Economía

Airbus mantiene el tipo a pesar de las dudas en el sector

Airbus se ha resentido de un clima de mayor incertidumbre, derivado de la persistencia de las tensiones comerciales y la subida del crudo, pero es pronto para conclusiones.

Tras un inicio de año sobresaliente (+31% vs ES50 hasta máximos de abril), las dificultades para alcanzar un acuerdo comercial entre China y EE.UU. y las dudas sobre el crecimiento mundial han frenado al valor que cae un -5% en absoluto desde entonces. Airbus cotiza ahora a un PER’19e de 19x, ligeramente sobre su media histórica, pero por debajo de las >21x a las que cotizaba en buena parte de 2017 y 2018. Más allá de la incertidumbre generada por las tensiones comerciales, pensamos que mientras Airbus siga mostrando el delivery operativo positivo que esperamos, esto irá reflejándose en el valor.

Gracias la buena marcha de sus principales programas de aviación (A320 y A350), donde ya ha realizado las principales inversiones, 2019 supondrá el inicio de un ciclo muy favorable de generación de caja en sus principales programas y que supondrá una aceleración del FCF yield hasta el 10% en 2023e (vs 4% en 2018). Desde los actuales niveles de cotización, seguimos viendo un potencial atractivo (+11%), tras revisar nuestro P.O. un +16% hasta los 132 euros/acc. por la buena evolución vista los programas de Aviación comercial (86% EBIT). Esto supone un PER’19e implícito de 22x y de 19x en 2020.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Airbus (@airbus) el

Airbus no muestra agotamiento en su cartera de pedidos

Las previsiones de crecimiento del sector apuestan por una moderación en línea con lo esperado (+6% de previsión de la IATA en 2019 vs 6,5% en 2018) y no pensamos que las buenas perspectivas de largo plazo estén en riesgo. Es cierto que la evolución de pedidos (67 vs 136 en 2018) y cancelaciones (125 vs 50 en 2018) se ha resentido de un clima de mayor incertidumbre, derivado de la persistencia de las tensiones comerciales y la subida del crudo, pero es pronto para conclusiones. Además, una cartera de pedidos de c. 8 años de producción blinda su futuro próximo, y las tendencias de fondo siguen favoreciendo un mercado que ha demostrado superar con rapidez las caídas de crecimiento.

Adicionalmente para Airbus, el potencial conflicto entre EE.UU. y Europa en relación a las ayudas de los Gobiernos a los programas de aviación, así como la pospuesta resolución del Brexit, pueden pesar en el corto plazo, pero son conocidos y en ambos casos contemplamos una salida negociada.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Airbus (@airbus) el

En este escenario, nuestras estimaciones de basan en supuestos prudentes sobre la evolución de los principales programas de la compañía. Así para el A320 (>90% del EBIT ajustado) asumimos una producción de 63 unidades/mes en 2021 (+5% vs actuales y en línea con el guidance de Airbus), que incrementamos hasta 67 unidades en 2022 y recurrencia. Las buenas perspectivas de dominio del mercado (55% de cuota), afianzadas más si cabe por las incidencias del MAX 737 de Boeing, y un entorno de “demanda fuerte”, en palabras de la compañía, nos llevan a mantener este crecimiento que aún está por debajo de las 70 unidades que ambiciona Airbus.

Respecto al A350, la fuerte competencia nos lleva a asumir un -20% de descuento frente a la rentabilidad que espera la compañía. De alcanzar ambos objetivos, nuestro P.O. se incrementaría un +6%. Con todo, hemos revisado el EBIT ajustado’19 del Grupo un +9,6%, hasta los 6.709 M euros, un+15% vs 2018 (vs+14% consenso), cumpliendo así con su guidance para 2019. Para el periodo 19/23, la revisión del EBIT es un +7%, donde el grueso de la misma recae en Aviación comercial (86% EBIT; +11% vs antes), por las mejores perspectivas en los principales programas comentadas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Airbus (@airbus) el

Disclosure: El periodo al que se refiere la recomendación se establece en un año. La recomendación está basada en hipótesis razonables sobre diversas variables en la fecha de publicación. La evolución posterior de alguna de esas variables (como por ejemplo: cambios sobrevenidos en tipos de interés, tipos de cambio, precios de materias primas, y otras variables que pueden ser tanto específicas de la compañía, como generales de su sector), podría motivar un cambio de recomendación mediante un nuevo informe de análisis. Las recomendaciones de la Dirección de Análisis de Banco de Sabadell, S.A. son comprar, vender y bajo revisión. La recomendación de comprar se emite para aquellas compañías en las que la Dirección de Análisis de Banco de Sabadell, S.A. espera una evolución mejor a la del mercado (referencia Ibex35 e Índice General de la Bolsa de Madrid para las compañías españolas; referencia Eurostoxx50 para las compañías de la zona Euro), mientras que las de vender se emiten para aquellas compañías en las que la Dirección de Análisis de Banco de Sabadell, S.A. espera una evolución peor a la del mercado de referencia. La recomendación de BAJO REVISIÓN se emite para aquellas compañías en las que la Dirección de Análisis de Banco de Sabadell, S.A. está analizando posibles cambios en las estimaciones o valoración tras algún hecho relevante que haga posible ese análisis detallado. El presente informe ha sido preparado por la Dirección de Análisis de Banco de Sabadell, S.A., basado en información pública disponible.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies