Gastro

El maridaje perfecto del champagne y las tapas

Muchas veces, asociamos el champagne a comidas muy sofisticadas con mucho glamour y con locales de alto relieve, una idea muy extendida con la que debemos acabar.

Si queremos, siempre hay algo que celebrar. El champagne ha sido el vino de celebración por excelencia en todo el planeta. Una victoria, un cumpleaños, un matrimonio, un buen negocio, unas buenas notas, un reencuentro… todas ellas, son situaciones en las que descorchar una botella del delicioso espumoso francés es parte de esa algarabía que se comparte en un sonoro brindis con la copa en alto.

Mas allá, de las celebraciones, el champagne, el vino más universal, es compañero de viaje de las más exquisitas mesas de todo el mundo. Por su precio, muchas veces, se asocia a la más alta de las gastronomías y solo a ciertos locales galardonados con Estrellas Michelín u otros reconocimientos. Pero ¿Has probado una copa de champagne con una ensaladilla rusa?

Normalmente tendemos a asociar el champagne con la alta gastronomía y grandes y lujosos eventos, sin embargo es una bebida que combina a la perfección con muchos alimentos

Muy pocas veces habrás combinado este espumoso con comida, pero ¿por qué no hacerlo?

Algunos sí, pero la mayoría, no. Caviar y champagne, sí. Croquetas y champagne ¿no? ¿Por qué? Pues no sé. Ciertas asociaciones parece que vengan de “serie” y no es así. El Comité du Champagne y su Bureau en España está lanzando una serie de acciones dedicadas a desmitificar ciertas cosas, como por ejemplo que, el champagne y las tapas no van unidas.

El Comité du Champagne y su Bureau en España se han propuesto acabar con los mitos atribuidos al champagne, como la idea de que el champagne y las tapas no pueden combinarse

¡Qué gran error pensar eso! El champagne, como vino espumoso, tiene la maravillosa peculiaridad de ser un gran conductor de los sabores, gracias al carbónico propio de la segunda fermentación del método champenoise. La enorme variedad de champagnes y la enorme gama de aromas hacen del champagne un vino que “va prácticamente con todo”.

Carles Gaig y Kiko Arza se suman a esta iniciativa y lanzan una mezcla de champagne con diferentes tapas tradicionales, creando una sinfonía de sabores y sensaciones

La mezcla de tapas tradicionales y champagne es una de las sensaciones más deliciosas que podrás probar

El gran Carles Gaig en Barcelona y su sumiller, Kiko Arza, dan buena cuenta de ello y presentan sin rubor una mezcolanza de tapas de autor y tradicionales con maridajes con champagne en una sinfonía de sabores y sensaciones deliciosas y cargadas de sentido, cosa que hoy en día hace mucha falta ya que llaman maridaje a cualquier cosa.

Y podremos pensar que no deja de ser un icono de la gastronomía, pero, ¿que tal si te vas a tu local de tapas favorito y pides una copa, o mejor, una botella de tu champagne preferido y disfrutas de unas anchoas, un plato de jamón ibérico, unos calamares a la romana o unos callos? Seguro que te vas a llevar una más que grata sorpresa y el champagne se va a convertir en tu acompañante de tapeo de cabecera.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies