El secreto escondido bajo un amasijo de hierros

RM Sotheby´s saca a subasta una auténtica chatarra que tras su recuperación tendrá un valor incalculable.

Alicia Martín. 20/06/2023
(Foto: Ferrari)

Podría formar parte del paisaje de cualquier desguace, pero la realidad es que será subastado por Sotheby’s. De hecho, parece un enorme amasijo de hierros azotados por el fuego, pero el ojo experto encontrará una auténtica joya del automovilismo: un Ferrari 500 Mondial Spider Pininfarina de 1954.

La exclusividad de este coche radica en que, pese a haber estado escondido durante mucho tiempo, tiene la historia suficiente para justificar una restauración cuidadosa que le devuelva su esplendor original. El chasis número 0406 MD indica que es el segundo Mondial construido y uno de los 13 ejemplares de la primera serie Spider de Pininfarina.

(Foto: Cortesía de RM Sotheby's)
Ferrari 500 Mondial Spider Serie I por Pininfarina Darin Schnabel (Foto: Cortesía de RM Sotheby’s)

Sólo se hizo un número muy limitado de este modelo Ferrari

Este Ferrari se ensambló durante marzo de 1954 y se terminó con pintura ‘Rosso Corsa’ sobre un interior de vinilo beige. Al mes siguiente, Enzo Ferrari vendió el coche a Franco Cornacchia, el concesionario de coches deportivos con sede en Milán que también dirigía la Scuderia Guastalla, uno de los equipos de carreras privados más importantes de la región.

De ahí dio el salto a las carreras y Franco Cortese se puso al volante, lo que da aún más importancia al hallazgo pues fue un piloto particularmente importante para la marca durante sus primeros años. Pilotó el primer Ferrari construido para la primera victoria de la factoría de Maranello. Su victoria en el Gran Premio de Roma de 1947.

(Foto: Cortesía de RM Sotheby's)
Chasis 0406 MD con Benzoni al volante en el Trofeo Bruno e Fofi Vigorelli de Monza, marzo de 1956 (Foto: Cortesía de RM Sotheby’s)

El 0406 MD necesitará una restauración integral

Tras varias ventas, el 500 Mondial llegó a Estados Unidos en 1958, donde fue pasando de mano en mano, -incluso cambiaron en 1963 el motor Ferrari de cuatro cilindros por un V8 americano-, hasta que en algún momento que no se ha podido determinar, alrededor de 1965, se estrelló y ardió en llamas.

Sin embargo, los más entusiastas saben que su importancia histórica, su magnífica estética y el enérgico rendimiento que consiguió con los cuatro cilindros en línea, por lo que el 500 Mondial es un verdadero artículo de coleccionista.

Es innegable que el 0406 MD requerirá una restauración integral y un buen puñado de dinero para devolver el coche a sus días de gloria, pero el futuro comprador que pueda pujar por él y se atreva a llevar a cabo esta obra titánica, podría tener un garaje una de las grandes joyas del automovilismo mundial.

Subir arriba
Versión Escritorio