el inicio de los problemas de movilidad que experimentó la monarca. La última, ha sido a media mañana de hoy.

De forma oficial e inusual, Buckingham ha emitido una nota en la que se afirma que «después de una evaluación adicional esta mañana, los médicos de la Reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica».

Isabel II Liz Truss (Foto: Gtres)
Isabel II recibiendo a Liz Truss en la que ha sido su última comparecencia pública hasta el momento (Foto: Gtres)

Ha sido precisamente la Primera Ministra, Liz Truss, la primera en hacer público el sentimiento de preocupación ante el estado de salud de la Reina, aportando algo más de gravedad a lo que no parece un simple resfriado. «Todo el país está profundamente preocupado por las noticias del Palacio de Buckingham a esta hora del almuerzo», dijo Truss en el Parlamento. «Mis pensamientos, y los pensamientos de las personas en todo el Reino Unido, están con Su Majestad la Reina y su familia en este momento», concluyó solemne.

Isabel II (Foto: Gtres)
Algunos medios interpretaron la inusual coloración de la mano de Isabel II con posibles problemas vasculares (Foto: Gtres)

La salud de Isabel II se vigila en Balmoral por un equipo médico

Desde el Palacio de Buckingham aseguran que Isabel II sigue en Balmoral, donde permanece desde principios del pasado agosto. Allí tiene pensado permanecer hasta finales de septiembre dentro de sus vacaciones estivales. Se sabe que el heredero, el príncipe Carlos, la acompaña desde entonces y la visita a diario en su residencia.

Su estado de salud y los problemas de movilidad que padece la obligaron el pasado martes a recibir a Boris Johnson y Liz Truss en Balmoral y no en Londres. Algo inusual en la renovación del gabinete. Se supo después que el ajetreo de ese día elevó el cansancio de la Reina, a la que aconsejaron reposo a sus 96 años. Ayer mismo a última hora, se vio obligada a suspender su presencia por videoconferencia en la reunión de su consejo privado.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE