Belleza

Las cirugías plásticas más demandadas en la época invernal

Aprovechar los meses de invierno para pasar por el quirófano hará que te recuperes más fácilmente y puedas lucir en el verano un aspecto inmejorable.

Julio Puig. 08/01/2020

Pese a que no existe una época del año específica para realizarse intervenciones o tratamientos estéticos, sí que podemos afirmar que el invierno es un buen período para pasar por el quirófano.

Hay que tener en cuenta que, durante esta época del año, la exposición solar es mucho menor que en otras estaciones, lo que ayuda a la cicatrización y a curar las heridas. Además, la ropa holgada que se emplea en invierno ayuda a ocultar los vendajes, los moretones y las cicatrices, así como llevar fajas de mantenimiento postoperatorias y vendajes compresivos sin tanta incomodidad. Otro punto interesante es que la lejanía de los meses de verano permite recuperarse tranquilamente y poder lucir radiante de cara al verano.

Aprovechar los meses de invierno para pasar por el quirófano te permite recuperarte mejor, evitar el calor y la exposición al sol

Rinoplastia

Arreglarse la nariz en Navidad suele ser recomendable ya que, al tratarse de una intervención facial, es necesario evitar la exposición solar que puede conllevar la pigmentación de las cicatrices, un daño fácilmente evitable en los meses invernales.

La rinoplastia o cirugía de la nariz tiene como objetivo mejorar la armonía facial y la forma, es decir, la apariencia y proporciones de la nariz. Pero su objetivo no es siempre estético, la rinoplastia también puede realizarse para solucionar cualquier tipo de deformidad o lesión fruto de algún accidente o para corregir dificultades respiratorias.

Con la rinoplastia puedes mejorar el aspecto y forma de tu nariz, o corregir cualquier deformación

Intervenciones de pecho

Las intervenciones de pecho requieren de un periodo de recuperación más o menos prolongado. Tras una elevación, aumento o reducción mamaria, los pechos necesitan de un tiempo para adaptarse a su nueva posición. Además, la paciente debe llevar vendajes y sujetadores de curación durante la fase de postoperatorio, prendas cuyo uso es mucho más agradable en invierno.

La lejanía de los meses de verano, como hemos comentado anteriormente, es una las razones fundamentales que hacen que las intervenciones de pecho aumenten durante las vacaciones de Navidad.

Para lucir un pecho perfecto en verano, lo mejor es operarse en invierno, ya que el cuerpo podrá adaptarse mejor a su nueva posición

Liposucción

Con la liposucción se eliminan las células grasas de glúteos, caderas, muslos, abdomen… que no desaparecen ni con la dieta ni con el ejercicio físico. La grasa se elimina aspirándola mediante finas cánulas que se introducen a partir de pequeñas incisiones que se realizan en la zona a tratar.

Habitualmente, el número de liposucciones aumenta en invierno, ya que tras la intervención los pacientes deben llevar prendas compresivas para controlar la inflamación y reducir los hematomas. Estas prendas resultan muy incómodas de llevar en verano, ya que provocan sudoración y calor.

Las liposucciones obligan a llevar en el postoperatorio unas fajas compresivas que en verano pueden aumentar la sensación de calor

Rellenos con ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en el cuerpo. Fruto del envejecimiento va disminuyendo su presencia en el organismo, produciendo pérdida de firmeza y de elasticidad en la piel.

Los rellenos con ácido hialurónico se inyectan directamente en la zona a tratar (labios, pómulos, mejillas…), permitiendo recuperar el volumen perdido, rellenando las arrugas, y reparando las depresiones faciales. Son un tratamiento muy demandado en Navidad ya que los resultados son inmediatos. Ahora bien, los rellenos con ácido hialurónico tienen efectos temporales. Si el paciente desea un procedimiento permanente deberá optar por un lifting quirúrgico.

Una de las intervenciones más habituales es el relleno de ácido hialurónico, un tratamiento que nos ayuda a recuperar la firmeza y elasticidad de la piel

Botox

La toxina botulínica es otro de los tratamientos estrella en Navidad. A diferencia del ácido hialurónico, el botox  actúa sobre los músculos, reduciendo su movimiento, atenuando las arrugas de expresión. Sus resultados también son inmediatos. Es un tratamiento que funciona mucho mejor si se aplica de manera preventiva.

Mesoterapia

Consiste en la inyección de sustancias activas y medicamentos en la capa media de la piel o en el tejido graso que se encuentra debajo de ella, con el objetivo de revitalizar, rejuvenecer y tonificar el cutis, además de mejorar la apariencia de las arrugas.

Los medicamentos se inyectan a nivel superficial (3 o 4 mm) con micro pinchazos. No es un tratamiento doloroso, ya que a ese nivel de superficialidad no se tiene tanta sensibilidad.

Otras de las intervenciones más típicas son el bótox, que nos ayuda a reducir las arrugas, y la mesoterapia, un tratamiento que revitaliza y rejuvenece el cutis

Hilos tensores

Los hilos tensores son suturas diseñadas para implantarse en la parte profunda de la piel, es decir, en los tejidos hipodérmicos. Son el tratamiento ideal para elevar y restaurar los contornos de las estructuras faciales sin necesidad de cirugía. Permiten elevar y reposicionar las áreas que presentan una caída gravitatoria de los tejidos.

*Para saber más, consulta en Drpuig.com

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies