CARLA NIETO: «Soy como un caballo salvaje que necesita galopar»

Amalia Enríquez. 11/03/2022
Foto: Sergio Lardiez

Es de una belleza serena, reflejo de un carácter dulce en el menudo cuerpo de una mujer con carácter y arrojo. Carla Nieto dejó España en el mejor momento de su carrera porque necesitaba vivir nuevas aventuras. En México encontró más de lo que buscaba porque, al margen de trabajo, descubrió al amor de su vida y tuvo el hijo que siempre había soñado. Hoy ha regresado a nuestro país, donde retomó el trabajo donde lo dejó.

The Luxonomist: ¿Qué te da la interpretación que no encuentras en otra actividad de la vida?
Carla Nieto: La interpretación es mi pasión y mi fuerza. Es por lo que me levanto llena de alegría y fuerza cada día. Otras cosas me hacen muy feliz, pero esta fuerza que me da mi pasión por la interpretación, es comparable a la fuerza que me daba montar a caballo cuando era una niña.

TL: ¿Qué señal definitiva te lleva a cruzar el charco e instalarte en México?
Carla Nieto: Ahora vivo en Madrid. Mi familia y yo hemos puesto base en España, pero estaremos viajando mucho a México para rodar y para ver a la gente que queremos. He vivido allí unos años, de idas y venidas, y México me ha dado cosas increíbles. Cine, buenos proyectos, aventuras y a nivel personal: mi compañero de vida y el hijo más hermoso del universo.

TL: ¿Sentías que en nuestro país no tenías el reconocimiento merecido?
Carla Nieto: Tenía ganas de aventuras y conocer lo desconocido. A veces soy como un caballo salvaje que necesita galopar. Algún amigo me ha dicho que soy un huracán que llega, arrasa y se va. Y así mi vida. Mucha pasión y, a veces, demasiada emoción.

TL: ¿Has descubierto una mujer diferente tras ese cambio de vida?
Carla Nieto: Soy una mujer mucho más empática y despierta desde que en 2012 pisé por primera vez México. Y desde que soy madre es como si viviera en otra dimensión, en la tierra, pero en otro nivel, descubrí emociones que no sabía que existían.

“Desde que soy madre, es como si viviera en otra dimensión”

TL: ¿Cómo es ahora la Carla actriz?
CN: La Carla actriz es ahora mucho más sensible, más empática y mucho más generosa. Mucho más madura y sin tanto miedo. Más ambiciosa creativamente, más tenaz, más fluida.

TL: En tu profesión, ¿quien mejor te entiende es quien comparte pasión por el mismo trabajo?
CN: Sí, mi pareja es actor y entiende perfectamente mis sueños, ilusiones y mi corazón roto por proyectos. Pero tengo la gran suerte de que mis padres me han apoyado, me apoyan y me apoyarán en mis ganas de crear historias. Y mis amigas de mi pueblo, que no se dedican al arte, me reciben con los brazos abiertos siempre que voy. Soy muy muy afortunada.

TL: ¿Has experimentado ya un punto de inflexión que te hace ver todo a través de un crisol diferente?
CN: Sí, es como que la Carla de antes de parir ya no está. Murió una parte de mí metafóricamente y ahora está creciendo otra que todavía no sé muy bien cómo es. Pero ya la empiezo a intuir. Y seremos grandes amigas y aliadas.

TL: ¿Un recuerdo recurrente cuando miras atrás?
CN: Mis domingos galopando por la naturaleza con mi abuelo y haciendo carreras con nuestros caballos. Mi época de ser un alma libre y salvaje rodando por el mundo.

TL: ¿Existe una receta para la felicidad?
CN: No. Para mí es tener la capacidad para luchar por mis sueños, meditar bajo las estrellas y vivir el presente tanto como pueda.

TL: ¿Solo el amor se permite una gran locura?
CN: No, un buen proyecto de interpretación se merece la mayor de las locuras también.

«Soy un huracán que llega, arrasa y se va”

Carla Nieto
Foto: Geraldine Loloutre

TL: El rasgo de tu personalidad que no querrías que heredase nadie.
CN: Mi desorden y mi rigidez mental, a veces, con la vida.

TL: ¿Algún vicio es sano?
CN: No, vicio conlleva una parte muy oscura.

TL: Un placer prohibido que te permites.
CN: Comer pan y todo lo que lleva trigo. No debería porque mi cuerpo no lo absorbe bien, pero no puedo dejarlo del todo, de momento.

TL: Un don que la naturaleza te ha negado.
CN: Cantar bien ¡¡me encantaría!! Lo he hecho en alguna película y ha colado, pero tengo una sensación de hacer tanto el ridículo que parece que me desmayaré.

TL: Esa pregunta incómoda que siempre te hacen.
CN: Cuando me preguntan por algún tema del corazón, que ni me interesa ni sé de qué me hablan.

TL: ¿Qué te intimida hasta el punto de sacarte los colores?
CN: Muchas cosas, soy una persona con ataques de timidez muy fuertes. Pero cada vez menos.

«Quiero sentirme joven y llena de mis ilusiones a cualquier edad»

TL: ¿Un lema vital que lleves por bandera?
CN: Drive fast, be wild, have fun and die young. Es todo metafórico, pero sería algo así para mí como: «Atrévete a vivir lo que quieres, sé salvaje, diviértete y cuando mueras de mayor, sigue sintiéndote joven, no hagas caso a la sociedad».

TL: Ese lugar en el que te encontraría si decidieras perderte.
CN: En una playa de Oaxaca o en cualquier sitio de naturaleza.

TL: ¿Y esa crítica que, por ser verdad, más te ha dolido?
CN: Alguna escena de algunas series que he hecho y no di lo que podía dar. Es doloroso cuando te lo dicen, pero aprendes mucho.

TL: Un propósito que nunca cumples.
CN: Levantarme muy pronto para meditar y empezar el día relajada. No puedo, apuro hasta que tengo que levantarme para rodar o para preparar todo para llevar a mi peque al cole.

TL: Un miedo que no sepas superar.
CN: El miedo a las serpientes.

TL: ¿En qué gastas tus ahorros?
CN: Antes compraba zapatos de tacón, ahora comida sana, libros infantiles, cursos de interpretación y alguna crema para la cara.

«Un buen proyecto de interpretación se merece la mayor de las locuras»

Carla Nieto
Foto: Gtres

TL: ¿Qué te sorprende de la vida?
CN: Que si te apartas un poco de intentar controlar todo pasan cosas increíbles. La vida siempre busca la forma de seguir.

TL: ¿Qué virtud envidias?
CN: Envidio a la gente que es muy ordenada por naturaleza.

TL: ¿Cuál es la mejor forma de dejar huella?
CN: Con mi creatividad.

TL: ¿El calificativo que más te incomoda?
CN: Viejo, joven. No me gusta catalogar a la gente por su edad. La edad es un número que la sociedad ha utilizado para decirnos qué podemos hacer en cada momento de nuestras vidas y carreras. Quiero sentirme joven y llena de mis ilusiones a cualquier edad.

TL: ¿Qué caprichos te permites?
CN: Tener en la cocina tés de mil sabores y comer golosinas en el AVE.

TL: Una pesadilla que no olvidas.
CN: El fascismo. Le tengo mucho miedo.

“La vida siempre busca la forma de seguir”

TL: ¿Una extravagancia que no piensas reprimir?
CN: Decir a la gente me voy un rato a meditar, sea adonde sea, irme y volver.

TL: ¿Qué le agradeces y reprochas a tu físico?
CN: Le agradezco mi cuerpo atlético, mi fuerza, mi belleza… pero unos centímetros de más no hubieran estado nada mal.

TL: Tres calificativos que sinteticen tu pareja ideal.
CN: Confianza, amor, creatividad.

TL: ¿Un truco infalible para conquistar?
CN: La mirada, siempre.

TL: La prenda que no falta en tu maleta cuando sales de viaje.
CN: Vestidos y zapatillas de plataforma.

TL: Han sido muchas, lo sé, pero… ¿hay pregunta que no te he hecho y te habría gustado responder?
CN: ¿Qué le pides al 2022? Que sea muy creativo y fértil interpretativamente, y con mucha salud, amor y comprensión.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE