¡Recuperemos la corbata!

En los últimos tiempos hemos visto a muchos políticos en camiseta y vaqueros. Es hora de darles una lección de buen vestir.

Paco Cecilio. 07/09/2016

La corbata nunca debe considerarse un asunto menor. Hoy en día se ha perdido la esencia de este complemento en el ámbito laboral, pero también en otro, en el panorama político actual, hecho que desde La Escuela del Buen Vestir nos preocupa.

La famosa corbata roja de Pedro Sánchez
La famosa corbata roja de Pedro Sánchez

La irrupción en el mapa político de nuevas fuerzas ha traído frescura, transparencia, regeneración y el fin del bipartidismo, pero también un deterioro en la imagen de los nuevos representantes elegidos por la ciudadanía. Hasta ahora podíamos ver en el Congreso de los Diputados a parlamentarios con chaqueta y sin corbata. Su ideología les hacía acudir así vestidos, pero desde hace seis meses, el asunto ha ido a más. Estamos viendo en ayuntamientos, comunidades y Congreso a miembros electos en camiseta, vaqueros e incluso alguno en sudadera.

El estilo de Pablo Iglesias ha dado mucho que hablar
El estilo de Pablo Iglesias ha dado mucho que hablar

En su día el ministro socialista Miguel Sebastián decidió quitarse la corbata recibiendo la reprimenda de su compañero de partido y presidente en su momento del Congreso. Aquello fue una revolución en el vestuario de nuestros diputados, pero lo visto últimamente en la Cámara deja al ministro en un paradigma de la elegancia.

Hasta Obama se ha dejado la corbata en casa en alguna ocasión
Hasta Obama se ha dejado la corbata en casa en alguna ocasión

Desde nuestra Escuela del Buen Vestir reivindicamos la elegancia y el saber estar de la posición que ocupan. Creemos que no es buena imagen para la marca España en el exterior unos representantes así vestidos. Si buscamos fortalecer la imagen de España ante inversores extranjeros que quieran apostar por nuestro país, crear puestos de trabajo, riqueza, prosperidad… necesitamos cuidar la imagen. Difícilmente negociarán en traje y corbata con dirigentes políticos en vaqueros y sudadera.

Muchos políticos apuestan por no llevar corbata en actos públicos
Muchos políticos apuestan por no llevar corbata en actos públicos

Recuperemos el buen vestir y también la corbata, cuyo papel es adornar un conjunto construido con esmero y elegancia. Como consejos a la hora de llevarla:

  • La corbata debe medir entre 1,3 y 1,5 metros y una anchura entre 5 y 8 cm.
  • Para elaborar el nudo, tengamos en cuenta el cuello de la camisa y que su largo debe descansar sobre la parte superior del cinturón.
  • El grosor de la corbata va en consonancia con el patrón de la americana. Cuando el patrón es slim-fit y solapa estrecha, el grosor de la corbata oscila entre 5 y 6 cm. Por el contrario, cuando el patrón es regular-fit, el grosor de la corbata oscila entre 7 y 8 cm.
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio