NATALIA DE MOLINA: «El humor es un signo de inteligencia»

Amalia Enríquez. 25/06/2021
Foto: Michael Oats en Espacio Q

‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’ puso a Natalia de Molina en la órbita de la interpretación de élite. Con ella ganó el Goya como actriz revelación. Luego llegó otro “cabezón”, como mejor actriz, por ‘Techo y comida’ y, desde ese momento, esta chica de Linares rompió con la maldición de esa estatuilla, ha trabajado sin descanso y no han dejado de reconocerle su talento. Ahora estrena ‘Operación Camarón’. ¡Una locura!

The Luxonomist: ¿Qué te da la interpretación que no encuentras en otra actividad de a vida?
Natalia de Molina: Me permite ponerme a prueba, jugar, ir más allá, entender las distintas realidades que nos rodean, ayudar… Es la manera que encontré de sobrevivir haciendo algo bonito para el mundo y para mí.

TL: ¿Concibes vivir sin sentido del humor?
Natalia de Molina: No. Para nada. Sería una vida muy triste y amargada. El humor es un signo de inteligencia y una bomba de oxígeno. Sin él… madre mía, esto sería insufrible.

TL: ¿El humor absurdo es un plus?
Natalia de Molina: Cualquier tipo de humor es un plus. Lo que pasa con el absurdo es que es eso, absurdo, surrealista, disparatado… Igual es el humor más vital, el que conecta más con nuestro niño y eso siempre es bien.

TL: ¿Qué tiene Lucy para conquistar a quien la conoce?
Natalia de Molina: Que es tal cual, sin filtro. Es pura. Tiene su carácter y es una tía que se ha construido a sí misma, pero muy noble a la vez. No se achanta ¿sabes? Es una business woman, ella maneja el cotarro y ese tipo de empoderamiento libre, de corazón, atrae mucho. Ella es magnética como una buena base de trap.

“A los premios no hay que darles más relevancia de la que tienen”

Natalia de Molina
Foto: Julio Vergne

TL: ¿Qué te hace diferente para que seas imprescindible?
NdM: Parto de la base de que nadie es imprescindible. ¿Qué me hace diferente? Pues no lo sé, eso habría que preguntárselo a alguien que no sea yo.

TL: ¿Los premios incentivan, presionan, estimulan?
NdM: Un mix de todo, supongo. Para mí es importante no darles más relevancia de la que realmente tienen y saber vivirlos en el momento que toca y por el trabajo que sea.

TL: ¿Hay un recuerdo recurrente cuando miras atrás?
NdM: Me acuerdo mucho del día en que conocí a Natalie Portman. Fue un momento mágico y me sorprendió ver lo dulce y tímida que era. Ese día me lo guardo para mí para siempre.

TL: ¿Existe una receta para la felicidad?
NdM: Si alguien la tiene, por favor, que la patente. (risas)

TL: ¿Solo el amor permite una gran locura?
NdM: ¡Qué va! la vida entera es locura. El amor nos da alas y nos evade más de la mente para hacer cosas que, si las razonáramos, quizás no haríamos ¿no? Pero la vida te puede dar muchas sorpresas sobre ti mismo y la locura es una parte importante de ello.

TL: El rasgo de tu personalidad que no querrías que heredase nadie…
NdM: Soy demasiado sensible, que por un lado está bien pero por otro…

TL: ¿Algún vicio es sano?
NdM: Claro, el de escuchar música y el chocolate.

“No soy nada manitas con las cosas de casa, se me da fatal”

Natalia de Molina
Foto: Michael Oats en Espacio Q

TL: Un placer prohibido que te permites.
NdM: Engancharme a la consola.

TL: Un don que la naturaleza te ha negado…
NdM: No soy nada manitas con las cosas de casa, se me da fatal.

TL: Esa pregunta incómoda que siempre te hacen.
NdM: De buena saga vienes ¿eh? (refiriéndose a la familia Molina).

TL: ¿Qué te intimida hasta el punto de sacarte los colores?
NdM: Que hablen bien de mí conmigo delante.

TL: ¿Un lema vital que lleves por bandera?
NdM: Si tiene que ser, será.

TL: Ese lugar en el que te encontraría si decidieras perderte…
NdM: A ti te lo voy a decir… (risas)

«Si alguien tiene la receta de la felicidad, que la patente»

Natalia de Molina
Foto: Julio Vergne

TL: ¿Esa crítica que, por ser verdad, más te ha dolido?
NdM: No puedes controlarlo todo siempre, Natalia, déjate fluir.

TL: Un propósito que nunca cumples.
NdM: Sacarme el carnet de conducir.

TL: Un miedo que no sepas superar.
NdM: Mi miedo al mar.

TL: ¿Qué te sorprende de la vida?
NdM: Que siempre supera la ficción.

TL: Te dejarías cortar la mano antes de decirme…
NdM: Aprecio mucho mi mano, algo muy gordo tendría que ser.

TL: ¿Qué virtud envidias?
NdM: La confianza.

«No pienso reprimir mi vena otaku»

Natalia de Molina
Foto: Michael Oats en Espacio Q

TL: ¿Cuál es la mejor forma de dejar huella?
NdM: Manchándote de tinta.

TL: ¿El calificativo que más te incomoda?
NdM: Sumisa.

TL: ¿Qué caprichos te permites?
NdM: Todos los que tengan que ver con comer rico.

TL: Una pesadilla que no olvidas.
NdM: La de conducir sin tener ni idea de ello. Es una pesadilla recurrente y lo paso fatal.

TL: ¿Una extravagancia que no piensas reprimir?
NdM: Mi vena otaku.

TL: Tres calificativos que sinteticen tu pareja ideal.
NdM: Leal, honesto y maduro.

TL: ¿Un truco infalible para conquistar?
NdM: Mirar a los ojos.

TL: La prenda que no falta en tu maleta cuando sales de viaje.
NdM: Bragas jajajaja.

TL: ¿Esa pregunta que no te he hecho y que te habría gustado responder?
NdM: ¿Es la realidad una simulación perfecta?

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE