Cultura

Los perros más famosos del arte contemporáneo

Además del famoso Puppy del Guggeheim bilbaíno hay más interpretaciones, verdaderamente artísticas, de perros y gatos.

La presencia de animales de todo tipo y condición en las obras de arte a lo largo de la historia es constante en todos los continentes de nuestro planeta. Actualmente, los animales en general continúan siendo fuente de inspiración para los artistas contemporáneos, principalmente en escultura, fotografía y pintura. Los perros y gatos en el arte no son una excepción.

perros y gatos en el arte b
Puppy, la escultura de Jeff Koons, tan reconocible en el Museo Guggenheim de Bilbao

Dejando de lado la gran cantidad de insectos y reptiles, así como su diferente interpretación (véase la araña Mamá de Louise Bourgeois del exterior del Guggenheim de Bilbao), me centraré en perros y gatos. Entre ellos, se consideran de lo más ‘in’ las esculturas de Felipao y los diferentes modelos del perro de Stéphane Bolongaro que tanto gustan al Príncipe Alberto de Mónaco. A mí personalmente también me resultan bastante interesantes los perros que crea Igor Verniy.

perros y gatos en el arte d
Lump tutti frutti de Felipao

Felipao: Desde aquí mi agradecimiento a que este alto ejecutivo tuviera la enorme valentía de dedicarse al arte. Pop total, colores a raudales, sus frenchies customizados… ¡Me encantan! Conoce muy bien el mercado y tiene un gusto exquisito.

perros y gatos en el arte e
Dibujo de Lump de Picasso

Su última obra es la interpretación de Lump, el teckel de Picasso, su perro favorito, el que incluso dio origen a un libro de fotografías de David Duncan Douglas que fue quien se lo regaló. Felipao ha hecho ejemplares de Lump en resina, pintados a mano y también tiene una serie cuyo protagonista es Kat, un gatito muy mono. Lo puedes adquirir por 120€ en su web, como gran parte de su obra.

perros y gatos en el arte f
Stéphane Bolongaro. Totor versión perro y gato jugando con el escultor en el paseo de Paillon en Niza.

Stéphane Bolongaro: Creador del perro Totor, un Jack Russel -como el que tenía su madre- que está de pie, en poliéster blanco con color en la zona de los ojos, las manos y/o los pies que posa en actitudes “humanas”, con las manos o piernas cruzados, saludando o apoyado en algún lugar. Totor también tiene una versión en gato. Bolongaro tiene un estilo muy descomplicado, simpático, positivo con cierto aire pop.

Aquí puedes ver un vídeo sobre Totor embarcando de camino a Miami desde Niza. Bolongaro tiene una relación especial con esta ciudad que tan importante feria de arte contemporáneo -a nivel mundial- organiza cada año, el alcalde de Miami estuvo entre los invitados a la exposición que se organizó en Monte Carlo, cuyo anfitrión fue el Prínicipe Alberto (gran fan de su obra), en el Museo del Automóvil y donde Bolongaro expuso 30 obras el pasado marzo de 2017.

perros y gatos en el arte g
Perro de Igor Verniy

Igor Verniy: Este artista ruso hace esculturas de animales con materiales que recicla a partir de metal de piezas de coches, partes de relojes, encendedores, electrodomésticos, y consigue que algo en apariencia tan rígido se convierta en aves, peces, mariposas, patos, tortugas y perros con movimiento propio en cada una de sus esculturas. Estas esculturas que algunos han calificado de cyberpunk, están altamente articuladas, lo que permite poner a cada uno de estos animalitos en diferentes posiciones.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies