Cosmética

Este champú sí sube al avión

Hoy os presentamos champús sólidos: prácticos, naturales, ecológicos y sorprendentes.

Ana Fernández Regal. 30/04/2015
Solid Shampoo, Lush. Make clic to buy
Champú
Champú sólido Lush. Haz clic para comprar

La ducha: ese momento en el que se te ocurren grandes ideas… que luego se te olvidan. Pues ahí va una idea genial que no se quedará en la jabonera. Los champús sólidos. Prácticos, naturales, ecológicos y sorprendentes. Y encima duran un montón.

Un invento para la cabeza que salió hace ya más de 20 años de la de una de las co-fundadoras de la marca inglesa Lush. “Mo Constantine creó el primer champú sólido por azar”, explica a The Luxonomist Gloria Pavía, directora de Comunicación y RRPP de Lush España. “Una idea que patentó y que resume perfectamente todos los valores de nuestra marca”. De hecho, para Lush los champús sólidos son auténticos héroes: “Una sola pastilla de nuestros champús sólidos equivale a tres botes de champú, imagina la cantidad de plástico y transportes que ahorramos. La mejor forma de cuidar la naturaleza es no generar residuos”.

Los champús sólidos de Lush llevan muy poca cantidad de agua y no tienen conservantes. Te resultarán muy prácticos en el gimnasio y el aeropuerto si no quieres facturar. ¿Quieres saber cuál es el que mejor te va? “Más que recomendar un champú en función del tipo de cabello, lo hacemos según sus ingredientes y beneficios”, explica Gloria. “Por ejemplo, si lo que buscas es volumen, Seanik es perfecto. Está hecho con sal, algas y limón. Si lo quieres es un pelo muy brillante, prueba Brazilliant, con naranja fresca. New es nuestro champú sólido más vendido; tiene canela, clavo y ortiga y previene la caída del cabello”.

Jabón
Jabón fino de Lavanda, Los jabones de Mi Mujer. Haz clic para comprar

Jabón para el pelo
Y de la campiña inglesa viajamos hasta la sierra de Guadarrama. Algunos de Los jabones de Mi Mujer han sido formulados para cuidar, además de la piel del cuerpo, el cuero cabelludo y el pelo. Amelia Pérez, alma de este precioso proyecto de jabones naturales hechos a mano, habla con entusiasmo de sus ventajas: “Un champú convencional tiene alrededor de treinta compuestos químicos, muy agresivos para el cuero cabelludo. En nuestro jabón de romero, por ejemplo, solo hay cinco, y todos son naturales”. Amelia empezó a elaborar jabones porque su piel sensible se irritaba con los productos que encontraba en el mercado. “Todos los jabones que salen del taller calman la piel inflamada y descamada. Y no solo mejora los picores del cuero cabelludo; el pelo se ensucia menos, se regenera y brilla más”.

Según cuenta Amelia, “los champús convencionales utilizan parafinas que crean una película sobre pelo, taponándolo. El pelo no respira ni se hidrata”. Por eso, antes de empezar a utilizar un jabón natural como champú, recomienda eliminar esta capa con una solución de agua y bicarbonato sódico. “Frota bien el cuero cabelludo antes de aclarar, con eso librarás a tu pelo de todas las impurezas”. Una vez hecho esto, ya puedes empezar a usar el jabón natural, al tercer lavado empezarás a ver los resultados. “Si te tiñes el pelo, no olvides repetir el proceso cada vez que te apliques el tinte”, recuerda.

Jabón
Jabón fino de Caléndula, Los jabones de Mi Mujer. Haz clic para comprarlo

Como en el caso de Lush, la duración del producto es otra ventaja, ya que una pastilla de 100 g de Los jabones de mi mujer dura alrededor de un mes. Solo tienes que dejar que se seque en una jabonera que drene bien, colocada, por ejemplo, sobre una base de piedritas. Estos son los jabones que recomienda Amelia según los distintos tipos de cabello:

  • Si tu pelo es graso, prueba el jabón de romero. El romero es antiséptico, estimulante y astringente. Este jabón fortalece el cuero cabelludo, evitando la caída del cabello. También lo nutre y le da elasticidad.
  • El jabón de caléndula está indicado para todo tipo de cabellos. Regula la seborrea del cuero cabelludo y lo nutre. Ejerce sobre la piel una acción cicatrizante, antiinflamatoria y desintoxicante.
  • En cabellos muy rizados, tipo afro, el jabón de argán y el de cera de abeja crean una película protectora natural que suaviza muchísimo el pelo. El aceite de argán está compuesto de ácidos grasos esenciales, además de vitamina  E, por lo que da fuerza y brillo al cabello.
  • El jabón de zanahoria y neroli es tan suave que resulta ideal para quitar la costra láctea que se forma en la piel de algunos bebés.
Champú sólido
Champú sólido de Isangs Hair & Body. Haz clic para comprarlo

¿Cómo lo uso? Como todo, tiene su truco. Éstas son las técnicas que nos propone Sundra Essien, de la marca danesa Isangs Hair & Body:

  • Si tienes el pelo corto o es muy voluminoso, tipo afro, frota la pastilla de champú sobre el pelo con una mano mientras trabajas para conseguir una espuma rica con la otra.
  • Otro modo de aplicar el champú es deslizar la pastilla a lo largo de todo el cabello antes de trabajar sobre el pelo con las dos manos para conseguir una deliciosa espuma.
  • ¿Llevas trencitas largas? Haz una especie de sándwich con las palmas de las manos, la pastilla de jabón y las trenzas.
  • Si no te gusta que la pastilla toque directamente tu pelo, crea primero espuma en las manos y aplícatela después sobre el cabello.
  • Algunas personas apilan todo el pelo en la parte superior de la cabeza y luego frotan la pastilla sobre el pelo recogido hasta que consiguen mucha espuma.

Los champús sólidos de Isangs Hair & Body están hechos con ingredientes totalmente naturales, sin perfumes ni conservantes. Con ellos, no necesitarás acondicionador, ya que son altamente hidratantes. Sundra recomienda finalizar el lavado con un poco de vinagre para cerrar las cutículas y conseguir un buen aclarado.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies