La historia del emblema que Ferdinand Porsche nunca vio en sus coches

Ferdinand Porsche no llegó a ver en ninguno de sus modelos el emblema actual de la marca que fundó junto a su hijo en 1931.

Iván Perlado. 16/08/2022
(Foto: Porsche)

Ferdinand Porsche y su hijo Ferdinand Anton Ernst decidieron crear la célebre compañía que lleva su apellido en 1931. Lo hicieron en la localidad alemana de Stuttgart. Ferdinand tenía 56 años y su hijo 22. Ingeniero y diseñador se pusieron manos a la obra tras pasar exitosamente por Mercedes o DaimlerLa marca ganó prestigio durante las siguientes décadas, pero no fue hasta 1952 cuando acuñó en sus vehículos el emblema reconocible que se mantiene en la actualidad. Pocos meses después del fallecimiento de Ferdinand Porsche.

Así empezó todo

Todo surgió de un encuentro entre el hijo de Ferdinand Porsche, al que todos conocían coloquialmente como Ferry Porsche con el entonces importador para Estados Unidos Max Hoffman. Ambos decidieron crear un logotipo a modo de sello de calidad para el modelo 356.

Porsche emblema (Foto: Porsche)
El emblema de la marca es inconfundible y ha sufrido muy pocas variaciones desde su creación (Foto: Porsche)

El emblema de Porsche reúne artesanía y tradición

Los encargados de crear el emblema fueron curiosamente dos empleados de la marca. El entonces jefe de publicidad Herrmann Lapper y el carrocero Franz Xaver Reimspiess. Ambos presentaron un diseño que se ha mantenido hasta hoy sin apenas variaciones.

Se dice que Reimspiess ya había creado en 1936 el logotipo de Volkswagen, así que sobre esa base, trabajaron en un diseño que aunara dinamismo, raíces y calidad.

Porsche emblema (Foto: Porsche)
El emblema de Porsche nace en 1952 (Foto: Piqsels)

Tres partes definidas

El resultado fue un emblema compuesto por tres patrones. El primero es el nombre de la empresa, situado en la parte superior de una silueta que parece un escudo heráldico. En el centro del escudo dorado aparece representado el caballo rampante de Stuttgart y el nombre de la ciudad.

El conjunto se rodea con los colores regionales rojo y negro y las astas estilizadas tomadas del escudo de Württemberg-Hohenzollern. A modo de cubierta protectora se arquea sobre el conjunto el nombre de Porsche como elemento unificador.​

Porsche emblema (Foto: Porsche)
Cada una de las insignias recibe un trato personal y artesano (Foto: Porsche)

Cada uno de los emblemas se elabora a mano bajo planchas talladas por grabadores profesionales. Los pernos que sujetan los emblemas a los vehículos son soldados a mano en la parte posterior y cada uno de los emblemas recibe un baño para galvanizarlos. El esmalte rojo y negro de los escudos está pintado a mano.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE