Fashion

Las chaquetas también son para el verano

Para combatir el fresco de una noche de verano puedes utilizar una americana, una chaqueta con tejidos como lino y con una hechura desestructurada con mangas más estrechas y talle corto.

Paco Cecilio. 17/07/2019

El invierno más cálido y seco cada año hace que la americana sea usada como prenda de abrigo. Prácticamente, no se usa abrigo, la chaqueta hace esa función. Este hecho hace que la prenda haya ganado mucho protagonismo. Se luce mucho más y deja al descubierto todas sus virtudes.

De igual modo, los veranos tan cálidos limitan mucho el uso de la chaqueta. Se usa más en las noches que durante el día. Los rigores del calor seco y abrasivo hace prescindible la prenda hasta la puesta del sol. La variedad de tejidos y hechuras ha crecido mucho en los últimos años. Hace años el lino sólo se usaba en julio y agosto, ahora es normal verlo en marzo y abril. Aunque para hacer más fácil su venta, se mezcla con algodón.

En las noches de verano, las chaquetas tipo americana son muy útiles. Ahora se comercializan blazers de lino que nos ayudan a resguardarnos del fresco del verano (Fotos: @andresvelencoso)

La americana es la chaqueta perfecta para las noches frescas de verano

Los colores alegres no son exclusivos de camisas, polos y pantalones. De la misma forma, los estampados son más atrevidos pudiéndose ver dos o más colores. Antiguamente, los estampados y colores hablaban de la época. Se diferenciaban claramente cuando hablábamos de verano e invierno. Actualmente, si no fuera por las hechuras nos costaría distinguirlos. Ahora son más entalladas. No pesan, no llevan entretelas ni hombreras. Son desestructuradas. Son más cortas de talle y mangas más estrechas.

Las chaquetas de verano suelen distinguirse por los colores, estampados y sus hechuras, ya que son más desestructuradas, cortas de talle y de manga más estrecha

Para el verano opta por una americana con color

El vestir casual hace que la americana no sea perfecta en sus líneas frente a las de invierno que son mucho más formales. El calor hace que frecuentemente la usemos desabrochada. Se pone y quita varias veces al día permitiéndose llevar con ciertas arrugas. Casi todas van con medio forro, e incluso algunas sin él.

Lo más importante es la homogeneidad en su uso. Si optamos por americana muy informal y casual, los pantalones y calzado serán igual. Sin embargo, si la elección es americana muy construida, el pantalón será de lana fría y zapatos de cordón o hebilla.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies