Geena Davis y Reza Jarrahy se divorcian tras cinco años de lucha judicial

La actriz y el cirujano han llegado por fin a un acuerdo del que no se sabe nada concreto, ni tan siquiera sobre la custodia de sus tres hijos.

Josep Sandoval. 07/10/2021
Foto: Gtres

La recordada actriz de Thelma y Louise” Geena Davis (65) y su cuarto esposo, el cirujano plástico pediátrico Reza Jarrahy (50) finalmente han terminado su matrimonio después de 17 años y casi cinco de procedimientos de divorcio. La pareja se separó en el verano de 2017, cuando Davis echó a Jarrahy de su mansión de cinco habitaciones en Pacific Palisades, California. Al parecer Jarrahy quería poner fin al matrimonio de una manera amistosa, dividiendo sus bienes y compartiendo la custodia de sus tres hijos. En concreto de Alizeh (19) y los gemelos Kian y Kalis (17). Pero al parecer la actriz se mostró furiosa y le recomendó que se hiciese abogado, porque como en realidad nunca se casaron legalmente no había nada que repartir.

La separación de Geena Davis y Reza Jarrahy  es confidencial

Los términos de la separación siguen siendo confidenciales, pero parece que todos fueron han sido desfavorables para Reza. Él mismo quiso llegar a un acuerdo «solo para terminar con todo este asunto y quedar liberado de esta pesadilla en que Geena me ha metido«. Se asegura que todo este asunto ha sido devastador para Reza porque desde el primer día se ha sabido que  la prioridades de Geena han sido preservar su estilo de vida y su fortuna por encima de cualquier otra cosa. Una fuente cercana a la pareja segura que se ha gastado más de un millón y medio de dólares entre abogados y otros gastos judiciales. Una cifra  astronómica sólo para que el juez dictamine sobre la validez de su matrimonio.  Toda otra pequeña fortuna que podría  debería haber quedado en  la familia para el futuro de los hijos.

Así han vivido el proceso de divorcio

Todo para indicar que estos honorarios legales llevaron a Reza al borde de la bancarrota, ya que durante meses tuvo que dormir en los sofás de las casas de sus amigos, incluso en su automóvil a veces para poder afrontar los honorarios a su abogado. Con esta manera de vivir Reza no podía tener a sus hijos con él y eso le rompió el corazón. Mientras tanto, Geena Davis seguía viviendo en su mansión de Pacific Palisades con los hijos, ajena al dolor que le estaba causando al marido ya que su estilo de vida no cambió en absoluto.

La actriz de “Ellas dan el golpe” vendió recientemente este domicilio por 5.6 millones de dólares, ninguno de los cuales compartió con su ex debido a su afirmación que hemos contado anteriormente de que la casa era de su propiedad y que no estaban casados. Los términos de custodia de los hijos también se mantienen confidenciales. Todo parece señalar que Geena muestra una y otra vez que detrás de su riqueza y estilo de vida, su siguiente prioridad más importante es su imagen pública.

La boda no oficial de Geena Davis y Reza Jarrahy

De todos modos Davis, quien se casó con Jarrahy en los Hamptons en septiembre de 2001, había testificado anteriormente ante el juez que no creía que alguna vez estuviera legalmente casada con Jarrahy, que solicitó el divorcio en 2018, porque un video de la ceremonia muestra su juramento de amarlo como a su marido hasta la muerte.  Al testificar en el Tribunal Superior de Los Ángeles, la actriz ganadora del Oscar dijo que la ex pareja nunca obtuvo una licencia de matrimonio y quien ofició la ceremonia fue su padre, quien declaró en que no estaba calificado bajo la ley de Nueva York para casar a  la pareja.

Pero el iraní estadounidense Jarrahy insistió en que su padre era un oficiante legal bajo la ley islámica. También se supo que durante las declaraciones del caso, Davis afirmó que le mintió a Oprah Winfrey en una entrevista con ella hablando sobre su matrimonio. Durante el juicio, el abogado de Reza le había preguntado a Davis: “Te jactaste de tu matrimonio con Reza y del gran marido que era, ¿verdad? ¿Le mentiste a Oprah?» Ella respondió: «Sí».

Geena también reconoció haber contratado a un organizador de bodas, un servicio de catering e incluso a un sacerdote católico para que participara en la ceremonia mientras intercambiaban votos y anillos. Además, Davis, que estuvo casada anteriormente con Jeff Goldblum, el director Renny Harlin Richard Emmolo, gerente del restaurante del mismo nombre, declaró en el 2006 que su cuarto matrimonio sería el último. Y, al parecer, se lo había advertido a Reza: “Estás a punto de convertirte en el cuarto marido de alguien. ¿En qué diablos estás pensando?”

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE