Lo que más preocupa a padres y niños en la vuelta al cole

Los niños tienen miedo de ser rechazados mientras que a los padres les preocupa la falta de tiempo, así como la sobrecarga mental y psicológica que supone.

Patricia Peyró. 06/09/2022
Foto Unsplash @element5digital

Entre esta semana y la siguiente se va a producir en nuestro país la vuelta al cole. Un evento con nombres y apellidos que supone el adiós al verano, a las vacaciones y al tiempo libre. Aunque en casi todas las familias ya se ha producido un proceso de preparación mental y logística, no deja de suponer una nueva etapa. Como tal, puede despertar cierta ansiedad tanto en los niños como en los progenitores. Descubre cuáles son esos motivos de preocupación más frecuentes en niños y adultos a la hora de volver a las aulas.

Con la vuelta al cole habrá algunas lagrimillas, pero también cierta ilusión en casi todos los niños. El colegio les supone su principal fuente de amigos y diversión. El tema académico ya les importa menos. Sin lugar a dudas, el asunto social va a ser la principal causa de ansiedad o temor en referencia a este retorno. Por su parte, los padres podrán “aparcar” a los hijos en un entorno seguro y de aprendizaje, lo cual siempre es un alivio.

Vuelta al cole (Foto: Piqsels)
La vuelta al cole supone un cambio y por tanto, un reto, para toda la familia: padres e hijos (Foto: Piqsels)

Muchos padres se sienten sobrepasados por la cantidad de cuestiones relacionadas con el colegio

Sin embargo, a la vez, se verán obligados a atender otro montón de cosas en relación a las demandas del niño y del colegio. Agenda, deberes, reuniones con el profesor, supervisión de las tareas… En este sentido, muchos padres se verán sobrepasados por la cantidad de eventos y cuestiones que tienen que resolver alrededor del colegio y las actividades extraescolares.

Todas ellas demandan en muchas ocasiones un tiempo y dedicación que no siempre tienen. Algo que va en detrimento de su propia salud mental y la de toda la familia. En este escenario, en las familias debemos hacer un esfuerzo por reajustarnos a la “nueva situación” que se presenta cada año con la vuelta al cole.  Y en la medida en que conozcamos nuestras vulnerabilidades y fortalezas nos irá mejor a todos.

Vuelta al cole (Foto: Piqsels)
Las ansiedades de los padres y los hijos respecto a la vuelta de septiembre son muy diferentes (Foto: Piqsels)

Los principales miedos relacionados con la vuelta al cole en los niños

Los niños, al igual que los adultos, sienten ansiedad ante la incertidumbre de lo que sucederá ante escenarios nuevos. El comienzo de curso presenta todos los ingredientes para hacerlos pensar en posibles situaciones adversas. Por ejemplo, el miedo al fracaso social o académico se disparan. Además puede surgir también el miedo a padecer el rechazo de otros niños o incluso el bullying, sobre todo si se produce un cambio de colegio.

Los cambios con la vuelta al cole son inevitables, de hecho. Incluso si se permanece en el mismo centro escolar, siempre habrá alguna novedad: nuevos compañeros, amigos que se han ido, profesores desconocidos… Y si bien muchos niños recibirán con los brazos abiertos todos esos cambios, otros aprovecharán para ponérselo difícil a los niños nuevos y dejarlos de lado. Podrán infundir rumores sobre ellos y fomentar de este modo su aislamiento en su recién estrenado entorno escolar. Hablar de este tema en casa será muy importante para evitar también que nuestro hijo sea esa mala figura universal del niño acosador o, lo que es lo mismo: el abusón de la clase.

Vuelta al cole (Foto: Piqsels)
Las familias notan que necesitan más ayuda para enfrentar los problemas de salud mental que surgen durante todo el curso (Foto: Piqsels)

Ayuda a tu hijo a adaptarse a la vuelta al cole

Sentir cierta ansiedad es perfectamente normal, ya que responde a una necesidad biológica de adaptación. En este sentido, los niños necesitan un entorno en el que se sientan seguros. Esto se consigue a base de crear rutinas y de anticipar los cambios que están por venir, para que no les pille de sorpresa. En general, ayudarles en su transición psicológica y física para la vuelta al cole será suficiente para que, en pocas semanas, se adapten a la nueva realidad de su rutina.

Sólo en cuando observemos estrés agudo deberemos preocuparnos. Para el caso de los niños con claro miedo anticipatorio o ansiedad ante los cambios, como pueda suponer el de la vuelta al cole, la mejor vacuna va a ser mantener con ellos una comunicación fluida en la que se sientan en confianza para expresar sus inquietudes.

Vuelta al cole (Foto: Piqsels)
Los niños tienen miedo a ser rechazados, pero igualmente deben aprender a no rechazar a otros niños a través del diálogo con los padres (Foto: Piqsels)

Estos son los miedos relacionados con la vuelta al cole para los padres

Para los padres, el retomar la rutina del colegio y del trabajo tampoco sale gratis. Al margen de la dolorosa cuesta de septiembre (que también), para estos también supone todo un reto. El primero de ellos es en relación con la salud mental, la gran invisible de la ecuación según los expertos en psicología infanto-juvenil, pero en el fondo la verdadera asignatura pendiente cuando se terminan las vacaciones.

Esto se desprende del estudio de Top Doctors Vuelta al Cole 2022, en el que hasta el 92 % de los encuestados denuncian que sienten que necesitarían dedicar más tiempo y esfuerzo a la salud mental en etapas escolares. Afortunadamente, la sociedad ya está alzando la voz para reclamar la atención por la salud mental. A pesar de ser tan necesaria, continúa estando rodeada de estigmas y tabúes que tienden a hacernos ocultar los problemas y cualquier atisbo de trastorno de salud mental.

Vuelta al cole (Foto: Piqsels)
Las exigencias del curso académico muchas veces desbordan a los padres por la falta de tiempo (Foto: Piqsels)

Por otra parte, de la encuesta a padres se deriva que «lo que más más les cuesta a ellos son las largas jornadas laborales con poco tiempo familiar (62%), recuperar los horarios (62%), lograr establecer las rutinas de tareas y deberes (76%) y no poder compatibilizar bien horario escolar y laboral (57%)». Por último, el estudio observa también algunas diferencias en cuanto a las preocupaciones surgidas en relación a la edad de sus hijos:

  • Cuando los niños se encuentran en Educación Infantil, la principal preocupación de los progenitores se centra en los horarios de sueño, seguido por la separación del niño.
  • Cuando los niños están en Primaria, a los padres comienzan a preocuparles la rutina de tareas y deberes, puesto que los niños aún no cuentan con el hábito de estudio y continúan siendo muy dependientes.
  • En cursos superiores, como ESO y Bachillerato, lo que más preocupa es la desintoxicación de pantallas y redes sociales, pero también la sobrecarga lectiva y de actividades extraescolares.
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio