ÁNGEL CABALLERO: “La vida está para compartirla”

Amalia Enríquez. 04/03/2022
Foto: Moisés Fernández Acosta

Debió quedar tan harto de mis preguntas que la última, esa que siempre dejo a elección del entrevistado, la que le gustaría responder y que no le hice, no la contestó. Ángel Caballero, actor, dramaturgo y empresario, estrena “El último baile de Miss U” en Madrid, la plaza más difícil y temible de todo intérprete.

Es la obra escrita sobre su amiga Amparo Muñoz, que nos dejó hace ahora exactamente diez años. Este homenaje a la mujer española más bella del universo se representa todos los viernes de marzo en el teatro Pavón. A su término, seguirá de gira por provincias, como ha venido haciendo hasta ahora.

The Luxonomist: ¿Qué te da la interpretación que no encuentras en otra actividad de la vida?
Ángel Caballero: Siempre he pensado que la interpretación es como hacer un viaje que te permite salir de tu rutina y abrir tu mente. Dedicarte a una profesión que en la que puedes evadirte durante unas horas y poder jugar a ser otra persona es algo maravilloso. Meterte en la piel de distintos personajes que han vivido otras épocas, situaciones o que tienen una ideología distinta a la tuya, te permite desarrollar una mayor empatía hacia los demás y conocerte mejor como persona.

«Disfruto de cada proceso de mi trabajo»

angel caballero
Foto: Darío Ortega

TL: ¿El escritor y dramaturgo jubilará al actor?
Ángel Caballero: De momento, no. Disfruto con cada uno de los procesos de mi trabajo. Desde la soledad de la escritura hasta el calor que te da el público cuando estás sobre las tablas. Pero también está bien saber que si algún día actuar deja de hacerme feliz, tengo otras opciones.

TL: ¿Cómo es el Ángel empresario?
Ángel Caballero: Es alguien que intenta hacer las cosas como le gustaría que los demás las hicieran con él. Además, tengo dos grandes referentes en mi vida que son mis abuelos. Ambos fueron dos grandes empresarios, dos trabajadores incansables. Me gusta pensar que tengo algo de ellos.

TL: ¿Por qué Amparo Muñoz como centro de tu última aventura?
Ángel Caballero: Porque se lo debía. Amparo tenía una fe ciega en mí, hasta el punto de encargarme que le escribiera una obra de teatro en la que pudiera demostrar la gran actriz que ella sabía que podía ser. Desgraciadamente, nos dejó demasiado pronto y no dio tiempo. Durante la pandemia, cuando me senté a escribir una nueva obra pensé que era el momento de saldar mi deuda con ella a modo de homenaje.

«Amparo Muñoz me enseñó a trabajar frente a la cámara»

TL: ¿Crees que la obra hará justicia a su recuerdo?
AC: La escribí con esa finalidad. Esta función es la obra que me habría gustado escribirle a mi amiga y, al mismo tiempo, está inspirada en algunos momentos de su propia vida. Algunos de esos momentos, curiosamente los más desconocidos, tuve la suerte de compartirlos con ella y es muy bonito poder revivirlos cada noche en el escenario.

TL: ¿Qué lección de vida te dejó como amigo?
AC: Fue mi primer contacto con la profesión. La que me enseñó cómo tenía que trabajar con la cámara y muchas cosas más. Pero yo me quedo con los pequeños detalles. Las confidencias, las risas y lo inmensamente generosa que fue siempre conmigo.

TL: ¿Lo mejor que se te da hacer?
AC: No sé si es lo mejor, pero pongo mucho empeño en ordenar y limpiar bien mi casa. Además, es algo que me relaja.

TL: ¿Quién ha marcado realmente tu vida?
AC: Mi madre, mi abuela y mi pareja.

«Ordenar y limpiar bien mi casa me relaja»

angel caballero
Foto: Moisés Fernández Acosta

TL: ¿Qué te pone de buen humor?
AC: Reencontrarme con los amigos de siempre. En la pandemia he aprendido a valorar aún más esos momentos.

TL: Esa canción con la que, cuando la escuchas, se te mueven los pies sin remisión.
AC: Con Living on a prayer de Bon Jovi salto de la silla al instante.

TL: ¿En qué eras brillante en el colegio?
AC: Lengua y literatura. Cultura clásica e historia. Todo lo que tuviera que ver con las letras.

TL: Esa obra de arte que te gustaría tener expuesta en casa.
AC: People´s flowers de Richard Estes.

TL: ¿Un talento que se te resiste por mucho que lo intentes?
AC: Cantar.

«Me pone de buen humor encontrarme con mis amigos de siempre»

TL: ¿Eres de una mentira piadosa a tiempo?
AC: Si con eso se puede evitar hacer daño a alguien… ¿Por qué no?

TL: ¿Cuál es la compañía perfecta para irte de fiesta?
AC: Entre la pandemia y el trabajo, ya ni recuerdo lo que era salir de fiesta.

TL: ¿Esa palabra que nunca regateas y más usas?
AC: Gracias.

TL: ¿Qué ves cuando te miras al espejo?
AC: Creo que algo muy distinto a lo que la gente se imagina.

TL: ¿Ese bien que más valoras?
AC: Un halcón milenario. Por la persona que me lo regaló.

TL: ¿Qué llevas siempre en los bolsillos?
AC: El teléfono.

TL: ¿La enseñanza que nos deja vivir en pareja?
AC: Que la vida está para compartirla.

«Viviría en alguna comedia romántica como Hotting Hill»

angel caballero
Foto: Darío Ortega

TL: ¿Tu mayor decepción?
AC: No merece que le dedique ni el tiempo de escribir estas líneas.

TL: ¿A quién sigues con interés en las redes sociales?
AC: A mis amigos.

TL: ¿Hay alguna situación en la vida en la que, por algo, te pones pesado?
AC: En el trabajo. Da igual que faceta sea, soy muy perfeccionista.

TL: Una película en la que te gustaría quedarte a vivir.
AC: En alguna comedia romántica, como Notting Hill.

TL: Esa experiencia gastronómica inolvidable.
AC: La pasta al pesto de Belinda Washington.

TL: Sé que han sido muchas pero ¿hay pregunta que no te he hecho y te habría gustado responder?
AC: ¿Un sueño por cumplir? Subirme a las tablas del Teatro Pavón el próximo mes de marzo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio