" "

El divorcio de Haya de Jordania y el emir de Dubái se convierte en el más caro de Reino Unido

Foto: Gtres.

El rocambolesco divorcio de la princesa Haya de Jordania y el emir de Dubái ha llegado a su fin. Tras más de dos años en los que los intentos de secuestro, amenazas, infidelidades y líos diplomáticos han sido los protagonistas, el Tribunal británico ha dictaminado que Haya de Jordania recibirá 554 millones de libras de su ex-marido.

Una cifra valorada en 650 millones de euros, que convierten este divorcio en el más caro de la historia de Reino Unido. A pesar de ello, la princesa no es la beneficiaria de todo el dinero, ya que en esa cifra se incluirían los gastos de seguridad de ella y sus hijos, y la manutención de éstos.

La princesa Haya de Jordania y el emir de Dubái firman el divorcio más caro de Reino Unido

La princesa Haya de Jordania y el emir de Dubái ya están oficialmente divorciados (Foto: Gtres)

La historia de la separación de Haya de Jordania y el emir de Dubái empieza en 2019, cuando la princesa salía huyendo del país junto a sus hijos y 35 millones de euros. Fue hasta Londres, donde tenía pensado pedir el divorcio a su marido. El motivo de su huida fueron las amenazas del emir de Dubái cuando descubrió la infidelidad de ésta con su guardaespaldas de origen británico, Russel Flowers.

Ahora, tras dos años de litigios con los abogados más prestigiosos del mundo, el Tribunal de Reino Unido ha cerrado el divorcio otorgando a la princesa una jugosa indemnización de 650 millones de euros. Además, en el fallo, el juez señala que en el momento de su marcha había “un riesgo claro y omnipresente” para la princesa y sus hijos, y que el jeque “era la principal amenaza para ella”. Unas duras declaraciones que dan la razón a Haya.

La princesa recibirá 650 millones de euros

La princesa Haya salió huyendo con sus dos hijos de Dubái en 2019 (Foto: Gtres)

A pesar del triunfo, la cantidad que recibirá la princesa dista mucho de la que había pedido inicialmente, y que era de 1.640 millones de euros. Sin embargo, de los 650 millones que pagará el jeque, solo 300 serán íntegros para la princesa. De ellos, 25 millones son para compensar las joyas y la ropa de alta costura que se dejó en Dubái tras su huida, 5.8 millones anuales para las vacaciones, y 2.4 millones para reformar la cocina de la casa de Londres en la que reside junto a sus hijos.

El resto del dinero se destinará a sufragar los gastos de la educación de los hijos del matrimonio, su manutención, y un pago de 12 millones de euros anuales de la seguridad de la princesa y los niños, hasta que éstos acaben de estudiar.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad