El whisky japonés que ganó al escocés

La destilería nipona Suntory Whisky lanza una nueva edición de su estrella, el single malt Yamazaki Sherry Cask 2016. La pasada edición 2013 causó furor. ¿Estará a la altura esta vez?

Paulo Coelho dijo una vez que “el mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños”. Y esto es lo que hizo Shinjiro Torii, soñar. Y este sueño dio lugar al origen del whisky japonés.

Yamazaki, el primer whisky japonés. Puedes comprarlo aquí
Yamazaki, el primer whisky japonés. Puedes comprarlo aquí

En el año 1923 e inspirado por la tradición del whisky escocés, Torii soñó con llegar a crear un whisky que reflejara toda la esencia de la naturaleza japonesa. Para ello, ese mismo año creó la destilería Yamazaki (la más antigua de Japón) y en 1929 comercializó su primer whisky. Hoy en día, Suntory es el whisky más vendido en el país nipón (tan solo de una de sus marcas venden al año más de tres millones de cajas) y posee tres destilerías –Yamazaki, Hakushu e Hibiki-.

Yamazaki Sherry Cask. Un placer para el paladar
Yamazaki Sherry Cask. Un placer para el paladar

La evolución tan positiva de Suntory Whisky culmina con la creación de Beam Suntory Inc. en el año 2014, al unirse el grupo japonés al líder mundial del bourbon, Jim Beam. Esta compañía de bebidas espirituosas es actualmente la tercera más importante del sector, con unas ventas anuales que alcanzan los 4,6 mil millones de dólares (excluyendo impuestos al consumo) y, aparte de sus propias marcas, otras como los whiskys escoceses Teacher’s, Laphroaig y Bowmore, el Canadian Club o el español DYC, junto al tequila Sauza o la ginebra Larios.

4
En nariz, dominan las notas a pasas y golosas

El fundador de la destilería japonesa cumplió sus sueños, pero seguramente nunca esperó llegar tan lejos. Y es que desde el año 2003 Suntory no para de recibir premios. Entre otros, sus whiskys Yamazaki 12 años, Yamazaki 18 años, Hakushu 25 años e Hibiki 21 años han obtenido Medallas de Oro en el International Spirits Challenge (ISC) y han sido nombrados Destilería del Año durante varios años consecutivos.

Mejor Whisky del Mundo: YAMAZAKI SHERRY CASK 2013
Mejor Whisky del Mundo: YAMAZAKI SHERRY CASK 2013

El colofón fue cuando el pasado año nombraron Mejor Whisky del Mundo al YAMAZAKI SHERRY CASK 2013 en la Jim Murray’s Whisky Bible. Este premio generó gran polémica en el sector, debido a que los cinco primeros puestos en esta categoría lo ocupaban siempre grandes whiskys escoceses y, en la pasada edición, 2015 el primer puesto lo ocupó un whisky  japonés y los cuatro siguientes bourbons americanos. El mundo está cambiando y los escoceses tiemblan por ello.

3
En boca, es una verdadera explosión

Mientras, en Suntory Whisky disfrutan de su éxito y acaban de presentar en España la nueva edición del single malt YAMAZAKI SHERRY CASK 2016, el cual se espera que esté a la altura de su predecesor. Se caracteriza por ser un single malt criado en barricas, que anteriormente (durante 3 años) contuvieron vino de Jerez.  En la destilería japonesa Suntory siempre existió la tradición de emplear este tipo de barricas, y a su Master Blender, Shinji Fukuyo, le gusta supervisar desde la elección del roble español con el que se fabricarán las barricas hasta la maduración de Oloroso que contendrán.

Este whisky es más marrón debido a su conservación en barricas de Jerez
Este whisky es más marrón debido a su conservación en barricas de Jerez

Tras una compleja y delicada elaboración que acaba al lograr un perfecto equilibrio entre la malta de Yamazaki y la barrica de Jerez, se obtiene un whisky no apto para principiantes, ya que YAMAZAKI SHERRY CASK 2016 es un whisky de gran complejidad, aunque sutil y refinado.

Se trata de un whisky para degustar solo o, como mucho, con agua
Se trata de un whisky para degustar solo o, como mucho, con agua
  • Su color es marrón oscuro, mucho más que otros whiskys. Hay que entender que el color se lo da la crianza en barrica, y se debe al tiempo de crianza, al tostado y calidad de la barrica, y no a que contuvieran Jerez antes.
  • En nariz es muy intenso, con mucha riqueza aromática. Domina las notas a pasas y golosas. Cacao, tomate seco.
  • En boca es una verdadera explosión. Mezcla de cacao y café con frutos secos. Muy sabroso y agridulce. Persiste en la boca durante un buen rato.
Keita Minari (Brand Manager de Suntory)
Keita Minari (Brand Manager de Suntory)

A diferencia de otras veces en las que animo a perder el miedo a combinar bebidas Premium, YAMAZAKI SHERRY CASK 2016 es un whisky para disfrutar solo, con hielo o, como mucho, con agua. Perfecto para meditar, para relajarse y disfrutar. En Europa podrá encontrarse en cinco países, vendiendo en cada uno tan sólo 200 unidades a un precio estimado de 300 euros la botella.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE