ELSA ANKA: «2020 fue un freno de mano inquietante y una oportunidad para pensar»

Amalia Enríquez. 11/02/2022

No hace muchos años que nos conocemos pero, como ocurre con la gente especial, parece ya una eternidad. Elsa Anka llegó a mi vida por casualidad y se quedó instalada en ella. Siempre responde a una llamada aunque, a veces, haya que recordárselo porque está a mil cosas. Es tierna, con un corazón tan enorme como su estatura, generosa y me inspira una calma, que ya me gustaría tener en momentos críticos. Así que, ese reencuentro ¡cuando quieras!

The Luxonomist: ¿Qué te da la comunicación que no encuentras en otra actividad de la vida?
Elsa Anka: Precisamente eso, la vida. Me da la vida, me hace feliz profesionalmente.

TL: ¿Hay un secreto para sobrevivir en esta profesión o es cuestión de actitud?
Elsa Anka: La actitud es la llave maestra para caminar por esta profesión, pero sin duda, también lo es para caminar por la vida en general.

TL: ¿Cómo consigue una tímida sobrevivir en una profesión tan expuesta?
Elsa Anka: Precisamente con actitud. Y controlando que mi parte más privada, íntima y personal esté a salvo. Muestras una parte de ti real, pero solo una parte.

TL: ¿La chica insegura se ha quedado atrás?
Elsa Anka: Afortunadamente la edad es un grado. Atrás han quedado muchas inseguridades, aunque otras aún revolotean, sí, pero sin tanto brío ya. Con más calma y con mucha menos preocupación.

“La actitud es la llave maestra para caminar por la vida”

Elsa Anka
Foto: Cristina González

TL: ¿La universidad de la vida ha compensado la que no conociste?
Elsa Anka: Sé que algunas de mis fortalezas no las enseñan en las aulas. Algunas son innatas y otras las he adquirido gracias a la experiencia y a mis inquietudes. La vida es una gran maestra.

TL: ¿Has tenido que pagar algún peaje para estar donde estás?
EA: Pagué peaje al dejar Madrid embarazada de Lidia y quedarme en Barcelona. Siento que hubiera sido diferente si hubiera seguido allí. Había muchas más oportunidades. Y, mira tú por dónde, es ella la que ha acabado instalándose allá. Como cerrar el círculo.

TL: ¿Cómo es la Elsa post pandemia?
EA: Al acabar el confinamiento y a lo largo de 2020, esta Elsa estaba muy sensible, esperanzada y agradecida a pesar de lo vivido. Casi dos años después, esta Elsa empieza a estar cansada, un poquito harta y decepcionada en general.

TL: ¿Qué lectura positiva te ha dejado lo vivido en el último año?
EA: El 2020 me regaló un tiempo precioso para disfrutar de mis hijos de nuevo. Sirvió para saborear los muchos pequeños momentos en los que no reparas en la vorágine de vida en la que estamos inmersos. Echar ese freno de mano al mundo fue inquietante, pero espectacular en muchos aspectos. Debíamos parar y pensar. Y también me dejó reconectar de una manera muy especial con mi madre.

“Aún revolotean algunas inseguridades, pero sin tanto brío”

TL: ¿Estás preparada para que un día te vean solo como “la madre de Lidia Torrent”?
EA: ¡Yo creo que ya casi ha llegado! Para muchas personas lo soy. Me encanta. Estoy orgullosa de mis dos hijos y es un premio todo lo que les haga grandes a ellos.

TL: ¿Lo mejor que se te da hacer?
EA: Empatizar, escuchar, ayudar y… ¡las lentejas! 😊

TL: ¿Quién ha marcado realmente tu vida?
EA: Diría que mi abuela paterna, mi hermana con su partida antes de tiempo, mi padre y, ahora, el aprendizaje que estoy teniendo con mi madre. También siento que me ha marcado gente buena, pero buena de verdad, que se cruza a lo largo del camino para enseñarte lo que toca en ese momento en el que “casualmente” aparecen.

TL: ¿Qué te pone de buen humor?
EA: Un día de sol, el mar, bailar por casa, una llamada de mi hija, una charla distendida con mi hijo a la hora de comer, un “te quiero”, ver sonreír a mi madre…

TL: Esa canción con la que, cuando la escuchas, se te mueven los pies sin remisión.
EA: ¡Muchísimas! Yo me arreglo en el baño cada mañana con música y bailando, te lo prometo. Pop, reguetón, soul, R&B… lo que sea.

“El 2020 me dejó reconectar con mi madre”

elsa anka

TL: ¿En qué eras brillante en el colegio?
EA: Soy de letras y se me daba bien escribir. Mis redacciones me llevaron a ganar algún concurso infantil. Hacer deporte me gustaba, pero entonces era muy descoordinada. También disfrutaba mucho con Historia del Arte.

TL: Esa obra de arte que te gustaría tener expuesta en casa.
EA: Si fuera una escultura, y por fantasear, me pediría la Victoria de Samotracia. Cuando entré en el Louvre la primera vez, fue lo primero que busqué.

TL: ¿Un talento que se te resiste por mucho que lo intentes?
EA: ¡Cantar! Sé que tengo un bloqueo. Y ahora estoy a ver si consigo bailar shuffle, pero se me resiste mucho.

TL: ¿Eres de una mentira piadosa a tiempo?
EA: Aborrezco la mentira, pero si fuera algo muy excepcional y no quedara más remedio, pues sí.

“Algunas de mis fortalezas no las enseñan en las aulas”

TL: ¿Cuál es la compañía perfecta para irte de fiesta?
EA: Soy muy poco fiestera, lo reconozco. Prefiero una buena cena y una buena charla de sobremesa con una copa en compañía de buenas amigas.

TL: ¿Esa palabra que nunca regateas y más usas?
EA: Gracias. Gracias es la palabra mágica. Empiezo a decirla cada mañana nada más abrir el ojo o al salir de casa.

TL: ¿Qué ves cuando te miras al espejo?
EA: Pues a una mujer que reconozco, que acepto, que me gusta cómo ha evolucionado en un porcentaje muy alto y a la que aún le quedan ganas  por descubrir y aprender…

TL: ¿Ese bien que más valoras?
EA: ¡El tiempo! Es un lujo. Y siempre digo que mis hijos son mi tesoro así que ya te lo digo todo.

«A menudo me decepciona el ser humano»

elsa anka
Foto: Cristina González

TL: ¿Qué llevas siempre en los bolsillos?
EA: Procuro que no me falte un bálsamo labial. Costumbre que adquirí cuando viví en Múnich, a varios grados bajo cero, y se cortaba la piel de los labios y del alma, porque soy tremendamente friolera. Y se me quedó ese hábito.

TL: ¿La enseñanza que nos deja vivir en pareja?
EA: ¡Llevaba muchos años sin practicar, viviendo sola! Pero estoy en ello desde hace unos meses. A ver, yo diría que vivir en pareja nos hace poner en práctica a diario el respeto, la admiración, la paciencia, la flexibilidad, la tolerancia, la aceptación, el trabajar la humildad para abandonar el orgullo y el ego… Ya ves, ahí es nada. Facilito.

TL: ¿Tu mayor decepción?
EA: A menudo, el ser humano. No vamos bien.

TL: ¿A quién sigues con interés en las redes sociales?
EA: A gente a la que quiero, a la que admiro, la que me inspira, la que me divierte, la que me informa sin crispación y agresividad. Y últimamente cada vez sigo más a perfiles de dietas keto, cetos y productos naturales, orgánicos, bio, eco…

TL: ¿Hay alguna situación en la vida en la que, por algo, te pones pesada?
EA: Quizás en el respeto a nuestro entorno. He dado la “LATA”, con mayúsculas, a los que me rodean desde hace 25 años para que reciclen, ahorren agua o sean más responsables y respetuosos con el medio ambiente. Antes me llamaban loca (con cariño) y pasaban de mí. El 80% ahora lo entiende y hasta se han puesto en ello seria y conscientemente.

«Me quedaría a vivir en Cinema Paradiso»

TL: Una película en la que te gustaría quedarte a vivir.
EA: Mira, de entre mis favoritas está Cinema Paradiso, El Expreso de Medianoche, El Jardinero Fiel y tantas otras. Pero me pillas ahora que, si tengo que quedarme a vivir en alguna, me pido ser Julia Roberts en Notting Hill. En este momento me siento en modo romántico. De vez en cuando estas comedias van bien para desconectar sin más.

TL: Esa experiencia gastronómica inolvidable…
EA: En Galicia, tu tierra, años antes de manifestarse mi alergia al marisco. No he probado unas cigalas como aquellas. Era muy joven, no recuerdo el nombre del lugar, pero era uno muy sencillo, de los de toda la vida, en un pueblecito…¡qué maravilla!

TL: La pregunta que no te he hecho y te habría gustado responder.
EA: ¿Cuándo nos vemos? ¿Para cuándo un café?

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE