El bólido de Paul Walker en ‘Fast & Furious 4’ se vende por una millonada

El famoso deportivo azul que conducía el actor se ha subastado en la casa Bonhams.

Alicia Martín. 09/05/2023
(Foto: Bonhams)

El Nissan Skyline GT-R azul eléctrico que conducía el fallecido Paul Walker en Fast & Furious 4 se ha convertido en un icono de la franquicia y también del cine de acción. Un coche que acaba de encontrar nuevo dueño porque la casa de subastas Bonhams acaba de venderlo durante un evento celebrado en Bruselas, Bélgica, por un precio millonario.

Este icónico coche era el bólido que conducía Brian O’Conner (Paul Walker) en la cinta. Aunque no protagonizó las principales escenas de acción de la cinta para evitar daños, sí que estuvo presente en gran parte del rodaje.

Nissan Skyline GT-R (Foto: Bonhams)
(Foto: Bonhams)

El Nissan Skyline GT-R se utilizó en el rodaje de Fast & Furious 4

De hecho, las secuencias de acción, incluida la explosión del automóvil en una bola de fuego, fueron realizadas por seis réplicas de Skyline, de los cuales cuatro eran modelos GT-T con tracción trasera sin turbo.

Esto ha hecho que se convierta en objeto de culto para los amantes de los coches. Es además uno de los vehículos más caros vendidos en una subasta. En concreto, el afortunado se lo llevó por o 1,36 millones de dólares (1,24 millones de euros).

Nissan Skyline GT-R (Foto: Bonhams)
(Foto: Bonhams)

Un bólido mítico y personalizado

El coche fue personalizado exclusivamente por Daryl Alison de Kaizo Industries, según las especificaciones personales del propio Paul Walker, que incluyó la instalación de una jaula antivuelco personalizada y asientos de carreras, que permanecen en la posición que dejó el actor. Además, se agregó un intercooler Turbonetics al motor biturbo de seis cilindros en línea de 2.6 litros, combinado con una transmisión manual de seis velocidades.

En cuanto al exterior, pidió que se cambiara el color de las luces antiniebla traseras. Se quitaron los vinilos y otras decoraciones del automóvil, destacando las líneas limpias y clásicas del modelo y se modificaron las ruedas y el escape. De esta forma, Walker diseñó un coche único que se ha convertido en un referente de los amantes del cine de acción y velocidad. Ahora duerme en el garaje de su nuevo propietario.

Subir arriba
Versión Escritorio