Letizia se salta el protocolo

Los reyes acudieron ayer a la inauguración de la Feria Internacional de Turismo, FITUR, donde doña Letizia no cumplió del todo con la agenda prevista...

Icono de fecha 18 Ene 2018 Icono de autor Aurelio Manzano
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

La agenda de la Casa Real es muy apretada y cada movimiento de los reyes está muy medido. Sobre todo los que tienen lugar en lugares públicos, actos multitudinarios, etc. Así, aunque pueda parecer fortuito, el recorrido realizado por sus majestades en eventos como FITUR está pactado de antemano y los stands visitados lo saben con mucho tiempo de antelación. Así no hay sorpresas y el dispositivo de seguridad puede efectuar de forma precisa su trabajo horas antes del comienzo del evento.

No obstante, hay ocasiones en las que los reyes pueden saltarse el protocolo y detenerse en algún stand no previsto a priori, haciendo caso a una decisión propia que puede obedecer a muchas razones. Esto fue precisamente lo que ocurrió ayer durante la inauguración de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), a la que, como cada año desde que son reyes, acudieron don Felipe y doña Letizia.

Doña Letizia se acercó a saludar a las personas del stand de Tailandia

Esta ‘alteración de la agenda’ sucedió cuando doña Letizia se detuvo en el stand de Tailandia, país con el que el que la Familia Real mantiene una buena relación, para recibir unas cartulinas donde se podían leer los nombres de los miembros de la familia (Felipe, Letizia, Leonor y Sofía) en tailandés. Sin duda, un gesto de cariño y respeto por parte de los visitantes asiáticos que agradó mucho a la asturiana. Este presente se sumó a los hermosos abanicos del stand de Japón, sí previsto en el recorrido, entregados de manera muy entrañable.

Y es que este año se cumple el 150 aniversario de las relaciones diplomáticas entre nuestro país y el del Sol Naciente, en el que el turismo, la cultura, el deporte y la moda son protagonistas. El establecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales entre España y Japón se remonta al 12 de noviembre de 1868, cuando se firmó el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre ambos países.

Los reyes recibieron unos hermosos abanicos del stand de Japón

Desde entonces se ha mantenido una magnífica relación entre ambos, cada vez más estrecha y dinámica, acrecentada por una gran amistad entre ambas casas reales y un aumento de visitantes entre uno y otro país que pone de manifiesto el interés cultural, lingüístico y turístico de ambas sociedades.

Letizia con chaqueta Hugo Boss, pendientes de Mango y zapatos con un toque rockero

El look de Letizia, foco de halagos y críticas
En el terreno menos diplomático y a pesar de que doña Letizia siempre ha manifestado que preferiría que se hablara más de su trabajo y menos de sus estilismos, su look volvió a convertirse en el protagonista del día. Escogió una chaqueta en color nude y negro de Hugo Boss combinada con una camisa blanca ribeteada en negro de la misma firma y un pantalón de corte sastre en color negro.

En cuanto a los zapatos, apostó por unos salones de tacón midi de piel negra adornados con unas vistosas tachuelas doradas y pulsera cruzada de Inditex, muy parecidos a un modelo de Gucci. Además, en lugar de llevar alguna de las joyas de pasar, que es lo que todo el mundo espera ver, se decantó por  unos pendientes de cuerno dorados de Mango de 9,90 euros.

La reina con sus looks en FITUR desde 2015 a 2018 (de drcha a izda)

El atuendo resultaba algo soso y distaba mucho del escogido el año pasado para la misma cita, que llamaba en exceso la atención. En 2017 lució un pantalón corsario en color berenjena, botas cortas de tacón granny, blusa en tono rosa empolvado y abrigo corto en tonos pasteles. El año anterior, mucho más sobria, combinó un traje de chaqueta y pantalón azul marino con camisa blanca, todo de Hugo Boss.

letizia
Leti b
Leti a
letiziadelpozo
Meghan y Harry ya tienen peli sobre su historia de amor
La nueva Amaia Montero y otros famosos que han ganado a la báscula